31 dic. 2018

Kólobos: El último suspiro (Kolobos)


Finaliza el año con una estupenda noticia (para mí): Arrow Video ha anunciado que editará en Blu-ray Kólobos: El último suspiro (Kolobos, Daniel Liatowitsch, David Todd Ocvirk, 1999). Noticia que me llenó de súbita nostalgia y placer, ya que fue uno de mis últimos descubrimientos en vídeo.

Kolobos fue una película que me gustó mucho cuando la vi en su momento, sin embargo, nunca la tuve en DVD. Con el tiempo se me olvidaría debido a la novedad del formato y tener una larga lista de títulos que tenían prioridad. Tras el anuncio de su próxima edición en Blu-ray la repasé desempolvando la cinta VHS en que la tenía grabada, lo que ha sido todo un shock, ya que hacía un millón de años que no veía una película en vídeo, excepto cuando quise comentar Trans-Gen: Los genes de la muerte (The Kindred, Stephen Carpenter y Jeffrey Obrow, 1987), otro clásico que debería ser editado ya en Blu-ray/DVD. La calidad de la imagen, el sonido enlatado, el doblaje... Acostumbrado a las virtudes de los nuevos formatos, me ha asombrado lo que teníamos por gran calidad no hace tanto. A pesar de todo, volver a ver Kolobos, incluso en estas pésimas condiciones, ha sido todo un placer y aumenta mis ganas de que llegue el 11 marzo de 2019, que es cuando sale a la venta.

La historia arranca cuando se descubre a una misteriosa joven herida y es llevada a un hospital. La chica ve extrañas y breves imágenes, recuerdos de lo que le ha pasado, hasta que empieza a recordar claramente lo sucedido. Así descubrimos lo que les sucede a Kyra (Amy Weber), a Tom (Donny Terranova), a Erica (Nichole Pelerine), a Gary (John Fairlie) y a Tina (Promise LaMarco). Todos ellos participan en un experimento social: deben vivir encerrados en una casa llena de cámaras que les graban en todo momento. Una casa que, demasiado tarde, descubren que está llena de trampas y cuenta también con la presencia de un misterioso asesino sin cara.

Como veis, la película sigue la moda de la segunda oleada slasher, que se encontraba ya en las últimas, y le incorpora diversos elementos que chocan con el terror más "suave" de los 90, poniéndola a la cabeza de otras modas posteriores. La película se estrenó unos meses antes de que empezara a emitirse el primer Gran Hermano en Holanda, así que se adelanta al escenario de reality show que tendría no poca popularidad en el género, con títulos como la interesante La cámara secreta (My Little Eye, Marc Evans, 2002) o la secuela Km. 666 II: Camino Sangriento (Wrong Turn 2: Dead End, Joe Lynch, 2007). Las trampas que el asesino pone en la casa prefiguran uno de los elementos más populares de películas como Saw (James Wan, 2004) o The Collector (Marcus Dunstan, 2009).

La manera en que orquestra estos elementos y los mezcla con el slasher clásico ya convierten Kolobos en un film interesante. Pero, además, la película se narra desde el punto de vista de un narrador no fiable, siempre un extra a tener en cuenta. Por supuesto, el film también cuenta con sus toques muy noventeros propios de la época, como la música o algunos trucos visuales, que datan el film pero no son un inconveniente.

Tanto si ya conocíais la película como si la descubrís ahora, es un film muy recomendable para los amantes del género al que ya le toca recibir un poco de amor por parte de los fans.


28 dic. 2018

Sister Street Fighter (Onna hissatsu-ken)

En los años 70 se pusieron de moda las películas de acción de artes marciales, gracias al éxito de Bruce Lee entre otros factores. Durante este periodo tuvieron mucho éxito las películas de Sonny Chiba de la serie Street Fighter. Un éxito lo suficientemente grande como para que se ideara una franquicia parecida en versión femenina, que se inició con Sister Street Fighter (Onna hissatsu-ken, Kazuhiko Yamaguchi, 1974).

Li Koryu (Etsuko Shiomi) es una experta luchadora cuyo hermano desaparece, se cree que muerto de sobredosis. En realidad, el hermano de Koryu, Mansei (Hiroshi Miyauchi), es un agente de policía infiltrado en una organización que se dedica al narcotráfico, organización que lo ha secuestrado cuando descubre que es policía. Koryu parte hacia Japón para rescatar a su hermano y acabar con los narcotraficantes.

