14 abr. 2011

El mito, la leyenda: Howard... un nuevo héroe


La gente me ha acusado de ser antisocial porque no tengo Facebook, ni cuenta en Twitter, ni nada. Ni siquiera sabía que existía FilmAffinity hasta que lo vi comentado por aquí (tampoco estoy apuntado). El caso es que es una acusación completamente injusta. Si soy antisocial es porque no me gusta la gente, así, en general (no me refiero a ti, por supuesto, amable lector, ¿ya has clicado en algún anuncio?).

Tampoco habría empezado el blog si una amiga no me hubiera insistido en ello. Y sinceramente os digo que me sorprendió descubrir que había gente que lo leía.

Comento todo esto porque temo que todo haya llegado a su fin cuando diga lo que estoy a punto de decir. Es posible que signifique el fin de este blog, ser borrado de la comunidad internetera y ser objeto de escarnio y burla. Pero ha llegado el momento de que me levante con orgullo y proclame:

Me gusta Howard... un nuevo héroe (Howard the Duck, Willard Huyck, 1986).

Ya está, ya lo he dicho.

Howard el pato fue creado por Steve Gerber y Val Mayerick en las páginas de Adventure into Fear en 1973 como personaje secundario en las aventuras del Hombre Cosa. El personaje alcanzó suficiente popularidad para protagonizar su propia serie: Howard the Duck, en cuyo número uno hacía aparición el asombroso Spiderman (de ahí que fuera incluido en Biblioteca Marvel: Spiderman nº 26). En el cómic, Gerber utilizó a Howard como vehículo para satirizar diversos aspectos de la sociedad, y a medida que avanzó la serie se fue haciendo más y más experimental, parodiando diversos géneros, haciendo referencias a la cultura pop y adquiriendo un tono existencialista sin dejar nunca la comedia.

El personaje, tras la cancelación de su serie, fue apareciendo en diversas colecciones y especiales durante los 80 y 90, hasta alcanzar de nuevo popularidad con una miniserie dentro del sello Max de Marvel, dedicado a lectores adultos. La última aparición suya que he leído es en el quinto tomo de la edición española de la imprescindible Marvel Zombies, con el título Marvel Zombies 5: La bella, el pato y el robot. Este tomo es uno de los mejores de la ya de por sí hilarante serie, y nos presenta a Howard el pato, Aaron Stack el Hombre Máquina y a la pistolera Jackie Kane saltando de universo paralelo en universo paralelo matando zombis. De paso, los autores aprovechan para parodiar y hacer referencias a los distintos tipos de zombis y las distintas películas de caníbales resucitados que nos encontramos en la cultura pop.


El tono satírico, la experimentación y la comedia existencialista no fueron utilizados para la película, en la cual la personalidad de Howard (maleducado, malhablado y desagradable) fue cambiada para ser más simpático . Aparte de Howard, el otro único personaje del cómic que hace aparición en la adaptación cinematográfica es Beverly Switzler, encarnada por Lea Thompson, que pasa de ser una modelo a ser una cantante.

George Lucas se encontraba en una difícil situación económica y necesitaba un éxito cinematográfico desesperadamente. Y pensó que una adaptación de Howard el pato podría ser ése éxito. Decidió llevar a cabo tareas de producción, y le pasó la tarea de escribir la película a Gloria Katz y Willard Huyck, éste último sería también el director. Katz y Huyck eran amigos y colaboradores de Lucas desde los inicios de éste. Escribieron los tres juntos la clásica American Graffiti (George Lucas, 1973), época en la cual Lucas sugirió por primera vez adaptar Howard el pato, y Katz y Huyck fueron también los guionistas de Indiana Jones y el templo maldito (Indiana Jones and the Temple of Doom, Steven Spielberg, 1984).

En videoeta.com hacen una interesante comparación entre el póster original de la película y la edición políticamente correcta del DVD. ¿Notáis la diferencia?

