31 jul. 2019

Saga: El regreso de los muertos vivientes

 
Para aquellos entre vosotros hambrientos de sesos humanos, he escrito para Underbrain Mgz un repaso a la saga iniciada con la clásica El Regreso de los Muertos Vivientes (The Return of the Living Dead, Dan O'Bannon, 1985). Disfrutadlo clicando en:


Si no tenéis bastante con este artículo, también en este blog escribí sobre la tercera entrega y el documental sobre la primera película.


30 jul. 2019

Die Farbe: El color del espacio exterior

 
A pesar de ser muy difícil, en ocasiones imposible, de trasladar a la pantalla, el universo creado por H. P. Lovecraft ha inspirado cientos de películas y series de televisión. Die Farbe (Huan Vu, 2010) es otro ejemplo más, una adaptación bastante fiel de El color del espacio exterior.

Mediados de los años 60. Jonathan Davis (Ingo Heise) viaja desde Arkham a Alemania en busca de su padre desaparecido. Investigando en un remoto pueblo de la zona se encuentra con Armin Pierske (Michael Kausch), que conoció a su padre de joven al acabar la II Guerra Mundial. Pierske le cuenta a Davis los sucesos que tuvieron lugar allí antes de la guerra, cuando un meteorito cayó del cielo, provocando toda una serie de extraños fenómenos y mutaciones.

El color del espacio exterior es, al mismo tiempo, uno de los más sencillos y uno de los más complicados relatos de Lovecraft para llevar a la pantalla. Sencillo en el sentido que su trama es bastante directa y popular dentro del género del terror y la ciencia ficción. Complicado porque el color del título que provoca los cambios y mutaciones es descrito como, bueno, indescriptible. Es por eso, tal vez, que muchas adaptaciones dejan el color fuera del título, como hacen El monstruo del terror (Die, Monster, Die!, Daniel Haller, 1965) y Granja maldita (The Curse, David Keith, 1987). El director Huan Vu lo soluciona filmando en blanco y negro, aplicando toques de color solo cuando aparece algo "cósmico" en pantalla.

El blanco y negro va muy bien con el tono serio y sobrio del film. Un tono marcado por la fiel adaptación que se hace del relato. Una fidelidad que se caracteriza no tanto porque traslade tal cual lo que sucede en las páginas a la pantalla, sino que es fiel al estilo marcado por Lovecraft, invirtiendo su tiempo en crear una atmósfera desasosegante, dejando los impactos para la sección final. Esto le da a la película un aire clásico, atemporal.

Die Farbe es un film muy logrado, a pesar de que algunos toques de CGI le resten impacto. Los fans del Lovecraft lo encontrarán particularmente interesante. También resulta interesante como utiliza el relato de Lovecraft como alegoría a lo que sucedía en Alemania en aquella época, inmersa en su propia mutación antinatural.


29 jul. 2019

Critters ¡Al ataque! (Critters Attack!)

 
Después de la monstruosa decepción que fue la "serie" Critters: A New Binge, me puse a ver la nueva película Critters ¡Al ataque! (Critters Attack!, Bobby Miller, 2019) con bastante escepticismo. Pero me alegra decir que la película es bastante mejor que la serie (lo cual tampoco es que fuera muy difícil), además de que nadie relacionado con la desastrosa A New Binge ha tenido nada que ver con la película, excepto aquellos que poseen los derechos de la franquicia.

Drea (Tashiana Washington) espera mejorar sus opciones para entrar en la universidad que desea aceptando un trabajo de canguro para una de las profesoras que trabaja allí. La noche se complicará cuando hagan acto de presencia los Krites, llegados del espacio exterior con ganas de devorarlo todo. Pero no lo hacen solos, también ha llegado una Krite femenina con intenciones misteriosas. Por otro lado, la llamada tía Dee (Dee Wallace) se pone a cazar Krites cuando descubre que han regresado a la Tierra.

