23 ene. 2015

Viscosidad (The Incredible Melting Man)

 
La primera nueva criatura del terror proclamaba el póster de Viscosidad (The Incredible Melting Man, William Sachs, 1977), una obvia exageración propia de la época. Pero sí es cierto que Viscosidad fue la precursora del cine de terror hiperbólico y sangriento de los 80.

El astronauta Steve West (Alex Rebar) es el único superviviente de una misión a Saturno. Pero regresa con una extraña afección que hace la carne de su cuerpo se funda o se derrite y se vea obligado a matar para reponer la carne perdida. Cuando se escapa del hospital, el doctor Ted Nelson (Burr DeBenning) y el general Michael Perry (Myron Healey) se encargarán de atrapar al increíble hombre que se derrite (o algo así).

En un principio, esta película, como podéis deducir por su título original, fue concebida como una parodia de las películas mezcla de terror y ciencia ficción que se popularizaron durante los años 60. Pero, para frustración del director y guionista William Sachs, el productor de la película, Max J. Rosenberg, decidió que se eliminara el humor y se rodara como una película seria. Rosenberg había hecho bastante negocio como uno de los fundadores de la Amicus, rodando películas de terror algo anticuadas para la época, así que parece lógico que fuera capaz de tomarse en serio la premisa de este film.

Sin embargo, sobrevivieron bastantes toques de humor que se pueden leer entre líneas y que hacen que este film, que es poco más que un refrito de El experimento del Dr. Quatermass (The Quatermass Xperiment, Val Guest, 1955), resulte hoy día entretenido. Por supuesto, el principal atractivo de esta película son los fantásticos efectos de maquillaje del genial Rick Baker, que dan viscosa vida al monstruo protagonista.

Es una lástima que la película no se rodara unos años más tarde. El tono original que buscaba Sachs dominó los 80, además le habría permitido desfasarse más con las muertes y asesinatos. Pero tal y como existe en la actualidad, The Incredible Melting Man es un film que puede resultar entretenido y divertido a los aficionados al género, con algún momento realmente brillante, como el final.


0 comentarios:

Publicar un comentario