2 jul. 2010

Pesadillas y alucinaciones de Stephen King (Nightmares and Dreamscapes: From the Stories of Stephen King)



En el año 2006 la cadena americana TNT tuvo la feliz idea de hacer una miniserie que consistiera en adaptar relatos de Stephen King. La serie se tituló Pesadillas y alucinaciones de Stephen King (Nightmares and Dreamscapes: From the Stories of Stephen King), cogiendo el nombre de la excelente antología de relatos Pesadillas y alucinaciones que King publicó en 1993 ya que de ahí procedían la mayoría de los relatos. Sin embargo, "Campo de batalla" procede de la antología El umbral de la noche y los episodios "El virus de la carretera viaja hacia el norte" y "Sala de autopsias número 4" proceden de la antología Todo es eventual. La serie fue emitida por Cuatro en un horario fatal (hacia las doce de la noche), con un doblaje que parecía sacado de una película porno: no sólo la calidad de los actores era pésima sino que la calidad del sonido también y, para acabarlo de arreglar, los emitió desordenados. Una manía que Cuatro tiene con las series antológicas.

Bien, antes de entrar en detalles con cada episodio dejaré esto claro desde el principio: soy un fanático de Stephen King desde los diez años, cuando después de ver la adaptación que Brian De Palma dirigió de Carrie (1976) y empecé a leer las historias del genio de Maine. Por tanto ninguna adaptación cinematográfica o televisiva presente o futura me parecerá mejor que el cuento o libro en el que se base. Por ello no voy a perder el tiempo lloriqueando que si el cuento es mejor o que si han cambiado esto o aquello o que si Stephen King no lo escribió así. Cada episodio está juzgado según sus valores y no haré referencias a la obra de King a no ser que sea necesario para entender el origen de cierta historia dentro de su género o como referencia interna.

CAMPO DE BATALLA: Dirigido por Brian Henson y escrito por Richard Christian Matheson. Inscrito dentro de la tradición de los juguetes malvados que cobran vida, aquí se nos muestra el enfrentamiento entre un asesino a sueldo y un ejército de juguete. Es fácilmente uno de los mejores episodios de la antología, lleno de suspense y muy divertido al mismo tiempo. Está protagonizado por William Hurt que hace una fantástica interpretación, más teniendo en cuenta que el episodio es mudo. Como curiosidad os diré que el guionista es hijo del escritor Richard Matheson que en 1975 fue el guionista de la película para televisión Trilogy of Terror en la cual uno de los episodios gira en torno a una mujer que se enfrenta a un muñeco vudú que la persigue. El muñeco puede verse en el apartamento del personaje de Hurt como recuerdo de un "trabajo" anterior.

CROUCH END: Dirigido por Mark Haber y escrito por Kim LeMasters. Este episodio es un homenaje al universo creado por H.P. Lovecraft, un maestro del terror al que Stephen King ya había rendido tributo en el cuento Los misterios del gusano. Aquí seguimos las desventuras de una joven pareja de luna de miel que encarnan la bella Claire Forlani y Eion Bailey. Esta pareja tendrá la desgracia de pasar por uno de los puntos frágiles de la realidad que se comunica con otra dimensión. Al principio el episodio se hace un poco lento pero cuando empieza la locura interdimensional se hace bastante entretenido, especialmente cuando empiezan a asomar Yog-Soggoth y Cthulhu y el resto de divinidades lovecraftianas.

EL ÚLTIMO CASO DE UMNEY: Dirigido por Rob Bowman y escrito por April Smith. Este es uno de los episodios más flojos de la serie si bien William H. Macy hace un trabajo excelente como siempre. La trama gira en torno del detective Umney que trabaja en el Los Ángeles de los años treinta. Hasta que un día descubre que él y todo el universo que habita ha surgido de la imaginación del escritor Sam Landry. El principal motivo de que el episodio no acabe de funcionar es que es demasiado literario, especialmente el final que resulta terriblemente anticlimático, y creo que debería haber cambiado de personaje de novela a personaje de cine o televisión para que funcionase mejor ya que lo que tiene fuerza en la página escrita muchas veces no lo tiene en pantalla y más cuando se trata de un monólogo interior.