El argumento de Sister Street Fighter no es nada del otro mundo, como suele ser habitual en estas películas. Lo que sí es de otro mundo es el delirante universo en que se nos introduce. Las escenas de acción son adecuadamente exageradas y violentas, pero llama la atención la colección de personajes estrafalarios que conforman la peculiar galería de villanos a la que se enfrenta Etsuko Shiomi como Koryu. Todo el film tiene un aire de manga que hace que estos personajes y los momentos más pasados de vueltas parezcan perfectamente razonables dentro del mundo de Sister Street Fighter.

Shiomi se ve rodeada de diversos actores con los que comparte protagonismo, siendo el más llamativo Sonny Chiba, responsable de provocar una de las muertes más exageradas de la película. Posiblemente porque se trataba de un experimento y tal vez no confiaban en que Shiomi pudiera sostener toda la película ella sola. Sin embargo, el film fue un éxito y no tardaron en generarse diversas secuelas, que ya exploraremos en el futuro.

Como ya he explicado, el film está repleto de momentos demenciales y ultraviolentos, que convierten Sister Street Fighter en algo más que una simple cinta de acción de artes marciales. Es esta locura la que hizo que me interesara la película, con escenas como estómagos reventados de un golpe y cuerpos que caminan con la cabeza completamente girada. Diría que no es un film para los amantes del realismo. Pero si buscáis un film cargado de momentos ojipláticos, Sister Street Fighter es lo que necesitáis.


27 dic. 2018

Adiós a Jordi Grau

 
Este 26 de diciembre ha muerto a los 88 años Jordi Grau, director de cine conocido popularmente por dirigir La trastienda (1975), famosa por contener el primer desnudo integral del cine español. Sin embargo, aquí lo recordaremos siempre por dos clásicos del fantaterror: Ceremonia sangrienta (1973) y, sobretodo, la genial No profanar el sueño de los muertos (Non si deve profanare il sonno dei morti, 1974).

No he tenido oportunidad muchas oportunidades de conocer a los creadores de películas de las que soy fan, pero, en un pase que hizo la sala Phenomena de No profanar el sueño de los muertos, muchos fans tuvimos la oportunidad de intercambiar algunas palabras con Jordi Grau (y que nos firmara pósteres, películas y demás). A pesar de haber creado todo un clásico, Grau contaba anécdotas y detalles del film como si no fuera nada del otro mundo. Es una satisfacción saber que, tras años de olvido por una industria algo snob, tuvo la oportunidad de saber que su obra sería recordada y querida. Ya que, como los zombis de su clásico del terror, su obra no morirá nunca.


26 dic. 2018

Tiempo después

 
Publicada mi crítica de Tiempo después (José Luis Cuerda, 2018) en Underbrain Mgz. Clicando aquí descubrid más sobre esta comedia surrealista:


Yo me estuve riendo todo el rato, pero fui el único que lo hizo en el pase en el que la vi. Confio que no suceda lo mismo cuando se estrene y que disfrutéis con esta delirante comedia.


20 dic. 2018

Aquaman


A pesar de ir en contra de la corriente mayoritaria, aquí os presento mi crítica de Aquaman (James Wan, 2018), publicada en Underbrain Mgz:


Creo que disfruté mucho con esta película porque James Wan no tiene miedo de abrazar el absurdo y la fantasía, pasando de crear burbujas de aire como hacía Zack Snyder para justificar que hablen bajo el mar los atlantes, simplemente haciendo que hablen con normalidad bajo el agua. Y un pulpo tocando una batería. Y la banda sonora de regusto ochenter synth. Y referencias a Julio Verne y H. P. Lovecraft. Una flipada, vaya.


18 dic. 2018

Spider-Man 3: El montaje del editor

Tras la fantástica Spider-Man 2 (Sam Raimi, 2004), no hay duda de que Spider-Man 3 (Sam Raimi, 2007) fue una decepción. La insistencia de los productores en añadir a Veneno en lo que ya era una muy poblada película dio como resultado un film pesado y sobrecargado. No es ningún secreto que a Sam Raimi no le gustaba Veneno, lo que se nota en la forma en que fue presentado, sin duda frustando a los fans del personaje.

