24 dic. 2013

Navidad cinéfaga: Nuestro sucio secreto


Como ya es tradición,  os traigo una película que os ayude a superar y descansar durante estas terribles fiestas navideñas. Y este año os traigo algo verdaderamente especial, para que disfrutéis en la intimidad. El infame film dirigido por Paul Schrader y escrito por Bret Easton Ellis, protagonizado por Lindsay Lohan. Me refiero, obviamente, a The Canyons (2013).

The Canyons me llamó la atención por primera vez al saber que había sido rechazada por razones "de calidad" en un par de prestigiosos festivales de cine independiente y de autor. El hecho que el film rechazado había sido dirigido por Schrader y escrito por Easton Ellis es lo que convertía este hecho en noticia y venía a sumarse a los rumores que indicaban que este era un film terrible, malísimo. Pero lo que hizo que inmediatamente quisiera ver/comprar The Canyons fue un divertido y brutalmente honesto artículo aparecido en The New York Times, titulado "Esto es lo que pasa cuando pones a Lindsay Lohan en tu película", en el cual el periodista nos cuenta el problemático rodaje del film gracias a la errática y demente conducta de su protagonista (los curiosos podéis leer este artículo aquí), mediante entrevistas a los implicados y sus diversas visitas al set de rodaje.

¿Hace honor a su fama de ser un film terrible? Pues que queréis que os diga, a mí me ha encantado. Ver este film es una experiencia decadente y subversiva, como masturbarse con fotos de las Femen, lo que se puede esperar con el director y el guionista que tuvo este film.

"Decadencia" es la palabra clave en este caso. Tenemos a un director cuya carrera lleva dando tumbos desde hace tiempo, que esperaba hacerse rico con la precuela de El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973) y cuando eso no funcionó, esperaba hacerse rico y poder retirarse dirigiendo esta película hecha con cuatro duros (tampoco parece que vaya a funcionar). Tenemos a un escritor que crea estériles polémicas en Twitter en un intento de llamar la atención, mientras su carrera literaria pasa cada vez más desapercibida (y no es que lo esté petando como guionista precisamente). Y una protagonista cuya carrera está en serios problemas debido a su muy publicitada problemática vida. Para completar el conjunto, tenemos al otro protagonista del film, James Deen, que según la carátula del Blu-ray es una gran estrella del cine porno que hace aquí su primer papel no pornográfico.

En otras palabras, las personas ideales para crear un film que gira en torno a pijos llevando una decadente existencia, haciéndose cosas terribles, psicópatas aburridos. El film se abre con planos de distintos cines en decadencia, con los asientos rotos, abandonados, sucios, en ruinas.

Sabiendo que ha sido una película financiada mediante una campaña en Kickstarter, filmada con cámaras digitales, lo cierto es que tiene un aspecto fantástico. Un look que encaja muy bien con lo que pretende ser un thriller erótico.

Llegamos así al otro elemento importante del film, después de la decadencia moral y psicológica de los protagonistas (alegoría de la decadencia hollywoodiense): el sexo. Independientemente de vuestra orientación sexual, aquí encontraréis algo que os alegre la vista. Las escenas de cama, particularmente un memorable cuarteto sexual, han sido usadas como forma de llamar la atención. Desde luego, Lohan tiene mi completa atención. Y Deen, en lo que a desnudos masculinos se refiere, muestra sin tapujos lo que le convirtió en una estrella del porno.

No me avergüenza admitir que, a pesar de todo lo que se comenta y dice, esta película me gustó y disfruté viéndola. Aquí no juzgamos a nadie, así que si también la ves y te gusta, no te preocupes. Será nuestro sucio secreto.


4 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

De todas las críticas que he leído, esta es la segunda buena con la que me cruzo. En fin, igual soy ingenuo, pero no veo razones para no ver una película escrita por Easton Ellis y dirigida por Schrader, por muy malas críticas que haya cosechado, porque ¿desde cuándo hay que hacerle caso a las críticas?
Estaba esperando el momento para verla, y después de leer tu reseña ya tengo película para esta nochebuena jaja

Raül Calvo dijo...

Claro que sí, no hay que hacer caso de las críticas, a no ser que sea la mía! :D Yo tampoco entiendo tantas malas críticas. Tal vez es como cuando David Cronenberg estrenó Crash, que le acusaron de hacer porno, y dentro de un tiempo la gente verá que The Canyons no está nada mal.

Mario Salazar dijo...

Esta película me jala bastante, pero la alargo para abordar bien a Paul Schrader antes. Creo que va a ser genial echarle una mirada, la polémica ayuda y genera no se si un morbo pero un entusiasmo cinéfilo, me pasa, lo confieso, que sea mala ya no importa, capturó mi atención y es porque los implicados no son poca cosa, al menos no el guionista de taxi driver y ese escritor que sabe retratar el american way a su modo crítico, uno es corrosivo y el otro audaz. Se lee mucho sobre este filme, uno maldito, menospreciado y atacado hasta la saciedad y hecho para sacar ronchas. Ya cae. Y aprovecho para desearte una feliz navidad, aunque creo que no te gusta, y un mejor año nuevo. Un saludo.

Raül Calvo dijo...

Ya veremos que se dice en el futuro sobre este filme, espero que algo bueno. Igualmente, felices fiestas y próspero año nuevo.

Publicar un comentario