EL FINAL DEL DESASTRE, UNA PELÍCULA DE HOWARD FORNOY: Dirigido por Mikael Solomon y escrito por Lawrence D. Cohen. Este episodio hace lo que tendría que haber hecho el anterior: convierte el personaje en director de documentales para así convertir el diario escrito de la historia original en un testimonio grabado en vídeo. Cohen ya había realizado varias adaptaciones de la obra de King (Carrie, It y Tommyknockers fueron adaptadas por él para cine y televisión), con lo cual la adaptación que hace es bastante correcta a pesar de tener que alargar la historia para que dure una hora. No entraré en muchos detalles del argumento porque es una historia de ciencia-ficción bastante divertida y prefiero que la descubráis sin saber nada en el caso de que no la hayáis leído.

EL VIRUS DE LA CARRETERA VIAJA HACIA EL NORTE: Dirigido por Sergio Mimica-Gezzan y escrito por Peter Filardi. Este inquietante episodio está protagonizado por Tom Berenger y es uno de los que a mí más me gustó. Trata sobre un escritor de historias de terror que en un viaje de vuelta a casa compra un cuadro. Mientras sigue el viaje de vuelta a casa, el escritor descubre que el personaje del cuadro le está siguiendo. La trama es absurda pero al estar contada con convencimiento resulta creíble, de ahí la inquietud que provoca, especialmente cuando el personaje del cuadro va dejando un resto de cadáveres tras de sí mientras persigue al escritor.

EL QUINTO FRAGMENTO: Dirigido por Rob Bowman y escrito por Alan Sharp. Esta historia de género negro no acaba de funcionar porque no abraza por completo el estilo del tipo de historia que cuenta. Creo que este episodio en el que un exconvicto (Jeremy Sisto) intenta recuperar los fragmentos de un mapa que lleva al gran botín de un atraco habría funcionado mejor si hubiese intentado emular el estilo "hardboiled" de la historia, especialmente de grandes ejemplos del hardboiled como A quemarropa (Point Blank, John Boorman, 1967) o Asesino implacable (Get Carter, Mike Hodges, 1971). El resultado final, en cambio, es un episodio light.

SALA DE AUTOPSIAS NÚMERO 4: Dirigido por Mikael Salomon y escrito por April Smith. La misma guionista y el mismo problema: al igual que "El último caso de Umney" éste es un episodio demasiado literario y que se alarga en exceso. Dentro del género de historias de hombre que es confundido por un cadáver (del que se puede ver un ejemplo en la televisión que ven dos de los protagonistas en una habitación de hotel: un episodio de la serie Alfred Hitchcok presenta que trata también sobre un hombre al que toman por muerto pero está vivo), ésta no acaba de funcionar porque como he dicho se alarga demasiado y es un tipo de historia que funciona mejor con una corta duración. Otro gran ejemplo es el cuarto episodio de la tercera temporada de Cuentos de la Cripta: "Abra Cadáver". El protagonista de "Sala de autopsias número 4" es Richard Thomas que era uno de los protagonistas de otra adaptación televisiva de una obra de Stepehen King: It, que dirigió Tommy Lee Wallace.


 SABES, TIENEN UN GRUPO DE LA LECHE: Dirigido y escrito por Mike Robe. El episodio que cierra esta miniserie está protagonizado por Kim Delaney y Steven Weber, este último protagonista también de la versión televisiva de El Resplandor que dirigió Mick Garris. Este cuento fue escrito por Stephen King como homenaje a las historias de "pueblos raros" que solían aparecer en La Dimensión Desconocida, algo que los personajes mencionan en la adaptación. En el caso de este episodio, lo que caracteriza este pueblo raro es que está habitado por estrellas del rock muertas. O más bien dobles de estrellas del rock muertas. A pesar de que no se contaba con suficiente presupuesto para pagar los derechos de muchas de las canciones mencionadas o que se cambiase de artistas en función de que se pudiese encontrar a un doble que pudiese actuar; el episodio no deja de ser divertido, en alguna ocasión para reírse a carcajadas, y resulta un excelente cierre para la serie.

Resumiendo, aunque hay algún episodio algo flojo la serie resulta muy entretenida y se pasa muy rápido. Las duraciones de los episodios varían, así que imagino que algunos son versiones extendidas para la edición en DVD, aunque no recuerdo mucha diferencia entre ésta edición y el pase televisivo. Pero mi memoria tampoco es muy de fiar en este aspecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario