7 dic. 2012

Soy una mala persona

No he visto Lo imposible (The Impossible, Juan Antonio Bayona, 2012) ni creo que lo haga. Hace tiempo, vi el tráiler en el cine y lo único que pensé fue "que mandra me da ver esto" y "tiene pinta de dramón buscalágrima al estilo del rollazo Mar Adentro". Es lo que pensé y el hecho de que estuviera dirigida por Bayona tampoco es que me incitara a verla.

Sin embargo, en cuanto se estrenó empezó la fiebre "imposible". Entrevistas a los protagonistas de la historia real, noticias de personas desmayadas en el cine ante el impacto emocional de la película y palmadas en la espalda de todo el mundo, como si hubieran estado con Bayona filmando, por el nuevo éxito del cine español... rodado en inglés y con actores internacionales que se parecen a las personas que interpretan como un huevo a una castaña.

Todo ello acompañado de algo que soy consciente que al explicarlo me va a hacer quedar como un imbécil, pero prefiero ser imbécil y honesto que gustar a todo el mundo. La cuestión es que cuando una película que genera el movimiento que genera Lo imposible se estrena, siempre se te acercan personas diciendo "tienes que ver esta película, es súperemocionante", "es una película que hay que verla", "la gente tiene que ver esta película" y otras frases del estilo. Esta manera agresiva de forzarte a que quieras ver la película viene acompañada de miradas de desprecio/incomprensión cuando les dices que ni quieres verla ni vas a verla. Y esta actitud la adopta normalmente (esa es mi impresión y es la parte con más números para hacerme quedar como un idiota) gente que no tiene ni idea de cine, que ve el cine como una afición, que ve el cine como algo que hacer el fin de semana. Puede que me equivoque, pero es la impresión que tengo, ya que si solo con el tráiler ya fui capaz de identificar todos los resortes que utiliza el director para provocar la emoción en el espectador (intentarlo al menos), creo que cualquiera con un mínimo de conocimiento cinematográfico identificará esa búsqueda de la lágrima fácil de la misma manera.

Hace nada tropecé con una crítica del film en Badass Digest y como no tengo intención de ver la película la leí, por la curiosidad de ver como es recibida en el mercado internacional. Esta crítica (que podéis leer aquí) señala otro detalle que hace aun menos "visible" la película para mí: se ignora completamente a la población Thai para centrarse en las experiencias de los turistas blancos que estaban allí. Su autor lo compara a hacer una película sobre el ataque a las Torres Gemelas protagonizado por una familia Thai en una torre y con todos los personajes protagonistas de nacionalidad Thai, donde los americanos son vistos de fondo y no se sabe nada sobre ellos.

Por supuesto, yo no he visto la película y no sé hasta que punto es cierto (y al crítico que la escribe no le gustaron nada dos filmes que a mí me gustaron mucho). También es cierto que estoy prejuzgando el film, sin haberlo visto presumo de saber cómo es simplemente por lo visto en el tráiler. Es cierto. Y también es cierto que estoy harto de que me hagan sentir como una mala persona por el simple hecho de que ni me interese esta película ni tenga ganas de verla.

Pues muy bien, soy una mala persona y Lo imposible me importa tres pitos. Ahora dejadme tranquilo, que me voy a ver Excision (Richard Bates Jr., 2012), es lo que hacemos las malas personas.


15 comentarios:

Jorge dijo...

Completamente de acuerdo con usted en cada una de sus palabras. La mandra que me produje el trailer se transformó en cabero cada vez que alguien se me quedaba mirando con horror al decir que no he ido a verla ni que la veré ni lo pienso ni me acercó al igual que no me leí "El niño del pijama de rayas". Huyo de la peste de lo que apunta a lágrima fácil y puestas de sol. Y sí, los resortes de la emoción están todos en el trailer. Me parece algo tan poco honesto como el horror que apunta de "Mar adentro".

Y tanto es un prejuicio, pero ese espacio cinematográfico prefiero ocuparlo con un Corman que no haya visto, por ejemplo.

Gracias por el blog.

Raül Calvo dijo...

Pues de nada, es un placer saber que no soy el único. Saludos.

Lily dijo...

Tampoco yo tengo muchas ganas de verla.

Dante Martín (Criticón 5.1) dijo...

Excision... mucha mejor película, sin lugar a dudas.

Raül Calvo dijo...

Lily, si te sirve de algo, no creo que seas una mala persona por ello ;D

Dante, solo por lo bizarro de su reparto, Excision ya vale la pena.

Mario Salazar dijo...

