7 abr. 2016

Alucarda, la hija de las tinieblas

 
Aquellos que han visto Alucarda, la hija de las tinieblas (Juan López Moctezuma, 1977) saben que no exagero cuando digo que esta película tiene uno de los clímax más pasados de vuelta y alucinantes de la historia del cine de terror. Y si no la has visto, te aguarda un viaje increíble.

La historia se ambienta a finales del siglo XIX. Justine (Susana Kamini) se instala en un convento tras la muerte de sus padres. Allí no tarda en hacer amistad con la misteriosa Alucarda (Tina Romero), una joven que tiene gustos algo góticos. La relación entre ambas se hace cada vez más profunda y Justine pronto se ve arrastrada a celebrar ritos satánicos. Justine y Alucarda se ven convertidas así en sirvientes de Satán, desatando una oleada de locura y de sangriento terror.

Alucarda se inspira en el clásico de Sheridan Le Fanu Carmilla, trasladada en diversas ocasiones al cine, pero sustituyendo el vampirismo por el satanismo y el desenfreno generalizado. Así, el film de Moctezuma tiene más en común con películas como No nos libres del mal (Mais ne nous délivrez pas du mal, Joël Séria, 1971) (inspirada en el mismo caso real en que se basó Criaturas celestiales [Heavenly Creatures, Peter Jackson, 1994]) o El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973), que con adaptaciones de la novela de Le Fanu como La novia ensangrentada (Vicente Aranda, 1972) o Las amantes del vampiro (The Vampire Lovers, Roy Ward Baker, 1970).

En la película nos encontramos una mezcla de denuncia de la superstición, la alegoría política y una representación del estamento religioso a lo Ken Russell con escenas de terror delirantes y explosiones sangrientas al más puro estilo exploitation. Es esta mezcla entre lo lírico y lo bruto lo que hacen de esta película algo realmente especial, que se queda grabado en la retina del espectador. Especialmente su tramo final, que hará las delicias de cualquier aficionado al cine de terror. También creo que esta película es lo suficientemente especial como para verla aunque no te interese el cine de terror pero sí el cine que se aparta de lo establecido.

Rodada originalmente en inglés, la película se puede encontrar fácilmente en DVD editada por Mondo Macabro con el audio inglés y el español. Aunque si no os importa esperar, este sello también la editará en un futuro próximo en Blu-ray. La recomiendo sin prejuicios.


0 comentarios:

Publicar un comentario