Si ordenáramos por calidad las películas de la franquicia iniciada con Critters (Stephen Herek, 1985), Critters ¡Al ataque! tendría su sitio entre la segunda y la tercera entrega: no tan buena como las dos primeras pero bastante más entretenida que las dos siguientes. La mezcla de terror y comedia funciona muy bien, igual que lo hace el gore ausente en la franquicia hasta ahora. Además, hace un curioso guiño a la primera entrega: el personaje que interpreta Dee Wallace se supone que es el mismo que interpretó en la primera entrega, solo que no pudieron usar su nombre por cuestiones de derechos. También representa una mejora frente a la serie los efectos de las criaturas: los Krites son prácticos y se ven dotados de vida, teniendo en cuenta las limitaciones de los muñecos mecanizados utilizados.

En la parte negativa se puede decir que se ve que el presupuesto no era muy alto debido a lo "solitarias" que se ven las localizaciones, en lo que también debió influir que no se rodó en Estados Unidos sino en Sudáfrica. Tampoco hay mucha acción ni escenas de batalla contra los Krites, centrándose más en los Krites atacando a alguien y comiéndoselo.

Parece que la franquicia no recuperará la calidad de las dos primeras películas, pero esta nueva entrega resulta entretenida y tiene momentos divertidos. Aunque no la recomendaría a no ser que seas muy fan de la saga o un completista.


25 jul. 2019

The Seventh Curse (Yuen Chun Hap yu Wai See Lee)

 
Hoy llegamos al 11 en delirio con la demencial The Seventh Curse (Yuen Chun Hap yu Wai See Lee, Ngai Choi Lam, 1986), una imposible mezcla de géneros y tonos que no parece real, sino un extraño sueño enfebrecido.

El film arranca con la presentación de Ni Kuang, que según me cuenta internet es realmente el autor de la serie de novelas de aventuras pulp en que se basa la película, en una fiesta donde presenta al doctor Yuen (Siu-Ho Chin) y a su amigo Wisely (Yun-Fat Chow). A partir de aquí se nos empieza a explicar una de las aventuras del doctor Yuen. Entonces empieza el alucinante viaje que es The Seventh Curse. El argumento parece bastante normal: el doctor Yuen recibe la maldición de las siete sangres, que inevitablemente le matará. El doctor Yuen, acompañado de Wisely, Black Dragon (Dick Wei) y la periodista Tsai-Hung (Maggie Chun) intentarán acabar con el malvado brujo Aquala (Elvis Tsui) para eliminar la maldición.

Lo que hace esta película tan memorable son sus contínuos giros y sorpresas. El film empieza con una secuencia típica del cine de acción asiático, con el doctor Yuen ayudando a acabar con unos terroristas en un hospital. Luego sigue con unas escenas que parece propias de una comedia de enredos. De ahí salta al cine de aventuras más pulp para meternos de lleno en la lucha contra Aquala. Una lucha salpicada de momentos eróticos gratuitos y sangrientas escenas. La más sangrienta y bestia sin duda es cuando introducen a dos niños en una prensa para aplastarlos, sus restos añadidos a una piscina de sangre que el malvado brujo usa para crear un monstruo que está a sus órdenes. Al parecer, la sangre de 100 niños es usada para crear este monstruo según saben nuestros héroes ANTES de que el brujo los mate. Sin embargo, los protagonistas tienen claras sus prioridades: en lugar de salvar a los niños se centran en rescatar a sus respectivas chicas.

Decir que The Seventh Curse tiene un ritmo frenético es como decir que la música en una disco está un poco alta. Hay escenas que parecen rodadas a cámara rápida, para que la siguiente locura ocurra lo antes posible ante nuestros cada vez más asombrados ojos. Lo cual alimenta el surrealismo que emana del film, en particular cuando surgen las criaturas fantásticas que ayudan al villano Aquala. Criaturas capaces de provocar unas carcajadas tan bestias que pueden desencajar la mandíbula del espectador.

The Seventh Curse es toda una experiencia. Frenética y absurda, con grandes escenas de acción y momentos que tendrás que ver dos veces para asegurarte de que realmente has visto lo que crees que has visto.


23 jul. 2019

Súper empollonas (Booksmart)

 
Ya publicada mi crítica de la fantástica comedia Súper empollonas (Booksmart, Olivia Wilde, 2019) en Underbrain Mgz:


Muy recomendada comedia, esencial en VOSE, con la que disfrutas de principio a fin. El terrible título en castellano causa rechazo pero Booksmart es una pequeña maravilla.


