30 jun. 2014

Diversión en la playa (Beach Blanket Bingo)


Para cuando llegó Diversión en la playa (Beach Blanket Bingo, William Asher, 1965), la máquina que la AIP había ideado para producir delirios playeros funcionaba a pleno rendimiento. Es tal vez por ello que esta cuarta entrega de las peripecias de Dee Dee (Annette Funicello) y Frankie (Frankie Avalon) en la playa sea la mejor, o de las mejores, de la serie.

Esta vez la trotona pandilla playera se implicará en saltos en paracaídas, los trucos publicitarios de la estrella del pop Sugar Kane (Linda Evans) y se enfrentará de nuevo a los motoristas liderados por Eric Von Zipper (Harvey Lembeck). Como siempre tendremos números musicales, delirios varios y una gran pelea como clímax.

Asher, director de las cinco películas que conforman la gran saga de Dee Dee y Frankie y guionista de cuatro de ellas, había perfeccionado la fórmula creada con Escándalo en la playa (Beach Party, 1963) en la estupenda Bikini Beach (1964), tras el resbalón de Muscle Beach Party (1964). Además, el reparto, que se había mantenido más o menos consistente en todas las películas, se encontraba en su punto álgido. En esta entrega se le dio mayor libertad a Don Rickles, que interpreta un breve monólogo parecido a los que interpretaba en el escenario, y Lembeck lleva a Von Zipper a nuevas cotas de absurdidad. La familiaridad entre ellos también facilitó, por ejemplo, los chistes a costa de la altura de Frankie o que el secundario Bonehead (Jody McCrea) protagonice por primera vez una subtrama en la que se enamora de una sirena. La ausencia de Candy Johnson en Diversión en la playa y la siguiente entrega no se nota tanto como la de Lembeck en Muscle Beach Party.

(Aunque algunos personajes, como el Von Zipper de Lembeck, aparecen en otros títulos playeros, así como tanto Avalon como Funicello protagonizaron títulos playeros por su cuenta, para mí los que protagonizan la pareja interpretando a Dee Dee y Frankie forman un conjunto aparte del resto)

En esta entrega el habitual cameo de una estrella corrió a cargo de Buster Keaton. Cuya participación justifica el homenaje al slapstick que se hace en el film, donde también se hace un homenaje al serial de cine mudo The Perils of Pauline de 1914 (no es que lo adivinara por mi profundo conocimiento cinematográfico, los personajes lo mencionan repetidamente en el film).

En definitiva, Beach Blanket Bingo es una de las mejores entregas de esta increíble saga. Muy divertida y con fantásticos números musicales, resulta una de las mejores maneras de entrar en el extraño mundo de las beach movies.


2 comentarios:

Publicar un comentario