14 mar. 2013

Monstruos en la noche (Nightwish)

Me tendréis que disculpar, pero los próximos días estaré algo desaparecido por lúdicas y entretenidas razones. No sé si el viernes podré "postear" algo, aunque procuraré responder los comentarios que se hagan (en caso de que haya alguno). En todo caso, os dejo otra contribución por mi parte a la decadencia de la civilización occidental.

Rebuscando entre las cintas de VHS que todavía conservo me (re)encontré con Monstruos en la noche (Nightwish, Bruce R. Cook, 1990). Bueno, su versión catalana, porque la grabé de la TV3, que emite las películas en dual ( y por aquel entonces con un vídeo estéreo se grababan las dos pistas de audio: el doblaje y la versión original, entonces seleccionabas la que querías escuchar mediante el botón Audio Out) y sin anuncios, las que ponen hacia la madrugada. La decisión de programar muchas noches películas de terror (de lo peor a obras maestras) por parte de la cadena posibilitó tener un buen número de películas curiosas sin necesidad de ir rebuscando por los videoclubs.

Muchas veces he escrito artículos en los que hablo de una joya escondida en alguna cinta de vídeo, de películas que me marcaron de pequeño y hoy siguen manteniendo todo su poder. No es el caso de Monstruos en la noche. No sé que me atrajo de ella cuando era un chaval, pero desde luego el film ya no lo conserva.

Para qué os voy a engañar, sé perfectamente lo que me atrajo de la película cuando era un chaval. Dos cosas:


Vuelta a ver hoy día la película una cosa sí que me ha llamado la atención. En su momento los títulos de crédito solo eran una lista de nombres, hoy al verlos de nuevo y ver las caras que acompañaban a los nombres me iba diciendo: "hey, esa es la atractiva pelirroja de estupendas... de Viernes 13 parte 7" al aparecer Elizabeth Kaitan, "hey, ese es el malo de Buffy" al aparecer Brian Thompson, "hey, ese es el novio poli de Lecturas diabólicas" al aparecer Clayton Rohner, "hey, el tío que provoca a Rambo en Acorralado" al aparecer Jack Starrett. En cuanto a los nombres detrás de las cámaras, los únicos que me llamaron la atención fueron Howard Berger, Robert Krutzman y Gregory Nicotero, cuyo trabajo en los efectos especiales es lo único que se mantiene como el primer día en la película (y Elizabeth Kaitan).

Lo que a los once años me pareció una pasada, hoy es predecible y tópico. Empieza con un grupo de estudiantes participando en un experimento relacionado con los sueños, luego corta a los estudiantes de viaje a una casa. Os podéis imaginar el final y el giro "sorprendente" con el que concluye. De todos modos, eso no habría sido un problema si por lo menos lo que sucede mientras llega al predecible final fuera interesante, pero no lo es. Eventos nada interesantes e interpretaciones mediocres; los efectos especiales y las gotas de gore son lo único que te puede hacer acabar la película (lo mejor de Elizabeth Kaitan aparece al principio).

No todo pasado fue mejor. Esta película tuvo su momento y su momento está muy pasado. Injusticias de la vida, este film sí que cuenta con edición en DVD, mientras otras joyas languidecen en la oscuridad esperando rescate. Incluso fue editada en España por Manga Films. Verla de nuevo me ha convencido de que no es una película que necesite añadir a mi colección. Por supuesto, os invito a que lo comprobéis vosotros mismos y no os quedéis solo con mi palabra.

No he encontrado el tráiler de la peli (aunque sí muchos vídeos de la banda de Goth (o Epic o lo que sea) Metal Nightwish (de la que tengo algún disco, es cierto), así que ya que Nightwish me dejó bastante insatisfecho, os dejo con una canción sobre la insatisfacción, en este caso femenina, cortesía de Lilly Allen, una cantante que puede soltar las mayores guarradas y crudezas pero siempre de forma dulce y alegre.


4 comentarios:

Raúl Cifuentes dijo...

Qué película, jejeje! Recuerdo que la editó en VHS Filmax (creo que fue Filmax, o IVE.....) con la imagen de Brian Thompson medio podrido. A mi me daba un mal rollo que te cagas. En su día la busqué por todas partes, pero finalmente no pude verla hasta hace unos años... cuando encontré un DVD rip con sonido del VHS español.

Reconozco que después de verla tras taaaaantos años de espera (e imaginando salvajadas solo viendo la imagen de Brian Thompson en la carátula....) me decepcionó un poco. Yo me esperaba un festín gore brutal y ungerground... y no una película "tan convencional".

Un saludo, amigo!!!

Raül Calvo dijo...

Me acuerdo de esa carátula! Por ella grabé la peli cuando la dieron en TV3. Recuerdo verla en una revista de cine y pensar que sería una salvajada de película. Pensé que sería una peli sobre monstruos mutilando gente; ojalá hubiera sido algo así.

Roger dijo...

A mí me pasó lo mismo con la carátula Raúl. Salía en un Fantastic Magazine y me despertó una curiosidad y mucho respeto por lo bestia que debía ser.
De cuando la pasaron por Noche de lobos bajo el título de Monstruos en la noche lo único que se me quedó fue la escena de Thompson desmembrado y temblando. Y creo que al principio sale la prota desnuda...Del resto no he retenido casi nada. Aunque después de leer el artículo la voy a buscar de nuevo.

Un saludo!

Raül Calvo dijo...

Pues yo también la vería en el Fantastic pq la leía ávidamente por entonces.

Publicar un comentario