Harper's Island, una serie pionera


Hace poco terminé de ver la tercera temporada de Slasher, que me gustó más que las anteriores temporadas, pero sin acabar de triunfar como me gustaría que lo hubiera hecho siendo fan del género slasher. Me pregunté si era posible trasladar de forma exitosa el género a la televisión y fue entonces que me acordé de Harper's Island.

Harper's Island, creada por Ari Schlossberg, fue lo que se conocía como un "evento". Una historia con principio y fin que sería explicada a lo largo de 13 episodios. De este modo, la serie fue la primera en trasladar el esquema del slasher a la televisión, con cada episodio proporcionando uno o dos asesinatos, como mínimo,  perpretados por un asesino misterioso. La trama es clásica dentro del género: Trish (Katie Cassidy) y Henry (Christopher Gorham) deciden casarse en Harper's Island, la isla donde pasaban los veranos y donde se conocieron. Entre los invitados a la boda está Abby (Elaine Cassidy), la mejor amiga de Henry. Abby se fue de la isla hace siete años, después de que el asesino John Wakefied (Callum Keith Rennie) cometiera los primeros y únicos asesinatos en la historia de la isla. Wakefield, entre cuyas víctimas estaba la madre de Abby, murió de un disparo del sheriff Charlie Mills (Jim Beaver), padre de Abby. Ahora, Abby regresa por primera vez desde aquello y los asesinatos empiezan a suceder de nuevo.

Debido a que fue emitida por una cadena privada, no por cable ni streaming, esta "maxiserie" estaba sujeta a la censura de la televisión americana. A pesar de ello, la serie logra crear una creativa serie de asesinatos, sin que se eche de menos la sangre más explícita. Dicho esto, los responsables de la serie intentaron llegar todo lo lejos posible, allanando el camino a series posteriores como The Walking Dead. La ventaja que tenía la serie es que podía desarrollar a fondo las relaciones entre los personajes, que es otro motivo por el que no se echa de menos el gore, como te importan los personajes y te has familiarizado con ellos, sus muertes resultan igualmente impactantes. Además, los responsables de Harper's Island eran muy conscientes del tipo de historia que estaban contando y hay unos cuantos toques de humor irónico, empezando porque el título de cada episodio corresponde al efecto sonoro de alguna muerte en el episodio.

Volviendo a ver la serie recientemente pensé en lo rápido que ha cambiado el panorama televisivo en tan solo diez años. Se emitió originalmente en el 2009, pero parece que ha pasado mucho más tiempo. Aquí se emitió en Telecinco, cuando todavía no era un festival de miseria humana como ahora (pero ya estaba de camino), pero no me refiero solo a eso. El impacto de las series de Netflix, HBO, Amazon y demás hace pensar que hoy día la serie habría formado parte del catálogo de alguna de estas plataformas. Y se habrían buscado maneras de hacer más temporadas aunque todo lo que tiene que contar ya lo hace en 13 episodios.

Regresar a Harper's Island (editada en DVD) ha sido divertido y más placentero de lo que imaginaba. Temía que el tiempo no la hubiese tratado bien. Todo lo contrario, aunque recordaba quién era el asesino, he disfrutado volviendo a verme involucrado en las vidas de estos personajes, la mayoría de los cuales llega a un abrupto final. Si no la conocíais, os la recomiendo.


22 jul. 2019

Midsommar

 
Ya podéis leer mi crítica de la nueva película de Ari Aster Midsommar (2019) en Underbrain Mgz, a solo un clic de distancia:


Ari Aster no decepciona con su segunda película, un fantástico y brutal ejercicio de terror que incide tanto en lo físico como en lo psicológico. Recuerdo salir del cine algo aturdido, tuve la película de Aster rondándome por la cabeza bastante tiempo tras haberla visto. Aunque también tiene sus momentos de humor, no todo es tensión y angustia.


9 jul. 2019

Annabelle vuelve a casa (Annabelle Comes Home)

 
Ya podéis leer mi crítica de Annabelle vuelve a casa (Annabelle Comes Home, Gary Dauberman, 2019), la nueva entrada en el universo Conjuring, en Underbrain Mgz:


Innecesaria y a ratos entretenida, esta película es porno-susto. No hay argumento ni los personajes tienen un arco interesante, todo es una gran excusa para acumular la mayor cantidad de sustos y criaturas posible. Para pasar el rato y poco más.