3 may. 2012

¡Numeral, numeral! ¡Viva la numeración!


No acabaré de entender jamás la afición que tiene la gente por las listas. Las 100 mejores películas de terror, los 100 mejores films de gánsteres, los 100 bukkakkes más vistosos... ¿A qué viene esa pasión por los listados? ¿A qué viene esta obsesión clasificatoria? Hace poco en la página web Aullidos publicaron su lista de las mejores cintas de terror según sus participantes, en Dread Central tienen un link hacia lista con los ocho cyborgs más molones, una revista de cine acaba de poner en los quioscos un número en el que anuncia orgullosa su lista con las 200 mejores películas de la historia. La verdad, no lo entiendo. Tampoco lo critico porque son listas hechas de forma abiertamente subjetiva, que hablan de los gustos de aquellos que las han hecho.

Lo que sí critico y empiezo a odiar son esta serie de libros titulados Los 1001 lo que sea antes de morir. Más que nada porque son libros que se precian de establecer un cánon, una guía para aquellos que quieran ver/leer sólo lo mejor. Una herramienta que parece pensaba para (y espero no molestar a nadie) gente sin personalidad.

Mi padre tiene una librería y en la pasada edición de Sant Jordi, mis padres observaron por la tarde que se vendían y pedían más unos títulos en concreto: los que en las noticias del mediodía habían aparecido como los más vendidos. La gente lo ve y va a pedirlo, sin molestarse en buscar y remirar entre toda la oferta que hay. Son lo que mi madre llama "compradores sin criterio". Un amigo mío se entestó, hace unos cuantos años, en ver y tener todas las películas que el Festival de Sitges había incluido en su lista de las 100 mejores películas de cine fantástico. El resto le daba igual.

Estas actitudes las considero estúpidas (de nuevo, sin ánimo de ofender) porque creo que dañan el viaje personal de cada uno por algo que le apasiona. Es decir, si uno se va a dedicar profesionalmente a un arte, obviamente ha de conocer ese arte, ya sea escritor, pintor o cineasta. Ha de saber que obras cambiaron o afectaron a la manera en que ese arte se expresa para poder hacer algo original. Pero si uno no persigue ese objetivo profesional, se ha de dejar llevar por sus propio instinto. Por su intuición. E incluso si alguien se quiere dedicar de forma profesional, creo también que es importante guiarse por el propio instinto y dejarse de cursos y seminarios para hacer la obra maestra definitiva.

Hay dos cosas que repito a menudo. Una es que no existe una mejor o peor película de la historia, por el simple hecho de que todavía se siguen haciendo películas. Otra cosa que menciono a menudo se refiere a mi sexto sentido a la hora de detectar películas que me gustarán o que no me gustarán (notad que no digo buenas o malas). Es algo que puede ser interpretado como una broma pero no lo es. Realmente me suena en la cabeza una especie de alarma en lo que respecta que películas ver y cuáles no. Un instinto que me ha sido útil para descubrir rarezas y pequeñas joyas.

Es algo difícil de explicar sin parecer un demente, algo que va más allá de simplemente ver un tráiler y pensar "puede que esta peli esté bien". Algo que he desarrollado en parte a base de ver mucho y leer mucho, pero también en base a ignorar las críticas y comentarios de revistas, diarios y páginas profesionales, además de nunca perder el tiempo con libros del estilo 1001... Un instinto desarrollado también por la propia pasión por algo que adoro y la casi suicida carencia total de prejuicios e ideas preconcebidas sobre cómo es o se supone que es una película X (quiero decir de cualquier tipo).

Mi consejo es: olvídate del mapa y déjate llevar por tu instinto. Perderse por el camino puede ser mucho más interesante e instructivo que simplemente seguir un camino marcado.

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

A mi ese tipo de libros me parecen más o menos adecuados cuando uno quiere iniciarse en la cinefilia y no tiene ni idea de por dónde empezar.
Pero si uno ya ha visto cierto número de películas, esta clase de libros resultan inútiles. Antes de abrirlo sabes de qué películas te van a hablar. Títulos como El padrino, Lo que el viento se llevó, Casablanca, etc., es decir, lo de siempre. Un cinéfago de pro no puede estancarse únicamente en los clásico reconocidos mundialmente, sino que tiene que ampliar horizontes.

