18 ene. 2011

The Toolbox Murders y una encendida defensa de la serie B usando palabras largas para parecer más listo de lo que soy



Siempre me duele y molesta cuando se usa el término "serie B" de forma peyorativa. También me molesta mucho la frase: "es de serie B, pero es una buena película"; ya que da por supuesto que las películas de serie B son malas. Las personas que creen eso parecen olvidar que Psicosis (Psycho, Alfred Hitchchock, 1960) y Los pájaros (The Birds, Alfred Hitchcock, 1963) son películas de serie B. Tiburón (Jaws, Steven Spielberg, 1975) es una película de serie B. Alien-El octavo pasajero (Alien, Ridley Scott, 1979) es una película de serie B. El padrino (The Godfather, Francis Ford Coppola, 1972) es una película de serie B.

El término "película B" se empezó a aplicar para designar a la película con la que el estudio emparejaba a una película de estreno. Esta película B tanto podía ser un título de reestreno como una película nueva realizada con menos dinero. Normalmente se reservaba para estas películas B los argumentos que girasen en torno a criminales, gánsteres o películas de terror. Eran títulos como El halcón maltés (The Maltese Falcon, John Huston, 1941) o Al rojo vivo (White Heat, Raoul Walsh, 1949).

Luego, el término "serie B" pasó a determinar películas que estaban hechas con poco dinero de forma independiente de los estudios, intentando competir con los grandes estudios. Muchas veces, estas películas adoptaban la forma de pseudodocumentales y se proyectaban no en cines, sino en espectáculos itinerantes en ferias y demás. Igual que en los orígenes del cine. Hacia mediados de los cincuenta hubo una explosión de compañías distribuidoras independientes que se encargaban de distribuir películas hechas con poco dinero destinadas al mercado de los drive-in. Para más información sobre la historia del cine exploitation recomiendo ver: Schlock! The Secret History of American Movies (2001), un documental de Ray Greene.

El caso es que para sobrevivir estas películas trataban todo aquello que Hollywood consideraba de mal gusto, como el sexo o las películas de terror. Sin embargo, cuando estas películas empezaron a hacer mucho dinero, Hollywood no tuvo problema entonces a producir su propio cine de "serie B." Como la anteriormente mencionada Tiburón.

La razón por la que siempre defiendo la serie B y el cine exploitation (mal término, todo el cine es exploitation desde el momento en que se hacen anuncios y se venden entradas) es que siempre puedo esperar lo inesperado. Es decir, el cine que proviene de los grandes estudios tiene ciertos límites que no cruzará, límites que la serie B es capaz de cruzar sin ningún rubor. Cosas como el asesinato de una niña al principio de Asalto a la comisaría del distrito 13 (Assault on Precinct 13, John Carpenter, 1976), pero también me refiero a historias, argumentos y temas tratados de una manera que muchas veces resulta original e inesperada porque no hay un montón de ejecutivos preocupados por el marketing de la película interfiriendo con el trabajo de unos artistas.

Lo que me lleva a The Toolbox Murders. Una película de 1978, dirigida por Dennis Donnelly, que se ha convertido en una película de culto gracias al apoyo de sus innumerables fans. Ciertamente el argumento, un hombre enmascarado asesina a una serie de mujeres usando las herramientas que lleva consigo en una caja, no parece indicar que la película sea nada especial. Pero, como decía, la película me sorprendió gratamente llevándome a lugares que no había imaginado al empezar a verla.

Los primeros veinte minutos de la película son eso: un enmascarado mata a varias mujeres. En esta parte de la película tiene lugar su escena más famosa en la que una joven (Kelly Nichols aka Marianne Walter), es perseguida por el asesino con una pistola de clavos tras sorprenderla en la bañera acariciándose sus naughty parts. Esta escena, que ilustra el póster en el cual la chica es Nichols, fue una de las razones por las que Stephen King seleccionó The Toolbox Murders como una de las películas más aterradoras de 1978.

Lo que De Ann (Kelly Nichols) no sabe es que para ella el frotar se va a acabar. Para siempre.
Sin embargo, tras esta primera parte, que hacer honor al título de la película, se hace un giro cuando el asesino secuestra a la joven Laurie Ballard (Pamelyn Ferdin) y su hermano Joey (Nicolas Beauvy) empieza a investigar qué le ha pasado. Es aquí donde se revela al espectador la identidad del asesino (un gran Cameron Mitchell) y la película avanza hacia territorios mucho más interesantes. Es aquí donde el guion de Neva Friedenn, Robert Easter y Ann Kindberg rompe con las expectativas que uno se hace tras haber visto diversas películas del género producidas por los grandes estudios. Es aquí donde casi me levanto del sofá llevado por la emoción y excitación de imaginar que es lo que iba a pasar a continuación.

