9 sept. 2015

Entrevista a la escritora Patricia Muñiz


A raíz de la publicación de su nueva novela Lizzie: la estudiante que vendió sus bragas y acabó convertida en obra de arte, disponible en Amazon.es tanto en formato e-book como en físico, le hice una entrevista a la escritora Patricia Muñiz. Una entrevista que espero os resulte interesante y haga que os pique la curiosidad lo bastante como para que le echéis un vistazo. Solo me queda agradecer a Patricia Muñiz el tiempo empleado contestando a mis preguntas.


1 ¿Cómo surgió la idea de la novela?  
Un día, hablando con un amigo sobre penurias económicas, me enseñó la web de una chica que vendía su ropa usada a fetichistas. No eran bragas. Se trataba de la ropa que ya no quería. Camisetas, calcetines, zapatos viejos... ¡Y lo vendía todo! Me pareció muy inspirador, así que escribí unas notas. Unos meses más tarde, un productor cinematográfico me pidió una idea para una novela erótica y Lizzie, la joven estudiante que vendía sus bragas por internet, acabó de tomar forma. Ese fue el germen de la historia. Así nació el personaje. Al principio, el trato con la productora era de proyecto conjunto, pero al final hemos pactado ir cada uno por su cuenta. 

2 Durante la documentación, ¿Encontraste alguna historia/suceso/cosa que acabara incluida en la novela? 
Sí. La trama es ficción, pero casi todos los pasajes están basados testimonios reales. Me entrevisté con vendedoras y clientes para documentarme de los aspectos que me resultaban más desconocidos. Sobre todo, la parte de la entrega en mano, es bastante fiel a lo que me contaron. Voy a confesarte que también he incluido anécdotas personales, pero no voy a decir cuáles son. Me gusta que sea así. Que esté todo mezclado. Que nada sea del todo real, pero tampoco falso.

3 ¿Tiene más peso lo sentimental/dramático que lo erótico o viceversa? ¿O has buscado un equilibrio?
 Hay un equilibrio y ha sido buscado. Creo que hay un hilo invisible que une todo, y es el morbo. Es cierto que Lizzie es una novela sentimental, dramática y erótica. Pero, por encima de eso, sobre todo es una historia morbosa que busca saciar la curiosidad más políticamente incorrecta. Lo que pasa que no encontré el modo de etiquetar la novela así en Amazon.

4 ¿Cómo definirías los conflictos emocionales de la novela (triángulo, parejas con problemas…)?
 Los definiría como muy actuales. Existe una brecha abismal entre el mundo tal y como era concebido antes de internet, y el de ahora. Seguimos con parámetros que nos empujan a movernos como se hacía en una época que ya no volverá, y eso crea conflictos. El modo en que nos relacionábamos cuando no existía internet más que al pasado, pertenece a una nueva “antigüedad”. Ahora todo va más rápido. Es más inmediato. Más fragmentado. Pero no todo es negativo, también se puede profundizar más. Por ejemplo, hay menos dificultades para conseguir información, para hacerse seguidor de los famosos, para saber lo que hacen a cada minuto, para obsesionarte con ellos. Conseguir cosas impensables hace unas décadas, está al alcance de la mano. Pero, librarse de la gran jaula de la tecnología es prácticamente imposible. El anonimato es más importante que nunca. Somos seres fragmentados. Tenemos muchas vidas. La que en realidad vivimos, la que mostramos en las redes y la que también usamos escondidos tras un nickname para transgredir sin dar la cara.  Hoy en día, sin salir de la habitación, uno puede ser un estudiante mediocre, a la vez que famoso youtuber con miles de seguidores y, además, tener una vida oculta, que nadie conoce y que satisface los deseos más extremos. Más o menos, ahí es donde nos encontramos y lo que es mejor (o peor), el puente con el viejo mundo hace tiempo que fue volado.  

5 ¿Qué te llama más la atención de este fenómeno de venta de ropa interior?
La intimidad que se crea entre clientes y vendedoras. Es mucho más que una transacción económica. Es algo secreto, clandestino. Es un auténtico ritual situado en un lugar extraño entre lo ceremonioso y el romance. Hay sentimientos verdaderos. Si las cosas van mal puede haber humillación, pero si van bien, se puede tocar el cielo. Entiendo perfectamente que ellas tengan sus clientes favoritos y que ellos adoren a sus vendedoras. 

6 En la novela también se trata, en una de las tramas, de la dificultad que aún hoy día encuentra la mujer para entrar en según que círculos. ¿Te has encontrado con dificultades parecidas?
Sí, y algo de eso sale reflejado en la novela. Hay ciertos círculos que son muy cerrados, por qué no decirlo. Funcionan por amiguismo puro y duro. De nada sirve el valor de tu trabajo, la originalidad o la oportunidad de la obra.  Si tienes capacidad de hacer sombra, sobras. Si no juegas a hacerles la pelota, sobras. Si no encajas en lo que suponen debería estar haciendo una señora de tu edad, sobras. Pero sería injusto no decir que en el camino también me he encontrado con gente maravillosa que me ha tendido la mano desinteresadamente, cuando menos lo esperaba y más lo necesitaba. Como todo en la vida, hay espinas y rosas.

7 A pesar de tratar fantasías y fetichismo, ¿te parece que es la novela más realista que has escrito?
Sí, por supuesto. He tenido que renunciar a las pinceladas de fantasía que acostumbro a poner en todo lo que escribo. Lizzie es ficción, pero no es una novela fantástica. Tal como dices, es la novela más realista que he escrito hasta el momento.

8 ¿Qué tipo de lector puede sentirse atraído por esta novela?
Cualquiera que se sienta a gusto con lecturas no estereotipadas. Los buscadores de tesoros se pondrán contentos.
¿Buscas algún tipo de lector en concreto?No, aunque tengo la sensación de llegar a un público joven femenino. Pero en las firmas de libros siempre me encuentro con gente de todas las edades. Chicos jóvenes, madres con hijas, hombres maduros… No sirve de nada pensar en un público objetivo. Conectas con el espíritu de las personas, no con su sexo ni con su edad. Hay que ser abierto de mente y tener altura de miras.

¿Qué encontrará el lector que se adentre en las páginas de Lizzie?
Encontrará sueños, sexo y secretos. Personas explicándose, las unas a las otras, en sus diversas personalidades. Encontrará tesoros, y quizás lo más importante, algunas respuestas a la vida.

10 ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
Vuelvo al género con un libro de relatos fantásticos, que es como volver al hogar. También tengo en el horno una novela que alegrará a quiénes esperaban que me alejara de lo erótico. Y hasta ahí puedo leer.


4 comentarios:

Patricia dijo...

Gracias por la entrevista, Cinéfago. Es un honor que me hayas invitado a tu "estudio cinematográfico". Me alegra mucho saber que la novela te haya resultado interesante. Espero que nos veamos en la presentación :).

Hasta entonces, mucha suerte ¡Y mucho cine!

Raúl Calvo dijo...

Gracias a ti por responder!

HAPLO dijo...

Tiene muy buena pinta! Hasta ahora no conocía nada de Patricia Muñiz, y seguro que Lizzie es muy buena opción para empezar.
Buena entrevista Raul!!

Raúl Calvo dijo...

Gracias! Espero que disfrutes de la lectura.

Publicar un comentario