Con motivo del estreno de Spider-Man: Homecoming (Jon Watts, 2017), se editaron nuevas colecciones con las anteriores películas de Spider-Man. Se hicieron tres versiones: trilogía de Sam Raimi, las dos de Marc Webb y una con las cinco películas. La de la trilogía y la de las cinco películas llevaba entre el nuevo material una versión alternativa de Spider-Man 3. Yo me hice con la versión de 7 discos editada en Reino Unido, ya que no tenía las de Marc Webb (no me gustaron pero soy un completista) y el cuarto disco en la trilogía de Sam Raimi con esta versión alternativa de Spider-Man 3. En España se editó una versión sin los discos de extras, a pesar de que está todo el material extra (menos algunas promos y tráileres) subtitulado en castellano. Incluso el disco que incluye el montaje del editor está subtitulado en castellano, aunque no incluye una pista de audio en castellano sino de español latino, lo que me hizo pensar que también se editaría en España, pero no ha sido así.

Esta versión alternativa no es una versión radicalmente diferente, que quede claro. Si no os gustó Spider-Man 3 es probable que esta versión tampoco os convenza. Pero si, como a mí, había partes que os gustaban junto a otras que no tanto, sin odiarla pero tampoco abrazándola del todo, esta versión es para vosotros.

Para empezar, es un par de minutos más corta. Se recortan y eliminan algunas escenas, sustituyéndolas en algunos casos por otras alternativas, añadiendo también escenas nuevas, reeditando y alargando otras. Contiene la banda sonora completa Christopher Young, con escenas que ahora sí tienen música. Por último, se ha cambiado el orden de algunos sucesos en la trama.

El resultado de todos estos cambios, algunos pequeños pero significativos, es un film más ligero, que transcurre de forma más ágil y eficiente.  Sobretodo porque la trama del traje simbiótico, la parte más floja de la versión cinematográfica, en esta versión es más efectiva. Aquí se ve realmente el traje como una amenaza y la evolución hacia la oscuridad de Peter Parker está mejor construida. Sigue sin ser la gran conclusión que muchos esperábamos ver, pero tampoco es tan pesada como la versión cinematográfica.

Como ya he dicho, si desde un principio no os gustaba nada de la tercera entrega dirigida por Sam Raimi, no creo que esta versión os haga cambiar de idea. Para mí fue una experiencia mucho más llevadera y entretenida, por ello la recomiendo a los fans de Spidey y a los muy completistas.

17 dic. 2018

Cómo ver una película en un televisor de alta definición correctamente

 
No soy un experto en tecnología, pero este artículo tiene como objetivo mejorar la calidad de visionado de Blu-rays y VOD en alta definición. Básicamente, trata sobre lo que en inglés se conoce como "soap opera effect", es decir, que todo se ve como si fuese un culebrón grabado en vídeo.

El término "soap opera effect" hace referencia a lo que se conoce como "motion interpolation". En los televisores 2K y 4K modernos, es una herramienta instalada por los fabricantes con la idea de ofrecer la mayor calidad de imagen posible, añadiendo información donde no la hay. El resultado es que las películas y series tienen un aspecto extremadamente falso: los peinados parecen pelucas, los decorados parecen hechos de cartón, etc. Sin embargo, solucionarlo es muy fácil. Así es cómo lo hice en mi recién comprado televisor LG 4K:

Entrar en Toda la configuración. Entrar en Imagen. Entrar en Configuración del modo imagen. Entrar en Opciones de imagen, dentro de opciones apagar Trumotion. Como medida adicional también apagué la reducción de ruido.

Trumotion es la denominación que tiene la "motion interpolation" o "motion smoothing" es los televisores LG; cada marca lo denomina de forma distinta. Os recomiendo encarecidamente llevar a cabo esta simple operación, ya que significó un gran cambio en el visionado de películas, disfrutando ahora muchísimo más el visionado de cualquier contenido en alta defición. Desde gialli de los 70 a blockbusters recientes, la diferencia de calidad entre el antes y el después de hacerlo es notable.

En Google encontraréis mucha más información al respecto, elaborada por auténticos expertos, así como instrucciones para hacer lo mismo según la marca de vuestro televisor. Yo desconocía la existencia de este proceso, ya que tenía un televisor HDready algo anticuado, y lo descubrí gracias a Tom Cruise, por el vídeo que hizo al respecto y podéis ver aquí abajo. Espero que os sea útil.


13 dic. 2018

La corta noche de las muñecas de cristal (La corta notte delle bambole di vetro)


Aunque el giallo es un género con unas muy marcadas características, eso no significa que no hubiera sitio para la experimentación y la mezcla de géneros. Un perfecto ejemplo de ello es La corta noche de las muñecas de cristal (La corta notte delle bambole di vetro, Aldo Lado, 1971), una intensa mezcla de suspense y terror.

