15 sept. 2011

Daredevil: El montaje del director


Aquí tenemos otro montaje del director. Notaréis que he escogido comentar películas resultado de producciones conflictivas y cuyos "montaje del director" resultan en películas diferentes y no son, esencialmente, la misma película pero más larga.

Daredevil (Mark Steven Johnson, 2003) es un caso interesante a estudiar. La película no fue un fracaso de taquilla pero en retrospectiva ha generado dos corrientes opuestas: una que la considera una película infravalorada que está muy bien; otra que considera que es una mala adaptación y que seguro espera encantada el reboot que se debería estrenar hacia el 2014.

Viendo la película está claro que el director y guionista Mark Steven Johnson es un fan del personaje, ya que adapta con bastante fidelidad la etapa de Frank Miller en la colección. La etapa de Miller es importante porque hasta entonces Daredevil era un personaje de segunda, una imitación de Batman en ciertos aspectos, y sus ventas se iban hundiendo progresivamente (y lo sé porque soy lector de Daredevil desde hace bastante tiempo). Miller, cuando aún tenía talento que mostrar, reinventó el personaje y lo introdujo en un ciclo de historias que elevarían tanto al personaje como a la colección al estatus que disfruta en la actualidad. Queda aún más claro que Johnson era fan del personaje viendo las otras dos mucho menos afortunadas adaptaciones de cómic en las que ha estado involucrado. Fue uno de los productores ejecutivos de Elektra (Rob Bowman, 2005), mediocre y previsible película, y fue el director y guionista de El motorista fantasma (Ghost Rider, 2007), película que deja patente que lo único que le interesaba al estudio y a Johnson era el personaje y su aspecto, porque es lo único reconocible en esa mediocre película. El contraste entre la fidelidad y el acierto con la adaptación de Daredevil y la carencia de ésas dos cualidades en las otras dos adaptaciones refleja que Johnson sentía una pasión y entendía Daredevil de una manera que no sentía por los otros dos personajes.

La Fox, por otro lado, no sentía ningún tipo de interés o familiaridad con el personaje. Lo que habían sentido es que Spider-man (Sam Raimi, 2002) había sido un monstruoso éxito de taquilla y querían su propia versión para ganar más dinero. Como su preocupación era hacer la máxima cantidad de dinero posible estuvieron interfiriendo en la producción de la película (con sugerencias realmente estúpidas) que complicaron la tarea de Johnson. Aún más, los pases previos obligaron a hacer cambios en el film y la censura americana les puso bastantes problemas para obtener una calificación PG-13, obligando al director a reeditar la película y añadir escenas al tiempo que quitaba otras.

A pesar de los problemas, la versión estrenada en cines me gustó bastante. Me pareció entretenida, me gustó que fuera algo más oscura que la casi infantil película de Raimi y que fuera fiel al personaje de los cómics así como al tono del mismo. Algo que no se puede decir de Spider-man. Es cierto que la película tiene algunos fallos y se toma algunas licencias, como los saltos entre edificios incorporados, de nuevo, tras el éxito de Spider-man, que resultan poco verosímiles, pero en general me gustó.

Cuando me puse a ver el montaje del director, aparecido en DVD el 2003, y observando el cambio de calificación en su país de origen, me esperaba una habitual "versión extendida sin censurar". Cuál fue mi sorpresa al descubrir una película diferente a la que había visto. Como he dicho, la versión estrenada en cines me gustó pero tenía sus fallos. Esta versión, en cambio, está libre de esos fallos. La película se centra en Daredevil (Ben Affleck) y deja un poco de lado el personaje de Elektra (Jennifer Garner), ya que elimina las escenas románticas rodadas a "sugerencia" del estudio. Además de contener luchas más largas y sangrientas, un tono en general más oscuro y duro, incorpora toda una subtrama relacionada con la investigación de un asesinato y presenta un argumento más complejo, así como un mayor desarrollo de los personajes. La media hora de material que se añade crea una película más redonda e interesante, eliminando los segmentos introducidos con el objetivo de hacer una película más digerible con un argumento más familiar.

Recomiendo, por tanto, este montaje del director a los que vieron Daredevil y les gustó, pero especialmente a todos aquellos que no les gustó la versión estrenada en cines.

5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Creo que soy de los pocos que considera Daredevil una película decente, independientemente de si es más o menos fiel al cómic, eso me da igual.
Es una película entretenida y bien rodada, que podría haber estado mejor, si, pero tampoco es tan mala como la pintan. En ese caso me pasa como con El motorista fantasma, que no me parece la absoluta basura que todos dicen.

Quizá lo que menos me gusta de Daredevil es la presencia de Elektra y el rollito romántico, por eso me imagino que esta versión del director me gustará más. No obstante, yo hubiese suprimido ese personaje por completo.
Otro de los aspectos que me llamó la atención fue Bullseye, magnificamente interpretado por Collin Farrel, aunque la gente diga que es mal actor, se equivocan.

Resumiendo, Daredevil no es mi película favorita (claro que tampoco adapta un cómic que me interese demasiado), pero tampoco es un bodrio como Los 4 fantásticos. Esa si que resulta insufrible.

Raül Calvo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, aunque la inclusión de Elektra la creo necesaria más que nada porque es un personaje importante dentro de la mitología de Daredevil. Creo que el problema no es tanto el personaje como la actriz que lo interpreta. Y te recomiendo que leas la etapa de Frank Miller en Daredevil, publicada en tomos aquí no hace mucho, especialmente Born Again. Y los 4 Fantásticos sí que necesita un reboot urgente porque la peli era realmente mala, aunque me compré la segunda por Estela Plateada.

Luis Cifer dijo...

Personalmente, lo que hicieron con la saga born again de Miller en esta película me pareció bochornoso. Una vergüenza de adaptación sólo superada por ese otro bodrio infumable que fue Elektra. Seguro que, como bien dices, la versión del director es mejor, peor no puede ser.

Einer dijo...

Pues a mí también me gustó Daredevil, no es una peli extraordinaria pero tampoco es un bodrio. En cuanto a El motorista fantasma, discrepo de Gonzo, creo que llamarla basura es ser demasiado benévolo. Es aburrida hasta la náusea y más tópica que una serie española.

Los 4 fantásticos, hay unanimidad en que es un truñaco, ¿no?

Veré el montaje nuevo, a ver qué tal.

Raül Calvo dijo...

Luis Cifer, la intención no era adaptar Born Again, haría falta más de una película para eso ya que habría que introducir el personaje y su mundo a todos aquellos que no lo conocen, sino la atmósfera y el estilo que aportó Miller, por eso me gustó la película ya que creo que lo capturó muy bien, aunque estoy de acuerdo que Elektra no es una película muy buena.

Einer, El motorista fantasma no es precisamente una gran película pero creo que compararla con una serie española es pasarse un poco, nadie se merece eso! Bueno, tal vez los 4 fantásticos. Ya me dirás que te parece el nuevo montaje.

Publicar un comentario