20 oct. 2011

Outlander


Antes de entrar en materia, he de comentar un hecho que me dejó de pasta de boniato ayer. Como os podéis imaginar, el miércoles vi la entrevista al gran Robert Englund en El Hormiguero, lo cual fue un poco frustrante porque me hubiera gustado oírle hablar más de su carrera y menos numeritos. Pero sí se comentó algo que me sorprendió: resulta que el póster de la película De mayor quiero ser soldado (2010) de Christian Molina ha sido prohibido en los transportes públicos de Barcelona. El póster se puede ver adornando las calles (lo he visto cerca de mi calle), pero no en el transporte público. Absurdo. No sé si se debe a que por primera vez (desde que tengo uso de memoria) está en la alcaldía un partido conservador o por la reciente ola de corrección política y mojigatería. Irónicamente, el póster de la anterior película de Molina, Diario de una ninfómana (2008), fue prohibido en Madrid mientras que aquí no hubo ningún problema. Una estupidez todo el asunto.

Pero vamos a lo que interesa: Outlander (Howard McCain, 2008), una entretenida película que mezcla acción, aventuras y ciencia ficción inspirándose en el poema épico Beowulf. El filme contiene además un subtexto político bastante interesante pero que no interfiere en el disfrute de la película. Es decir, aquellos que simplemente quieran disfrutar de una película de monstruos no tendrán que sufrir ningún sermón y aquellos que busquen algo más que simple entretenimiento puede que se lleven una sorpresa.

Una nave espacial se estrella en la Tierra. El superviviente es un extraterrestre humanoide, Kainan (Jim Caviezel), que descubre que la peligrosa carga que llevaba consigo también ha sobrevivido, una máquina de matar que responde al nombre de Moorwen. Kainan se dispone a cazarlo, es entonces que la computadora le informa que se ha estrellado en Noruega, en el año 709 DC. A partir de aquí el argumento os lo podéis imaginar: será confundido por un enemigo por el pueblo vikingo al que va a parar, se ganará su confianza a la hora de enfrentarse al monstruo, enamoramientos, masacres y todo lo que trae consigo una monster movie de tintes mitológicos.

Sin embargo, es está familiaridad con el argumento a grandes rasgos (al fin y al cabo Beowulf está datado entre el siglo VIII y el X) la que hace que se aprecien mejor las innovaciones y los aciertos del filme de McCain. El primero de ellos es el reparto, especialmente el trabajo de John Hurt y Ron Perlman como enfrentados jefes vikingos, que hacen que te creas lo que sucede en la pantalla (por supuesto, me refiero al trabajo de los actores en la VO, dios sabe cómo habrá destrozado las interpretaciones el doblaje). Luego tenemos la dirección de McCain, que trata bastante bien las escenas de acción, especialmente los ataques al pueblo y en particular todo el tramo final. La adaptación que se hace de Beowulf resulta más interesante que la supuestamente más fiel versión que hiciera Robert Zemeckis el 2007 para todos los públicos (lo que resultó en algunas escenas bastante ridículas).

Aparte de la acción y aventuras que tienen lugar en la caza del monstruo, la película tiene un interesante subtexto, una alegoría que podríamos relacionar con la guerra de Irak, y que encontramos en la backstory que Kainan le cuenta a Freya (una estupenda Sophia Myles) sobre el origen de Moorwen. Esto le da un toque distintivo a Outlander que la hace destacar entre otras películas del género, aparte de su excelente factura y acabado.

Otra cosa a destacar de esta película es que mejora cada vez que la ves. La primera vez que la vi me pareció correcta y entretenida. La segunda vez me gustó bastante más y me involucré más en la historia. A partir de entonces, cada vez que la he visto me ha gustado más y la he disfrutado más. Finalmente, señalar que la edición en Blu-ray española es un señor timo que no trae ningún extra. Por ello recomiendo la edición de importación, ya sea americana o inglesa, que viene cargada de interesantes extras (como 40 minutos de escenas eliminadas).

En definitiva, Outlander es mucho mejor y más interesante de lo que parece a simple vista.

