13 may 2022

Mutación asesina (The Borrower)

 

La década de los 90 del siglo XX no tiene muy buena reputación en lo que se refiere al cine de terror. Parece que el género estaba muerto durante gran parte de la década, pero, a pesar de su mala fama, todavía se estrenaban buenas películas y rarezas como Mutación asesina (The Borrower, John McNaughton, 1991).

Por sus terribles y monstruosos crímenes, a una criatura alienígena se le impone el peor castigo imaginable: ser desterrado a la Tierra. Se le muta el cuerpo para que adapte forma humana, pero la mutación no es totalmente efectiva: la cabeza explota al poco de llegar al planeta y el cuerpo vuelve a retomar su forma original hasta que se detiene el proceso insertando una nueva cabeza, que el extraterrestre arranca sin muchos miramientos del cuerpo más cercano. La inspectora Diana Pierce (Rae Dawn Chong) será la encargada de investigar los bizarros asesinatos del apodado "cazacabezas".

John McNaughton debutó a lo grande con Henry, retrato de un asesino en serie (Henry: Portrait of a Serial Killer, 1986). La película no ha perdido un ápice de fuerza desde que se estrenó, sigue siendo una de las mejores películas jamás rodadas sobre un asesino en serie. Recientemente la volví a ver debido a la nueva edición limitada que ha editado Arrow Video, y me sorprendió que también es una película bastante divertida. Como La matanza de Texas (The Texas Chain Saw Massacre, Tobe Hooper, 1974), resulta tan brutal y oscura la primera vez que se ve, que el impacto hace que uno no se percate del humor presente en la cinta. Así que, en perspectiva, no resulta tan sorprendente el cambio de registro entre Henry y la siguiente película de John McNaughton, Mutación asesina. El segundo trabajo de McNaughton como director se orienta hacia la comedia, negra pero igualmente comedia, con una historia que mezcla libremente ciencia ficción y terror.

The Borrower es algo irregular desde un punto de vista narrativo. Posiblemente debido a que fue una producción muy complicada. Originalmente producida por Atlantic Releasing, los ejecutivos de esta compañía le complicaron mucho las cosas a McNaughton. La intrusión de estos ejecutivos llegaron al extremo de provocar que el primer director de fotografía, Julio Macat, fuera despedido y que el experto en efectos especiales de maquillaje Kevin Yagher abandonara el proyecto. El bajo presupuesto también hizo que se tuviera que repensar toda la película, con un final más simple que el original tiroteo en una nave espacial para la que no había dinero. Pero mientras se encontraban rodando, Atlantic se hundió, debido a la larga serie de fracasos que habían estrenado, y McNaughton pudo concluir el rodaje a su aire sin la intervención del estudio. La parte negativa es que The Borrower se quedó sin compañía que la distribuyera y se pasó un tiempo acumulando polvo. Finalmente, fue editada en video donde poco a poco se fue convirtiendo en una cinta de culto.

Fue en las estanterías de un Blockbuster, ya extinto, donde descubrí esta película. Poco recordaba de ella, pero al volver a ver Henry me entraron ganas de repasar otra vez Mutación asesina. En su día seguramente no me impresionara demasiado, ya que había otras películas de criminales extraterrestres perseguidos por policías más "normales" como Dark Angel: Ángel de la muerte (Dark Angel aka I Come in Peace, Craig R. Baxley, 1989) que eran más de mi gusto (que conste que me sigue gustando Dark Angel). Pero en la actualidad, los toques bizarros y el humor negro del film los aprecio mucho más. No es una película para todos los gustos ni perfecta, como ya he mencionado es algo irregular, pero sus virtudes pesan más que sus defectos, especialmente cuando mezcla géneros y tono. Hoy en día es bastante fácil de encontrar, barata en blu-ray si bien solo en zona A, por lo que os invito a juzgarla por vosotros mismos.

0 comentarios:

Publicar un comentario