27 sept. 2017

Pánico en la carretera (Retroactive)


De entre los diversos temas propios de la ciencia ficción, los viajes en el tiempo es de los que ha originado películas más distintas entre sí. Un ejemplo de ello es Pánico en la carretera (Retroactive, Louis Morneau, 1997), que usa los viajes en el tiempo para crear una especie de road movie de acción.

Karen (Kylie Travis) viaja por el desierto cuando un accidente hace que se quede sin transporte. Es recogida por Frank (James Belushi) y Rayanne (Shannon Whirry). Todo parece más o menos normal, hasta que Frank se descubre como un violento psicópata, que tras matar a Rayanne se dedica a perseguir a Karen. En su huida, Karen entra en una instalación donde se está llevando a cabo un experimento secreto lo que provoca que, accidentalmente, se vea transportada al pasado. Pensando en que ha recibido una oportunidad para impedir un asesinato, intenta arreglar las cosas, pero solo empeoran. Y con cada viaje al pasado, parecen empeorar más.

Retroactive establece sus sencillas reglas para el viaje temporal de forma rápida, ya que en realidad es todo una excusa para mostrar cada vez más elaboradas escenas de acción, a medida que va avanzando hacia su conclusión.

Los paisajes desérticos son un gran escenario para una road movie y permiten que la película parezca mucho más espectacular de lo que en realidad es. Lo que resulta también importante para que no se haga repetitiva: cada viaje es distinto, aunque involucra a las mismas personas. El principio sí que puede hacerse algo largo, hasta que Karen viaja al pasado, pero es necesario para que podamos conocer a los personajes y su situación antes de que todo se vaya alterando.

Las secuencias de acción y la interpretación de Belushi como pirado asesino son los elementos que hacen de este un film muy entretenido, aunque poco más. Pero la película tampoco quiere ser nada más que eso.

0 comentarios:

Publicar un comentario