24 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Yo recuerdo haberla visto en el cine y no tener mayor relevancia, de hecho, no me acordaba ni que existía.
Es entretenidilla, pero a mi me pareció la típica y tópica película de "espadas", salvo por el detalle del monstruo.
Bajo mi punto de vista es una película de usar y tirar.

Raül Calvo dijo...

Supongo que la viste doblada, por tanto no disfrutaste del trabajo de los actores que ayudan a darle entidad a la película. Por otro lado, es una película que trata un tema mitológico, es decir, usado desde el alba de los tiempos. Lo que me gustó es que a pesar de ello es tremendamente disfrutable, además de añadirle un subtexto político del que carecen otras encarnaciones recientes de la leyenda de Beowulf.

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

Javier Simpson dijo...

Pues suena muy bien, aunque para algunos eso resulte incomprensible, como esa otra de hace poco (aunque en otros aspectos tengan poco que ver), Aliens and cowboys: eso de mezclar géneros de una forma tan descarada y a simple vista incompatibles hay a quien le rasca mucho; pero es lo que digo yo: ¿Por qué no va a poder ser y no resultar un desfase? Y me sigo diciendo: De creer en extraterrestres: ¿por qué no podrían aparecer en el far west o en Escandinavia cuando los vikingos asolaban el continente en sus barcos? Es una propuesta que parece una majadería, pero, si se hace bien, no tiene porque serla.
Un saludo y buena entrada, Raül.

Dr. Gonzo dijo...

Como ya sabes, no soy de los que le da tanta importancia a la VOS, porque no le veo sentido a eso de ver una película subtitulada si no entiendo el idioma, de modo que la entonación de los actores y demás matices me resbalan, ya que si no entiendo lo que dicen, cómo voy a apreciar esos detallitos que, por otra parte, para nada me parecen imprescindibles a la hora de disfrutar una película. Yo disfruto del cine como el que más, y rara vez veo una película subtitulada, al menos no de forma voluntaria. Esa es mi humilde opinión.

Por otra parte, mis criterios para que una película me guste o no, no se basan en si la he visto en VOS o doblada, ni mucho menos.
Escuchar a los actores hablar en inglés, chino o ruso no va a interferir lo más mínimo en mi valoración.

Javier Simpson dijo...

Yo opino como tú, Gonzo, pero bueno, un poco (o un bastante, dependiendo de la importancia que se le de), sí que puede influir. Un ejemplo: Julio César de Mankiewicz; mejor verla subtitulada. Escenas como la del discurso de Brando en las escaleras del senado son una delicia escucharlas. No son igual dobladas... pero tampoco entiendo que haya gente que diga que no tiene nada que ver... hombre, sí, algo que ver sí que tiene, y más o menos zafa...en fin, que yo al cine le doy mucha más importancia a lo visual que a las entonaciones de las voces, porque, después de todo las traducciones están bien, y, salvo raras excepciones, no se suele meter la pata…aunque puntualmente se meta la gamba y se traduzcan frases con un sentido distinto al original.
Ha quedado claro que soy gallego, ¿no, o sí?

Einer dijo...

A mí me gustó Outlander, pero tampoco me pareció ninguna maravilla. Simplemente me entretuvo.
En cuanto al doblaje, yo las veo según me dé. A veces sí, y a veces no. Generalmente, si estoy sólo opto por la V.O. y si estoy con alguien optó por la versión doblada, pero tampoco me parece algo fundamental. En el caso de Outlander hubo momentos que me resutaron un pelín aburridos y la parte de acción en algunos momentos me pareció muy tópica y convencional y eso no va a cambiar por verla en V.O. o doblada.

Raül Calvo dijo...

Javi, la leyenda hace tiempo que corre, así que está abierta a muchas interpretaciones. En Outlander se hace mucho realista, en lugar de ser un monstruo mágico, pues viene del espacio exterior. Yo no tengo ningún problema tampoc en la mezcla de géneros.