Os seré sincero: la razón que me había llevado a ver The Toolbox Murders era su fama de brutal exploitation. La manera con la que, muy acertadamente, la promocionó Blue Underground. He aquí el tagline que aparece en la parte frontal de la carátula del Blu-ray que me compré: The Original Exploitation Classic! Estos son unos fragmentos del texto que aparece en la parte posterior de la carátula: Esta sangrienta masacre sólo es el principio de este hito épico de violencia y depravación que fue vilipendiado por los críticos, prohibido por los censores y atesorado por fans del splatter de todo el mundo (...) Experimenta uno de los exploitation films más chocantes de todos los tiempos en toda su sangrienta gloria, ya que The Toolbox Murders se presenta sin cortes, sin censura, nuevamente remasterizado en una Alta Definición que te helará la sangre usando el negativo original.

Después de leerlo, me dije: "bueno, esto puede ser divertido." De ahí el inmenso placer de ver que la película era muchísimo más que eso. Y mientras se acercaba el clímax me decía: "no serán capaces de... realmente van a..." Oh, sí. Sí que lo hicieron. Y, niños y niñas, cuando llegó el final y le añadieron un fantástico cartel sobre el destino de los personajes "reales" casi me levanto y me pongo a aplaudir.

Sí, señor, por estas grandes sensaciones soy un fan de la serie B y la exploitation. Por estas emociones sin adulterar. Me puse a verla pensando que sería una cosa y me hizo caer de culo de la sorpresa. Una sorpresa y emoción que cada vez me cuesta más encontrar en el cine actual, no digamos ya proveniente de los grandes estudios.

La guinda en el pastel es ver The Toolbox Murders en Blu-ray, alta definición y sonido envolvente. Es casi subversivo. Y lo más curioso fue escuchar de boca del productor Tony DiDio el origen de esta pequeña maravilla en el audiocomentario: sorprendido por ver que La matanza de Texas (The Texas Chain Saw Massacre, Tobe Hooper, 1974) se volvía a distribuir en cines, fue a ver a los distribuidores y les preguntó como se las habían arreglado para hacer una segunda distribución de esa película. La respuesta de los distribuidores: estas películas dan mucho dinero. Así que DiDio reunió a los guionistas, les pasó La matanza de Texas y les dijo: escribidme algo de ese estilo. Y vaya si lo hicieron. Pero para mí fue cosa de la serendipia, porque fue justo el remake de The Toolbox Murders que Tobe Hooper dirigió en el 2004 (titulado aquí La masacre de Toolbox) que me llevó a la película original.

No me digáis que no es curioso: Tony DiDio se inspira en el éxito de la primera clásica película de Tobe Hooper para hacer una película que también se convertirá en clásica y cuyo remake será dirigido por el mismo Tobe Hooper. Todo encaja, como un gran puzle sideral.



 

14 comentarios:

Javi dijo...

El listón estaba muy alto con La matanza de Texas, pero Hooper, que la había cagado para mi gusto con Invasores de Marte, hace en La masacre de Toolbox una peli de terror original y entretenidísima. Me encanta el clímax que le mete, con ese aspecto de leyenda urbana tan atractivo y con los ingredientes de siempre de este tipo de película, pero con un encanto especial. Es una peli que te tiene el corazón en un puño continuamente y te asusta aunque estés alerta. Me gustó mucho, sí señor. Gran post, Raül.

Raül Calvo dijo...

Javi, te diste cuenta que yo principalmente hablo de la película original, ¿no? ;D Pero, sí, el remake está bastante bien. Y después de la matanza y poltergeist, de Hooper me quedo con Lifeforce.

Dr. Gonzo dijo...

A mi me gustaron ambas, aunque la de Tobe Hopper me resultó mas entretenida, aunque ahora que las has nombrado me han dado ganas de revisarlas.

Y sobre el calificativo "serie b", para mi desdeluego no es nada malo. Prefiero mil veces una produccion de serie b a cualquier super película tipo Avatar (menciono esta porque es la que comentas en tu anterior entrada y me he acordado jaja)

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, yo prefiero la original pq me tira más el look y el estilo de finales de los setenta. Y uno de mis argumentos es que precisamente películas como Avatar son de serie B ya que utilizan argumentos y temas propios de la serie B, no es cuestión de con cuanto dinero se hace la película.