Inicialmente se plantearon hacer la película como un film de animación, sin embargo, la necesidad de un gran estreno para el verano del 86 por parte de Universal precipitó la filmación de la película como un título de imagen "real". Lucas confiaba que su empresa de efectos especiales Industrial, Light and Magic podría crear un convincente Howard animatrónico.

Tras un complicado y técnicamente difícil rodaje, con un presupuesto final de unos 36 millones de dólares (de 1986) se estrenó Howard... un nuevo héroe. La película que había sido promocionada como la gran nueva creación de la factoría Lucas fue un monumental desastre de taquilla, fue recibida con agresivamente malas críticas y odio general por parte de la población.

La película tiene ciertamente sus problemas. Hay una secuencia en el tramo final que consiste en Howard y Phil Blumburtt (Tim Robbins) huyendo de la policía en un ultraligero que se hace un pelín larga. El problema principal es Howard, cuyo traje animatrónico no resulta muy convincente y es una de las raras ocasiones en las que creo que la CGI podría haber sido de gran ayuda. Actualmente, un Howard infográfico sería mucho más convincente que el traje que hicieron entonces, dentro del cual iba el actor Ed Gale principalmente. Siete actores diferentes interpretaron a Howard, pero Gale fue el principal, y Chip Zien se encargó de la voz.

Pero dejando esos detalles aparte, la película me gusta, a pesar de la mayoría en contra, porque es tremendamente absurda, extraña, demencial y, como dicen los estadounidenses, off the wall.

Grandioso momento de Howard el pato.

El otro grandioso momento de Howard el pato.
 
Creo que la película fracasó en parte porque se pensó que era una película dirigida al público infantil, al fin y al cabo estaba calificada PG (apta para todos los públicos). Grave error. Uno de los puntos fuertes de la película es la relación romántica entre Howard y Beverly y hay diversas referencias sexuales a lo largo del metraje. Eso sin olvidar la parte "oscura" de la película que culmina con una monstruosa y soberbia creación de Phil Tippet que aún hoy es fantástica de ver. El traje de Howard es el único efecto que no resulta enteramente convincente, el resto de efectos de la ILM son muy efectivos.

Todo se reduce a si sois el tipo de persona que, como a mí, le resulta divertida la relación entre un pato antropomorfo y una humana. Es en ese aspecto en el cual, para mí, la película funciona: sus toques de comedia surrealista, bizarra y tonta, a lo Monty Python o Muchachada Nui (salvando las distancias).

Beverly y Howard a punto de entrar en acción. Queda claro que Beverly no es vegetariana.

Son sus conceptos absurdos los que me atraen de esta película. Conceptos que no habrían funcionado en un film animado, ya que lo que hace resaltar el absurdo es un pato inteligente en un entorno "de carne y hueso" y el efecto se habría diluido si todo fuera en dibujos animados.

La mejor parte de la película es sin duda la segunda, en la cual Jeffrey Jones es poseído por un oscuro señor del mal procedente de otra dimensión y empieza a transformarse en un monstruo. Es en esta sección de la película donde entran en juego los elementos más oscuros que se mezclan con la comedia y donde los efectos especiales realmente brillan. De hecho, preferiría que hubiesen acortado la primera parte y alargado la segunda.

De todas formas, diga lo que diga la gente, siempre que veo Howard lo hago con una gran y estúpida sonrisa en la cara. Me divierte su ridiculez y absurdidad. Pensad lo que queráis, la disfrutaré igual.

13 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Que grande Howard!! recuerdo que de pequeño intenté verla un par de veces pero mis padres me la quitaban.
Hace unos tres meses volví a verla, y me siguió pareciendo tremendamente divertida, cachonda y absurda, pero es que yo tengo debilidad por los personajes gamberretes y politicamente incorrectos.
Fíjate que, curiosamente, el traje de pato no me pareció demasiado cutre. Incluso me sorprendió lo expresivo que llegaba a ser.

