21 ene. 2015

Krull

 
Estrenada en su momento con la intención de aprovechar el éxito de El retorno del Jedi (Star Wars: Episode VI - Return of the Jedi, Richard Marquand, 1983), Krull (Peter Yates, 1983) no tuvo una buena acogida por los espectadores del 83 pero se ha acabado convirtiendo en una película de culto por sus propios méritos.

Una oscura fortaleza llega al planeta Krull para conquistarlo y exterminar a todos aquellos que se le opongan. Tras la muerte de su padre a manos de las hordas de la Bestia, el joven rey Colwyn (Ken Marshall) se embarca en una misión para destruir a la Bestia y rescatar a su querida princesa Lyssa (Lyssette Anthony) con la ayuda del sabio Ynyr (Freddie Jones) y una banda de criminales.

La trilogía original de George Lucas era una space opera que tenía mucho de fantasía y poco de ciencia ficción. Los responsables de Krull se dieron cuenta del detalle, así que en este film predomina la fantasía, con adiciones de diversas mitologías e historias clásicas (como la del rey Arturo) para crear este híbrido de aventuras. Para dar vida a estos elementos de fantasía y a las diferentes criaturas que pueblan el film, Columbia se gastó una millonada (fue una de las películas más caras de aquel entonces) y se nota: los escenarios son espectaculares, los maquillajes están muy conseguidos y los efectos visuales son muy sólidos y creíbles.

El principal problema es que la historia es bastante rutinaria y predecible (un problema semejante al que se enfrentaría dos años más tarde el film Legend [Ridley Scott, 1985]). Por suerte, en este tipo de películas lo más importante no es tanto lo que se cuenta sino cómo se cuenta. En otras palabras: es el viaje, no el destino. En este sentido, lo cierto es que Krull ofrece un viaje bastante entretenido, gracias sobretodo a unos villanos muy logrados.

Por supuesto, soy consciente que hoy día el atractivo de Krull es más bien nostálgico, además de que anda sobrado de ochenter magic. Pero creo que, debido al buen acabado, el espectador que la desconozca puede pasar un rato entretenido con este pastiche de space opera y fantasía.


0 comentarios:

Publicar un comentario