Javi dijo...

Sí yas sé, Raül, hablas más en tu post de la primera versión, y me gusta tu comentario. Yo sólo menciono algo acerca de lo que dices del remake de Hooper al final del post.
Otra cosa: Lifeforce, fuerza vital, una maravilla de peli de género fantástico...y de qué forma se paseaba Mathilda May por las calles de un Londres caótico. Chaito.

ATTICUS dijo...

Todo lo que has dicho sobre la terminologia de "serie B" es cierto
Raul,pero todas las peliculas
que has citado (Alien-El octavo pasajero,El padrino ,Tiburon,etc.)
se convirtieron en lo que realmente son ahora y no tienen
que ver con algunas como esta que comentas,que es verdad que tiene su cosa,pero nada mas,nada comparable.
Para mi este termino de "serie b"
lo simplifico diciendo que son aquellas que no tienen el nivel ,
sin animo de ofender a ninguna.

ATTICUS dijo...

Por cierto sabes lo que era que me
daba mas morbo,cuando las cogia
en el video-club,"las tias cachondas que salian" que por cierto ,que malas era por favor,pero estaban muy buenas y se les perdonaba,jajaja.
Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Atticus, las películas más "prestigiosas" que menciono al principio tienen mucho que ver con Toolbox Murders, esa es la clave de mi argumento. La única diferencia es económica. En Alien tienes a una mujer violada por un extraterrestre y a otro le explota el pecho; en Tiburón tienes gente hecha pedazos por el bicho de marras y se nos muestran las partes de cuerpos mutiladas flotando en el agua, por no mencionar que empieza con una mujer desnuda bañándose en el mar y luego devorada.

Todo ello sin mencionar que los argumentos son de pura serie B. Una película es mala por su dirección o su fotografía o su guion, pero no se puede asumir que automáticamente la película es mala pq es de serie B. Toolbox Murders es un ejemplo de ello pq parece al principio una típica película de asesinatos pero la calidad de su guion, dirección e interpretes la convierte en otra cosa: una buena película.

En resumen, lo que digo es que no se ha de prejuzgar las películas por el dinero con el que están hechas o por su póster o por su género. Hay que valorar la película por si misma dejando esos prejuicios de lado.

ATTICUS dijo...

Raul,sabes y te he demostrado que
respeto tu opinion,a pesar que algunas cosas no coincidimos,pero de eso se trata ¿no?
Pero es que en esto aparte de tu opinion ,la mia y de algunos otros
las cosas son como son,esta pelicula es peor film que las otras
y no hay que darle mas vuelta,estructuralmente y artisticamente,entiendo que te guste,a mi me entretienen tambien,pero eso es todo no me dice nada mas.Y no las juzgo por si son pelis con menos presupuesto
o por su cartel,eso me da igual,yo las juzgo por su calidad artistica y repito que aparte de mi opinion no se pueden comparar.
El ejemplo de la hamburguesa es muy clara y le va esto.

ATTICUS dijo...

Perdon,el ejemplo de la Hamburguesa de McDonalds te la puse en el post de Avatar.
Saludos

Raül Calvo dijo...

Atticus, tienes razón que si comparamos Toolbox Murders con El Padrino, por ejemplo, pues Toolbox sale perdiendo pq El Padrino es una obra maestra del cine. Mi único objetivo es intentar que la gente deje de lado prejuicios o ideas preconcebidas sobre un estilo o un género y, como dices tú, juzgue las películas por su valor artístico.

No se trataba de comparar las películas unas con otras, sino también ser conscientes de que una película puede ser de serie B y ser buena como Psicosis, que se rodó con un presupuesto mínimo, o Alien. Toolbox también es buena, aunque no tan buena como Tiburón, eso está claro, pero se ha mantenido popular durante 33 años.

Me encanta debatir, así que espero que intercambiemos más argumentos en futuros posts.

ATTICUS dijo...

Por supuesto,sin duda estare por aqui para lo que te apetezca debatir,si mi nivel llega para eso
... jajaja.

matias eduardo dijo...

hace añares, muchisimos años antes del remake, lei reseñas de la pelicula q literalmente la destrozaban... ahora con esta reseña y dado el excentrico gusto del analista voy a hacerme con la pelicula (ambas)

Raül Calvo dijo...

Creo que mucha gente se quedaba con la imagen de la primera media hora y no veía más allá, pq el resto es suspense más que terror o slasher.

Publicar un comentario