Aunque debo admitir que en mi ránking de personajes absurdos tengo un especial cariño por Las tortugas ninja, por eso seguirán en mi puesto número 1.

Raül Calvo dijo...

Hombre, está bien comprobar que no soy el único en el universo al que le gusta la película. Pero las tortugas ninja... el cómic original me gusta, las pelis no tanto.

Dr. Gonzo dijo...

A mi de las Tortugas Ninja me gusta el cómic original y la primera película. Todo lo demás me sobra.

Luis Cifer dijo...

yo la vi en el cine de niño y me encantó. No eres el único al que esta peli le mola.

Raül Calvo dijo...

Vaya, realmente Internet te da una perspectiva equivocada sobre las cosas. Creía que mi opinión era minoritaria... o nos equivocamos todos :D

ATTICUS dijo...

Pues mira Raul,aqui tienes a otro que con 15 años la fue a ver al cine y me lo pase pipa,y puedo decir aun mas es una de las primeras peliculas en donde me fije en su banda sonora,
que me encanto,de John Barry,ni idea de aquella quien era.
Y lo que mas me llamo las ganas de ir a verla ,recuerdo que fue Lea Thompson,por supuesto,que como quinceañero me molaba despues de ir a verla en "Regreso al futuro",que sexy era la tia prrrrr...

Raül Calvo dijo...

Es verdad, no he dicho nada de la banda sonora de John Barry y las canciones de Thomas Dolby, una leyenda de los 80.

Ariadna dijo...

Me acuerdo la polémica que creó la peli en los 80, ya que la acusaron nada menos que de... promover la zoofilia!!!, por eso de que una chica se liaba con un pato, aunque fuera un pato extraterrestre, jajaja, qué surrealista. Supongo que eso le dio más publicidad a la película, pero a pesar de eso fue un fracaso comercial. Yo la vi con 16 años y me resultó entretenida, pero tampocó es que me entusiasmara. Creo que si la viera ahora, me parecería un poco bodriete, espero que no os enfadéis, veo que a todos os encantaron las aventuras de Howard.

Nando dijo...

Raül, estoy contigo. A mi esta película me divierte muchísimo. Yo soy del 83, así que la vi un poco más tarde de su estreno en cines. Me ha gustado mucho leer tu noticia sobre la película. He aprendido muchas cosas que desconocía sobre todo lo que la rodea. Gracias por tu blog, da gusto leer tus artículos.

Raül Calvo dijo...

Pues gracias a ti, Nando, por leerlo. Para eso lo hice, para que la gente descubriera películas y curiosidades.

paco bas dijo...

Ja ja a mi también me gusta, recuerdo que era entretenida la tira de años que hace que no la he visto, la vi en la 2 de T.V.E. Y la tenía grabada en betamax, segun leí sale Tim Robbins y hostia y los monstruos del final y el personaje que se va transformando daba cague para un chaval de 6 o 7 años, creo que es hasta más violenta que la última de Indiana Jones que es un verdadero bodrio autocensurado, los 80 si que fue una época productiva para George Lucas

Raül Calvo dijo...

Creo que lo que sucede es que Lucas va adaptando sus productos a las nuevas generaciones. A mí la última de Indiana Jones me gustó ya que entendí que recreaba el pulp de los 50, igual que las anteriores habían hecho con el de los años 30. Para mí está a la altura de la 3ª pero no de las dos primeras.

paco bas dijo...

Si estoy algo de acuerdo, aunque creo que la última cruzada es mucho mejor que la cuarta entrega, bueno me he pasado un poco no es tan mala, pero haber esperado veinte años para ver una película tan floja en el guión que no en el argumento que habría dado mucho más de si, además de que es cierto lo de la violencia autocensurada en el cine actual. Han hecho un Indiana jones para toda la familia como si las otras, no lo fueran. El tema de la censura en el cine de Hollywood me parece interesante sobre todo desde que vi Hanna de Joe Wright.

Publicar un comentario