Luego está el tema de la falta de criterio, algo muy habitual. Gente que se deja influenciar por los rankings y críticas profesionales, aunque tampoco me parece mal dejarse llevar por alguna recomendación. Yo por ejemplo conozco a varias personas que habitualmente me recomiendan películas, pero sé muy bien a quien hacer caso y a quien no.

Lo que sí me repatea hasta el punto de querer dar un par de bofetadas es la gente con prejuicios. "No veo esta película porque es de tal o cual país", "no me gustan las películas antiguas" o "No me gusta el cine indie", son sólo algunas de las estupideces que he leído y escuchado desde que me aficioné al cine.
A esos directamente les quitaría el derecho de ver películas, por catetos.

Raül Calvo dijo...

Yo lo que sí leo y no asocio con estos libros de Los 100 mejores o lo que sea son aquellos en los que se hace análisis "social" del género y su impacto en el momento, porque es un tema que me interesa, pero no porque necesite saber que pelis son las buenas, eso es mejor descubrirlo solo.

Roy D. Mustang dijo...

Muy sabio su señor padre al llamarles "compradores sin criterio". La verdad es que a mí me gustan las listas, ayudan a conocer mejor los gustos de otra persona. Aunque, en la mayoría de los casos, suelen ser orientativas. Lo que me gusta mucho menos (por no decir nada) son esas listas hechas por distintos grupos de personas, o fruto de votaciones.

Te seré sincero: independientemente de lo que opines de las listas, me encantaría que hicieras una lista de tus películas de terror favoritas y, por otra parte, de tus películas favoritas en general.

Raül Calvo dijo...

Creo que sería una lista muy larga, ya que continuamente añadiría títulos según fuese viendo películas. Y como no separo géneros, no sé si sería capaz de hacer una pensando sólo en pelis de terror. La verdad es que nunca me he parado a pensarlo.

Roy D. Mustang dijo...

Yo te animo a ello, jeje. Espero una entrada así en este blog con muchas ganas :).

Einer dijo...

¿A nadie le parece absolutamente vergonzoso encabezar un post con una foto de Wayne's world y no hablar de Wayne's world?

Las listas tienen un problema y es que son absolutamente subjetivas. A mí, por ejemplo, la lista de los 100 mejores guitarristas que sacó Rolling Stone me pareció vergonzosa, pero, dentro de que mis 100 mejores serían otros, no quita para que en esa lista hubiera un montón de gente que no conocía. Y esa creo que es, o debería ser, la finalidad de estas listas. Que te mires algún libro de 1001 lo que sea no quiere decir que no haya nada más allá de esas 1001 películas o discos o lo que sea, o que te tengas que ver las 1001 pelis por cojones. El problema, como casi todo, es que hay gente que se obceca, como el que comentas de Sitges. Lo bonito, al menos yo lo veo así, es ir descubriendo cosas que te gusten poco a poco, independientemente de si lo haces a través de un blog, de un libro como 1001 películas o de una lista que publica una revista.

Y luego siempre habrá gente que pondrá en discusión las listas sin darse cuenta de que no hay nada que discutir porque son los gustos del que lo ha hecho. Eterna batalla entre PS3 o Xbox; Naruto o Dragon Ball o Megadeth VS Metallica que no conducen a nada.

Y por último, el Puma encabeza mi lista de letras de canciones más tontas con ¡Numeral, numeral! y Madonna ni siquiera debería estar en la lista de Wayne porque no está buena ni lo ha estado nunca.

Raül Calvo dijo...

Wayne's World es una obra maestra ante la que sobran las palabras. Estoy de acuerdo con lo que dices, aunque para mí es un problema de actitud. En muchas listas se admite que es algo subjetivo y por eso no lo critico, pero lo de los libros es que me empieza a dar rabia y todo.

La letra de Pavo Real es una obra de sutil surrealismo y que contiene las claves del Apocalipsis si se descifra por entero. El Puma lo sabía. Y la Madonna de Sex estaba bastante bien, para mi gusto.

Publicar un comentario