6 abr. 2016

El Castigador recibe su merecido

 
Tener el ordenador estropeado tuvo su parte positiva: me dio tiempo de disfrutar de la segunda temporada de Daredevil recién estrenada en Netflix. Y todo lo que dicen es verdad: esta segunda temporada mejora espectacularmente respecto a la primera, en especial por la incorporación de dos personajes clásicos: Elektra, que en la serie la interpreta con gran acierto Elodie Yung, y El Castigador, un genial Jon Bernthal. En este artículo me centraré en cómo se representa a Frank Castle/El Castigador en la serie.

Bernthal, dejando de lado series de animación y videojuegos, es el cuarto actor que interpreta al justiciero urbano de la Marvel, tras tres distintos intentos cinematográficos, y no hay duda de que, dramáticamente hablando, es el mejor de los cuatro. Tiene un rostro que hace creíble que estuvo en el ejército, es muy creíble en las escenas de acción y le aporta una angustia y una oscuridad que se encontraban ausentes en las anteriores encarnaciones. Y no es que las películas no me gustaran, las tres tienen sus cosas positivas, como indico en un artículo que escribí al respecto aquí, pero creo sinceramente que esta es la primera vez que se traslada de forma fiel el personaje de las viñetas a la "realidad".

The Punisher, como Superman, es un personaje engañosamente simple. Es decir, parece bastante fácil de resumir: es un tipo que tras ver a su familia asesinada por mafiosos se dedica a masacrar delincuentes. Pero esta aparente sencillez hace que sea complicado de adaptar fuera de los cómics de forma interesante, e incluso lo hace un personaje bastante complicado a la hora de crear historias interesantes en cómic (igual que Superman). La serie logra de forma inteligente crear una historia interesante alrededor del personaje al presentarlo de la misma manera que hicieron los cómics originalmente: empezando como un villano que luego evoluciona hacia antihéroe, manteniéndose siempre en una zona gris.

Esta maniobra sirve para, además de mantenerse fiel a los cómics, ofrecer un interesante contraste con Daredevil y sus métodos. Los mejores momentos de la serie son aquellos en que ambos se enfrentan y se ponen a prueba. Uno de estos enfrentamientos desemboca en una increíble escena en la que Daredevil se enfrenta a una banda de moteros en un edificio, a la que solo hace sombra otra escena que protagoniza El Castigador y que sabréis cuál es cuándo la veáis.

Si la incorporación de Punisher a la serie significa que no habrá más películas del Castigador y su futuro se encuentra en las series, no creo que sea una gran pérdida mientras se siga manteniendo la calidad y siga subiendo el nivel.


0 comentarios:

Publicar un comentario