21 jul. 2015

Repo Man (El recuperador) (Repo Man)

 
Repo Man (El recuperador) (Repo Man, 1984) de Alex Cox sigue mantiendo toda su garra y estilo, a pesar del tiempo pasado desde su estreno y el modo en que el punk se ha convertido en una moda más para llenar escaparates del Zara. Para esta película de culto no pasa el tiempo, tan fantástica como el primer día, sin olvidarnos de la genial banda sonora.

Otto (Emilio Estevez) es despedido de su trabajo en un supermercado y empieza a ganarse la vida como recuperador de coches. Poco después de que Otto empiece a trabajar como recuperador, llega noticia de un coche cuyo valor asciende a 20.000 dólares. Un coche cuyo maletero contiene algo extraño que elimina a cualquiera que mire dentro.

Alex Cox trabajó como recuperador durante un tiempo, periodo que le inspiró para crear el delirante mundo de los recuperadores que aparece en esta película, llena de personajes extraños, y mezclarlo con el ambiente punk. Los paseos nocturnos de Otto y Bud, genial Harry Dean Stanton, son lo que hacen memorable esta película para mí. Algo así como una interpretación en clave de comedia del abismal mundo que vemos en Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976). Pero la inclusión de la trama alienígena permite añadir personajes (aún más) estrafalarios a la cinta y es la razón por la que se ha acabado convirtiendo en una cinta de culto.

Con referencias que van de William S. Burroughs a la cienciología, Cox nos lleva en un viaje por el lado salvaje a ritmo de punk, acompañados de estos ladrones de coches legales, que no puede más que concluir en puro surrealismo. Pero en este mundo de conspiraciones, secretas organizaciones, y OVNIs, nada es lo suficientemente extraño. Editada por Criterion, Repo Man es un film que merece ser recuperado, disfrutado y, especialmente, descubierto por aquellos que todavía no lo conozcan.


2 comentarios:

miguel angel virtuoso dijo...

Pedazo de película , todos actores pricipales están geniales....

Raúl Calvo dijo...

Sí, a mí en particular me gusta Harry Dean Stanton.

Publicar un comentario