10 ene 2022

Robotrix (Nu ji xie ren)

 

Un día, los ejecutivos de Golden Harvest se preguntaron: "¿Cómo podemos competir con los efectos especiales de The Terminator y Robocop para hacer nuestra propia versión?" La respuesta al parecer era muy sencilla: robots sexys y exagerada acción de artes marciales. Así, más o menos, fue cómo se concibió el clásico de culto Robotrix (Nu ji xie ren, 1991), cuando le encargaron al director Jamie Luk hacer una película que copiara el clásico de James Cameron y el de Paul Verhoeven y que fuera Categoría III (la categoría para mayores de 18 años en Hong Kong). En otras palabras, añadirle muchas dosis de sexo y violencia.

La película nos introduce en un mundo en el que los países compiten por vender los robots más modernos y fuertes, con un aspecto de seres humanos que recuerda a los replicantes. El malvado doctor Ryuichi Yamamoto (Chung Lam) decide transferir su consciencia a la de un poderoso robot (Billy Chow), porque al parecer solo se puede transferir una mente a un cuerpo robot cuando el cuerpo humano está muerto (?). Yamamoto decide entonces secuestrar el hijo de un poderoso jeque, mientras deja a su paso un rastro de prostitutas muertas. Entra en escena la doctora Sara (Siu-dan Hui) que, junto a su ayudante la androide Anna (Amy Yip), transfieren la consciencia de la recientemente fallecida agente Linda (Chikako Aoyama) a una réplica robótica de su cuerpo. Las tres, junto al prometido de Linda el también policía Joe Chow (David Wu), encabezan el escuadrón que debe daba dar caza a Yamamoto.

Robotrix se ha convertido en un título clásico dentro de la Categoría III. El delirante argumento, las escenas violentas seguidas de momentos propios de una comedia ligera y los frecuentes desnudos convierten esta película en algo memorable. Hay dos escenas de violaciones a cargo del malvado robot Yamamoto que son tremendamente brutales, pero también son tan exageradas y pasadas de vueltas que, aunque de obvio mal gusto, no son realísticamente salvajes como las que se puede uno encontrar en una rape & revenge, pero igualmente chirrían cuando aparecen al lado de momentos cómicos a lo Esteso y Pajares. Pero lo que destaca más en Robotrix, siendo está una película de la era dorada del cine de acción de Hong Kong, son las coreografías y la violencia de tebeo como la gloriosa decapitación mediante maleta de mimbre.

El mayor reclamo del film cuando se estrenó era el doble protagonismo de Amy Yip, una estrella de la Categoría III, y la bella Chikako Aoyama. Pero hoy día lo que más destaca de esta película es lo loca y desenfrenada que es. Robotrix está ahora disponible en Blu-ray en una edición sin censurar, ideal para dejarse seducir por esta joya del exceso en celuloide.

0 comentarios:

Publicar un comentario