Se descubre el cadáver del periodista George Moore (Jean Sorel) entre unos arbustos y es llevado a la morgue, donde se quedará hasta que le hagan una autopsia. Pero lo que los forenses no saben es que George no está muerto, sino paralizado. Sin modo de comunicarse, George frenéticamente intenta desentrañar el misterio que ha hecho que acabe así, un misterio que empieza con la desaparción de su novia Mira Svodoba (Barbara Bach).

Aldo Lado mezcla distintos elementos de distintos géneros. La idea de la persona que sigue viva pero es tomada por un muerto procede de la literatura, convertido en un tema retomado muchas veces desde El enterramiento prematuro de Edgar Allan Poe. Este recurso que enmarca la trama de suspense sirve para que desde el principio la película tenga una atmosfera angustiante. La investigación de la desparición de Mira entra dentro del thriller clásico, pero va evolucionando hacia el terror según George avanza en su investigación.

Y todo ello al servicio del mensaje del director. Aldo Lado denuncia las dictaduras y los gobiernos totalitarios, ambientando la película en la Praga comunista, lo que le añade un toque kafkiano al suspense y el terror. Este mensaje se hace más explícito en la escena final, recortada en algunas versiones de La corta noche de las muñecas de cristal.

La manera en que se mezclan géneros, la atmosfera asguntiante y el subtexto hacen de este uno de los títulos más notables del género. También por su final, muy inusual e inesperado para la época. Estéticamente barroco como cualquier título de Dario Argento o Sergio Martino, pero algo más profundo en conjunto, en su film que con el tiempo va siendo más y más apreciado. Por desgracia, la edición en DVD española es muy pobre, así que, por sus extras y su calidad de imagen y sonido, yo recomendaría la edición en Blu-ray alemana de Camera Obscura, para los que no tengan problema con el inglés.


12 dic. 2018

Spider-Man: Un nuevo universo (Spider-Man: Into the Spider-Verse)


Con mucha alegría y más alborozo os comunico la publicación de mi crítica de Spider-Man: Un nuevo universo (Spider-Man: Into the Spider-Verse, Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman, 2018) en Underbrain Mgz. Leedla clicando en:


Un auténtico festival para los amantes del lanzarredes, Spider-Man: Un nuevo universo es una fantástica cinta de animación y una gran entrada en el cine de superhéroes.


7 dic. 2018

Historia macabra (Ghost Story)


Hace poco leí por tercera vez la novela de Peter Straub Fantasmas, la primera que lo hacía en inglés. Esta lectura a su vez propició repasar la adaptación cinematográfica estrenada a principios de los 80. Historia macabra (Ghost Story, John Irvin, 1981) reunió a varios veteranos del Hollywood clásico para trasladar la novela de Straub a la pantalla con irregulares resultados.

Fred Astaire, Melvyn Douglas, Douglas Fairbaks, Jr. y John Houseman son los veteranos acosados por la venganza de ultratumba que lleva a cabo Alice Krige, que interpreta el doble papel Alma Mobley y Eva Galli. Craig Wasson es Don Wanderley, quien, tras la misteriosa muerte de su hermano, se ve involucrado en esta hitoria de "retornados". El film se presenta como una historia de fantasmas moderna, aunque ese es uno de los muchos cambios que experimentó la novela de Peter Straub en su traslación a la pantalla.

En muchos aspectos, esta película es víctima del momento en que fue ideada. Hoy día, películas que duran 150 o, incluso, 180 minutos no son nada raro. Pero, en el momento en que fue producida, se consideraba que el máximo que podía durar una película de género era dos horas, las excepciones eran "películas de prestigio" o "dramas serios". Aunque la apuesta más segura en la actualidad habría sido convertir la novela en una miniserie de Netflix o la HBO. Pero el film se produjo a principios de los 80, así que para condensar la novela de forma coherente se eliminó mucho, mucho material. Eso se tradujo en que se convirtió en una historia de fantasmas cuando la novela no lo es, a pesar de su título.

Que conste que no lo digo como algo negativo. Simplemente es la realidad.

