20 jun. 2014

Next of Kin

 
Next of Kin (Tony Williams, 1982) podríamos decir que se encuentra a medio camino entre el lirismo de Picnic en Hanging Rock (Picnic at Hanging Rock, Peter Weir, 1975) y el suspense cargado de acción de Roadgames (Richard Franklin, 1981).

Linda (Jacki Kerin) ha heredado todas las propiedades de su madre al morir esta. Entre estas propiedades se incluye un asilo para ancianos. Cuando Linda regrese al hogar para hacerse cargo del asilo, se verá acosada por pesadillas que giran alrededor de un trauma de infancia. Además, una extraña atmósfera parece apropiarse del lugar, al tiempo que misteriosos sucesos empiezan a tener lugar.

Este relato gótico está narrado en su mayor parte siguiendo un estilo cuasi onírico, redondeado por una progresiva banda sonora. El tono queda marcado ya en la primera imagen de la película, en la que vemos a una Linda cubierta de sangre apoyarse desesperada en un coche, mientras una voz en off explica la herencia que ha recibido.

El aspecto de suspense psicológico ocupa la mayor parte del metraje, mientras que el tramo final es más sangriento y violento. Pero a pesar de este cambio, el director no abandona nunca la estilización visual que hace de este un film interesante, aunque no particularmente aterrador.

Porque es la manera en que cuenta su historia lo que hizo que Next of Kin me pareciera un film interesante, en algunos momentos inquietante, en otros evocador. Son estos hallazgos los que compensan el hecho de que al principio sea un film algo lento. Por desgracia, la película no está editada en DVD. La única edición que encontré en Amazon era DVD-R, a un precio excesivo para ser algo grabado en un disco a petición del cliente. Así, aunque ya sabéis que no soy amigo de la piratería, esta es una de las excepciones en las que descargar una película está justificado, por lo menos hasta que se edite una buena edición.


2 comentarios:

Patricia dijo...

Creo que esta es de las mías. Tomo nota para verla pronto. ¡Salu2!

Raúl Calvo dijo...

Me alegro que sea de alguien más! Saludos.

Publicar un comentario