23 sept. 2011

De nuevo en antena


Puede que a algunos os haya sorprendido la ausencia de actividad por mi parte en este blog que habitualmente actualizo cada día entre semana. La respuesta es que el martes me operaron, una doble intervención quirúrgica menor, que me ha dejado fuera de combate estos días. Hasta ayer no me animé a acercarme de nuevo al ordenador brevemente para ver que había pasado en mi ausencia, y tampoco tenía nada interesante que comentar. Hoy me encuentro prácticamente recuperado pero no he visto ninguna película en este intervalo, así que, en lugar del habitual comentario cinematográfico, he decidido hablaros de unos libros que me resultaron interesantes y espero que también lo sean para vosotros.

Blackout, Gianluca Morozzi, editorial Alba. El escritor italiano Gianluca Morozzi nos ofrece una tensa y satírica novela cargada de humor negro partiendo de una "divertida" premisa: un caluroso domingo de agosto en una desierta Bolonia tres personas se quedan atrapadas en un ascensor: una camarera, un joven estudiante y el propietario de un local nocturno. Y por si eso fuera poco, resulta que el propietario del local nocturno, Aldo Ferro, es un fanático de Elvis Presley y un peligroso psicópata asesino, lo cual hará que la tensión en el reducido espacio se incremente a pasos agigantados. Morozzi llena su novela de referencias pop al tiempo que realiza una ácida crítica social. A pesar de que el relato se inicie con Aldo explicándole a una de sus víctimas que le va a hacer lo mismo que le hacen a un pobre infortunado en Predicador (de hecho, Aldo le dice al desgraciado: ¿No has leído nunca Garth Ennis?) mientras se pone una máscara de Darth Maul; no está cargada de violencia y se hace más incidencia en la tensión psicológica, al tiempo que en ocasiones provoca alguna risa, en aquellos que disfrutéis con el humor negro, claro.

Las estrellas mueren de noche, Robert Leslie Bellem, editorial Valdemar. Este es un libro para los amantes del hardboiled y del cine, ya que reúne una serie de relatos protagonizados por Dan Turner, detective de Hollywood. Pulp sin adulterar, unas veces delirante, unas veces camp, siempre entretenido. Tipos duros y mujeres fatales envueltos del glamour hollywoodiense de los años 30, pura diversión tal vez más adecuada para el verano pero que puede resultar igualmente efectiva una tarde de otoño que queramos pasarla entre delincuentes, asesinos y un duro detective que llega hasta donde haga falta para resolver un caso.

1980, David Peace, editorial Alba. Ya comenté hace un tiempo el cuarteto Red Riding de David Peace cuando comenté la cinematográfica y soberbia adaptación televisiva Trilogía Red Riding. En el momento de hacer aquel comentario (y aprovecho de nuevo para recomendar esta excelente trilogía) solamente habían salido publicados los dos primeros libros del cuarteto en castellano: 1974 y 1977, ahora acaba de ser editado el tercer volumen: 1980. Por supuesto, se pueden leer de forma independiente pero es más recomendable entrar en 1980 estando familiarizado con el terrible universo creado por Peace. Éste utiliza un estilo directo y crudo, que en ocasiones roza la prosa poética, una primera persona en presente que nos mete de lleno en la cabeza del protagonista, el policía Peter Hunter, y nos hace acompañarle en su terrible odisea sin darnos respiro. Peace mezcla, como en las anteriores novelas, la realidad del caso del Destripador de Yorkshire con una ficción dedicada a denunciar la corrupción del distrito de Red Riding. Absorbente y adictiva, no es para todos los públicos. Es decir, si os gustan autores como James Ellroy, adelante, pero si lo que buscáis es algo ligero y entretenido ésta no es la mejor opción para ello.

Una peli porno, Terry Southern, editorial Valdemar. Después del obsesivo y oscuro David Peace, nada mejor para despejar la cabeza y echarse unas risas que esta divertida novela de Terry Southern. Ya comenté brevemente la génesis de la novela y su argumento en el artículo sobre Calígula, que también se cuenta en los apéndices incluidos en esta edición, que ayudan a entender mejor la novela y a su autor, que yo sólo conocía por ser el guionista de Dr. Strangelove de Stanley Kubrick. Poco más que añadir, aparte de repetir que es una novela muy divertida e interesante para los aficionados al cine y a la lectura.

12 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Vaya Raül, me alegra que ya estés bien. Me extrañaba que estuvieses dos días sin actualizar, pero no pensé que fuese por motivos de salud.

Sobre los libros que comentas, no he leído ninguno, aunque el primero me ha recordado mucho a esa película, La trampa del mal. Un bodrio infumable en toda regla, por cierto.

Un saludo y mejórate!

Raül Calvo dijo...

Creo que de Blackout también hicieron una película, pero no la he visto. La trampa del mal tampoco la he visto, no me llamó la atención. Espero que le des una oportunidad a alguno de los libros, todos interesantes y curiosos.

Lillu dijo...

Espero que te recuperes pronto :)

Me ha llamado la atención el de "Blackout", porque precisamente hace unos días me prestaron la caja deluxe del "Predicador", jeje. Me pondré con ello próximamente :D

saluditos

Raül Calvo dijo...

Predicador es fantástico. Recuerdo reír a carcajadas de las cosas más impropias, me convirtió en fan de Garht Ennis. Qué envidia me das al poder leerlo por primera vez. Disfrútalo.

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

Muchos policías en las novelas que nos recomiendas, Raül. Queda anotado el autor de Una peli porno por eso de que es el guionista de Teléfono rojo… Ahora ando con un tocho maravilloso que se titula (supongo que habrás oído hablar de ella) Vida y destino, de Vasili Grossman desarrollado en la segunda guerra mundial, con Stalingrado y la tragedia judía y de la guerra como telón de fondo. Apasionante su narración, una maravilla. Yo también te la recomiendo (y a todos los que leáis esto); es un gordo-tocho muy recomendable en la buena tradición de la novela rusa, aunque Grossman pertenezca al XX y no al XIX.
Me alegro que estés recuperado, Raül. Un saludo.

Raül Calvo dijo...

Sí, muchos policías aunque en diferentes géneros y estilos. No conocía la novela que mencionas, parece muy ligera y divertida! :D

ATTICUS dijo...

Bueno Raul,como yo tambien esuve ausente unos dias,ahora me encuentro esta noticia,bueno espero de verdad que ya estes bien y que te recuperes del todo.
Y en cuanto a los libros me deboraria sin pensar
el de Robert leslie Bellem,de echo estube a puntito de comprarmelo en Fnac.
Saludos

Raül Calvo dijo...

Pues a devorarlo sin pensar, Atticus, que con lo delgadito que es se acaba en una tarde.

Einer dijo...

Me alegro que estes mejor y que te hayas recuperado tan rápido. Era raro no ver tu actualización diaria, sí.

Los libros que comentas no he leído ninguno, pero el que más me ha llamado la atención es el de Una peli porno.

Haplo dijo...

Me los apunto, aunque "una peli porno" me ha llamado mucho la atención (no sólo por la tapa) junto a "Blackout". Creo que pueden se muy entretenidos.

Raül Calvo dijo...

Einer, a mí de Una peli porno me sorprendió saber que Stanley Kubrick se dedicaba a verlas. El libro es muy divertido, eso también lo tiene.

Haplo, crees bien, compañero.

Publicar un comentario