Querer condensar mucha información en poco tiempo provoca que el inicio del film tenga una cualidad febril, alucinatoria, muy notable. Lanzando impactos al espectador sin que apenas tenga tiempo de digerirlos. Es la parte más interesante, cayendo luego en un desarrollo más típico. La suma de ambos factores se traduce en un film irregular, con grandes momentos y otros más tópicos. Sin embargo, el conjunto es bastante notable, Historia macabra acaba siendo un film de terror entretenido y atmosférico, a pesar de algunas carencias. En el reparto, más que los veteranos, destacaría Alice Krige, que parece experta en interpretar personajes inquietantes, sobrenaturales y, al mismo tiempo, seductores.

También resulta una película interesante por estar a medio camino entre el género tomado de forma más realista de los 70 y el espectáculo de efectos especiales de los 80. Navega entre dos aguas, entre lo explícito y lo sugerido. Por eso es posible que funcione mejor hoy día que cuando se estrenó, en plena fiebre slasher.


4 dic. 2018

Suspiria (2018)

 
Ya se ha publicado mi crítica de la nueva Suspiria (Luca Guadangino, 2018) en Underbrain Mgz:


Suspiria (1977) de Dario Argento no es solo un clásico del cine de terror, sino una de mis películas favoritas, sobre la que he escrito en diversas ocasiones (aquí, aquí, aquí y aquí). Así que fui con cierta precaución a ver la versión de Luca Guadagnino pero me ganó completamente y podréis saber, leyendo mi crítica, hasta que punto me sedujo su propuesta. Muy recomendada.


3 dic. 2018

Las lágrimas de Jennifer (Perché quelle strane gocce di sangue sul corpo di Jennifer?)

 
Tras el éxito de La perversa señora Ward (Lo strano vizio della Signora Wardh, Sergio Martino, 1971), Edwige Fenech, la reina del giallo, y George Hilton repitieron como pareja protagonista en Las lágrimas de Jennifer (Perché quelle strane gocce di sangue sul corpo di Jennifer?, Giuliano Carnimeo, 1972). Un giallo cargado de suspense y sazonado con unas pocas gotas de erotismo.

La inquilina de un gran edificio de apartamentos es asesinada en el ascensor. Su piso queda vacío, pasando a ser ocupado por las modelos Jennifer Lansbury (Edwige Fenech) y Marylin Ricci (Paola Quattrini). Los asesinatos no tardan en reanudarse, centrándose en Jennifer, que se ha convertido en una obsesión para el asesino. El arquitecto Andrea Antinori (George Hilton) investiga los asesinatos tras iniciar un romance con Jennifer y ser acusado de ser el asesino.

No es de esperar un giallo tan interesante y visualmente atractivo del director de El hombre rata (Quella villa in fondo al parco, 1988), pero Las lágrimas de Jennifer, recientemente editada en Blu-ray con el título inglés The Case of the Bloody Iris, es uno de los títulos más logrados de la primera oleada de directores que quisieron apuntarse al éxito de Dario Argento. Detrás del film de Carnimeo tenemos al productor Luciano Martino y al guionista Ernesto Gastaldi, así que no es de extrañar que tenga muchos puntos en común con los gialli de Sergio Martino La perversa señora Ward y Todos los colores de la oscuridad (Tutti i colori del buio, Sergio Martino, 1972).

Como sucedía en las películas de Sergio Martino, aquí Edwige Fenech se ve de nuevo acosada por una anterior relación, que la había involucrado en un culto hippie sexual, y convertida en el centro de la obsesión de un asesino que va eliminando a los que la rodean. Por suerte, no se hace repetitivo, ya que la historia también se centra en el personaje de George Hilton investigando los asesinatos.

El espectador actual puede encontrarse con una esquizofrénica mezcla de elementos progresivos y retrógados. Por ejemplo, se enfatiza la liberación femenina pero una broma de mal gusto por parte del personaje interpretado por Paola Quattrini es respondida con un sonoro tortazo por parte de George Hilton. Hay un subtexto contra la homofobia y al mismo tiempo nos encontramos un personaje gay representado como la típica "mariquita mala". Es un film que tiene ya 46 años, así que no ha de ser juzgado en este sentido, como se haría con un film contemporáneo, sino que se ha tener en cuenta el contexto y la época en que fue realizado.

En su aspecto puramente giallo, ya hemos mencionado que es un film visualmente atractivo, con interesantes hallazgos y planos cuidados. Destaca seguramente la escena en el ascensor que abre el film, por su influencia en la película de Brian De Palma Vestida para matar (Dressed to Kill, 1980). Es también bastante entretenido, dando vueltas y giros hasta su improbable conclusión. Un título recomendado a los fans del género.