Por supuesto que no eres una mala persona, aunque se entiende el sarcasmo. Me pasa algo con una cinta peruana, Coliseo, es un bodrio pero como retrata lo autóctono es intocable, y salen muchos a mentir. Uno ve lo que quiere, en el cine no hay obligaciones, se trata de disfrutar también y cada uno tiene su gusto y entendimiento. Yo veré lo imposible para ser franco, me intriga y me atrae el cine español pero si he leído constantemente que no tiene más base que hacer del desastre una reunión familiar, es vacía aunque aparenta emotividad, pero debo corroborarlo o hasta quien sabe al final, la pantalla manda. Lo de la crítica de los pobladores thai me parece muy acertada, la estupidez de siempre, de rendirse al mundo occidental, si no te ves no te importa y como es un filme "americano". Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Mario, lo que más me molesta es la actitud casi agresiva de "tener que ver la película". Cada cual que vea lo que le da la gana.

Roswell dijo...

Muy buenas, Raül. No soy muy de comentar, salvo cuando un post me ha llegado al tuétano, y esta ha sido una de esas ocasiones.

Una mala persona, no, amigo Raül: tú lo que eres es un jodido crack. Y yo, otro fulano que no se presta ni a esta ni a tantas otras pantomimas por el estilo con vocación de hacer sentir a "la gente" como buenas personas durante dos horas, a base de topicazo y facilonería guionística disfrazados de cine.

Lo de la ausencia de la población Thai fue algo de lo que, nada más ver el trailer, me hizo llegar cierto olor a podrido (el cine americano, tan caucasocéntrico como siempre). Claro, que en Occidente las subrazas no importan; sólo es tragedia de verdad si lo pasan mal Ewan McGregor y Naomi Watts.

En cuanto a las loas al cinespañol... Esto es como cuando se alaba la "aventura americana" de tal director, actor o actriz... ¡señores, que se van pa' afuera porque aquí no hay nada que hacer con el cine!

Bueno, que me estoy explayando... un saludo; ¡me encanta tu blog!

Raül Calvo dijo...

Encantado de haberte llegado al tuétano. Gracias por los cumplidos, saludos.

Einer dijo...

Completamente de acuerdo. Lo que más me jode, es lo que comentas de que esa actitud "agresiva" de tienes que ver esta película sí o sí suele venir de gente que van al cine de manera ocasional. Lo imposible no me interesó al ver el trailer, pero un amigo fue a verla y me dijo que no le gustó, cosa que tampoco me sorprendió.

Qué buena pinta tiene Excision.

Raül Calvo dijo...

Sí que tiene buena pinta. Y la funda del Blu es de un verde chillón que canta bastante entre las otras pelis. Por lo menos en las fotos, la verdad es que no me llegará hasta dentro de un par de semanas.

Dr. Gonzo dijo...

No había visto ésta entrada! me ha gustado mucho, y lo cierto es que coincido plenamente contigo.
Lo que a mí me molesta no es que me digan que "tengo que ver una película" (puesto me entra por un oído y me sale por el otro, a no ser que me lo diga alguien de cuyo criterio me fíe), sino ese revuelo mediático que se levanta con éste tipo de películas ultracomerciales. Quizá en 5 años, cuando se haya pasado la moda, le de una oportunidad, pero a día de hoy la tengo aborrecida. Ésta y todas las películas con las que se pasan dando el coñazo en los medios.

Independientemente de eso, me da la impresión de que ésta película va a aburrirme mucho. El trailer ya de por sí me parece de lo más repelente, así que no quiero imaginarme como será la película, más aún cuando casi todas las críticas que he leído (críticas no profesionales, que son las únicas que puedo llegar a tener en cuenta en casos puntuales) la tachan de drama que busca la lágrima fácil descaradamente.
Teniendo en cuenta que detesto las "películas de llorar", cada minuto que pasa estoy más convencido de que jamás veré ésta película.

¡Ah! y El Orfanato me parece un ñordo como la Gran Muralla de grande.

Raül Calvo dijo...

Y a veces pasa que este revuelo hace que le cojas manía a una peli sin que esta tenga culpa de nada, como dices lo mejor muchas veces es dejar pasar el tiempo. Recuerdo que cuando se estrenó Titanic le cogí un odio que no era normal por la obsesión que le dio todo el mundo con la peli. Al cabo de un tiempo la vi, no me gustó, pero por lo menos pude ya juzgarla con cierta distancia.

nikofb dijo...

Coincido con cada una de tus palabras, hasta con la recomendacion final, Excision es una maravilla! me lo he pasado pipa leyendo la critica asi que enorabuena!

Que ya cansaba oir tanto revuelo con la pelicula, y no quiero que suene insenible con la causa ni mucho menos, pero me molesta que me digan cuando tiene o no que afectarme algo, y sobretodo, que lo decoren con el "atractivo americano" alejandolo de la realidad.

PD: No pongo en duda que tanto Naomi Watts como Ewan McGregor son buenos actores (la primera es de mi favoritas incluso) pero de ahi a creerme que son turistas españoles... como que no.

Un saludo y de nuevo estupenda reseña!

Raül Calvo dijo...

Gracias por los cumplidos. Yo tampoco dudo del talento de Watts y McGregor, son actores que siempre cumplen aunque la película en que estén metidos no.

Publicar un comentario