21 feb. 2018

Hardware, programado para matar (Hardware)

 
Voy a ser completamente sincero: la primera vez que vi Hardware, programado para matar (Hardware, Richard Stanley, 1990) no me gustó. La alquilé en vídeo a principios de los 90 del siglo XX, esperando algo más en la vena de Terminator (The Terminator, James Cameron, 1984), pero el film de Richard Stanley no podía ser más diferente del clásico de James Cameron, de ahí mi decepción. Además, la vi en la versión censurada que originalmente circuló por España, lo cual tampoco ayudó a que la viera con buenos ojos, las partes jugosas habían sido cortadas. Sin embargo, pasado el tiempo, una vez mis gustos maduraron un poco más y mi educación cultural seguía ampliándose, empecé a apreciar mejor Hardware. También ayudó ver la versión sin censurar con toda la sangre y la violencia restaurada, si vamos a ser completamente sinceros.

En la edición limitada en Blu-ray alemana de Hardware, compuesta de cuatro discos (uno de ellos la banda sonora), se incluye el cómic que sirvió de inspiración a la película. Aunque está en alemán, claro, no es difícil de seguir, ya que se trata de una historia corta publicada dentro del magazine 2000AD, que se puede leer en inglés aquí Creada por Steve MacManus y Kevin O'Neill, fue una sorpresa descubrir que Hardware estaba basada en esta historia ya que no aparece en los títulos de crédito ni Richard Stanley lo menciona en ninguna entrevista, a pesar de las obvias similitudes y elementos que parecen sacados de la historia. Stanley también (re)utiliza elementos propios, ya que los personajes protagonistas ya aparecieron en su mediometraje Incidents in an Expanding Universe (1985), aunque este se trate más de una especie de drama de ciencia ficción mientras que Hardware es una historia que mezcla terror y ciencia ficción (el mediometraje también está incluído en esta edición alemana).

Aunque tal vez sería mejor decir que es una película de terror ambientada en un escenario propio de la ciencia ficción. Su historia en bastante sencilla: Moses Baxter (Dylan McDermott) compra unos misteriosos restos metálicos para su novia Jill (Stacey Travis). Jill es una artista que se dedica a hacer esculturas metálicas, así que los restos le resultan muy útiles e inspiradores. El problema es que esos restos son de los de M.A.R.K.-13, un modelo de robot militar mortífero, que cuando logra reactivarse atrapa a Jill en su apartamento. El robot mata a todo aquel que entra, mientras Jill intenta escapar con vida.

La sencillez de la historia permite a Stanley trabajar el desarrollo de los personajes y la creación de una atmósfera claustrofóbica. Con muy pocos medios, el director crea una estética cyberpunk muy lograda, dándole autenticidad a esta historia de robot asesino. Una estética que también comparte algunos elementos con su película posterior El demonio del desierto (Dust Devil, 1992).

Aunque no fue un gran éxito de taquilla, la película funcionó bastante bien y dio bastantes beneficios, con el tiempo se acabó convirtiendo en un film de culto. Stanley lleva años intentando rodar una secuela. Lamentablemente, la propiedad de los derechos de la película parece ser que es una pesadilla burocrática que ha impedido que la secuela se haga.

Para mí es una película que ha ido ganando con los años, como ya he dicho. Su estética, su atmósfera, sus personajes (incluido el robot asesino), todo contribuye a que Hardware sea un gran ejemplo de terror artístico.


6 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

A ver si algún día, el amigo Charlie Brooker se anima y hace un remake en forma de episodio para Black Mirror jaja Aunque ahora que lo pienso, en cierta forma ya lo ha hecho (me refiero al episodio titulado Metalhead)

Menudo temazo suena durante los créditos finales.
https://www.youtube.com/watch?v=Isy86dpWCDo

Raúl Calvo dijo...

A mí lo que me gustaría es que la segunda parte se pudiese hacer. Stanley tiene el guion publicado en su web.

El tema este es muy pegadizo, Stanley comenta en una de las entrevistas o el comentario que ya lo había escuchado antes, por eso lo incluye en la peli. Se identifica tanto con la peli que, en la edición limitada alemana que menciono, en la tapa de la caja se lee this is what you want this is what you get.

victor dijo...

A mi me gusta mucho esta peli................
Un saludo

Raúl Calvo dijo...

Entonces te recomiendo ir a la página web de Richard Stanley para encontrar la secuela.

victor dijo...

Esta subtitulada?

Raúl Calvo dijo...

No, es el guion en inglés. Todavía no ha podido rodarla.

Publicar un comentario