Dr. Gonzo, Javi y Einer, en cuanto al doblaje y la VO. Ver una película doblada no es lo mismo que verla en VO. Son dos películas completamente diferentes. Me parece perfecto si alguien prefiere verla doblada, está en su derecho, faltaría más, pero ha de aceptar que no está viendo la película que sus responsables quisieron que viera y que su reacción se verá condicionada por cómo está doblada la película. Sólo tenéis que ver una película española doblada al inglés (por ejemplo, Los Sin Nombre) para comprobar hasta que punto cambia la película con el doblaje. El trabajo de los actores es fundamental para que una película te entre o no, sea del género que sea, porque es el trabajo de los actores el que hará que te impliques emocionalmente en la película. Porque si no te implicas en la película, porque si el trabajo (la voz) de los actores no te atrae, te desconectas y te distraes, de modo que las escenas de acción parecen menos entretenidas y la historia se hace más aburrida. Porque te da igual lo que le pase a los personajes y la historia que cuentan. Para implicarte en la película es esencial el trabajo del actor y para el trabajo del actor es fundamental la voz, porque es con lo que se expresa las emociones. Y es algo que va más allá de entender o no lo que se dice, no se trata de eso. Se trata de las emociones. Yo veo películas en japonés aunque no tenga ni la más remota idea de japonés por las emociones que transmiten los actores en su voz. Por ejemplo, Tokyo Snuff me impresionó mucho más en VO que cuando la vi en la tele doblada porque el doblaje era plano y mal actuado con lo que no me sentí tan implicado y por tanto perdió gran parte de su efectividad. Que prefiráis una película doblada o VO, es cosa de cada uno, pero no me digáis que da igual o que es lo mismo porque no lo es. Además, nunca he visto una película que no me gustara en VO y luego doblada me gustara; siempre es al contrario. Y aunque no tenga mucha validez estadística he hecho la prueba (poner películas que no habían gustado dobladas en VO) con varias personas (amigos y novias) y cada vez ver la película en VO les ha hecho replantearse su opinión sobre la película. Especialmente con películas que son transformadas y deformadas completamente como las comedias de Austin Powers.

Javier Simpson dijo...

Bueno, sí, estoy de acuerdo contigo, pero hasta un punto. Además de las voces están los gestos, las atmósferas, las miradas, etc hay muchas más cosas, Raül que hagan que te metas en lo emocional.
Los doblajes normalmente, por lo menos aquí en España, se corresponden bastante bien con las voces originales y estudian, para mejorar el doblaje, qué emoción trasmite cada actor en determinada escena. Evidentemente no es lo mismo; en cuanto a lo que dices es mejor verla subtitulada, pero no lo veo tan radical como tú. Además hay otra cosa importante: cuando se leen los subtítulos no puedes ver la pantalla completa, tu mirada se centra en la letra que está traduciendo la voz, y eso a mi me jode porque yo quiero ver lo que pasa, la imagen, y así se consigue muchas veces a duras penas… o

Otra cosa sería que supieras el idioma en la que está hecha la peli, ahí sí que tendría mucho más sentido, y eso a pesar de que hay actores (o actrices) que mejor es doblarlos porque tienen unas voces que meten miedo y entonan con el culo.
Un saludo, Raül.

Raül Calvo dijo...

Javi, no se trata de las voces, si no de lo que se transmite con la voz, que es algo irreproducible. Por eso a la mayoría de los actores no les gusta doblarse a si mismos, porque consideran que la interpretación pierde frescura. Es todo el conjunto el que resulta esencial para disfrutar de una interpretación. Y mi experiencia de comparar VO y doblaje a través de los audios en el DVD me dice que en el 99% de los casos no se respeta el trabajo de las voces originales y cuando se hace el talento del doblador no es el mismo que el de la voz original. Y a veces juega a favor que se doble algunos actores y actrices, como le pasó aquí a Sofia Coppola. Por otro lado, yo no veo sólo películas en VO cuando están en inglés porque sepa inglés y no lea los subtítulos. Lo hago, repito, en todos los idiomas aunque los desconozca: japonés, francés, italiano, ruso, alemán, sueco... Y no tengo ningún problema en seguir las imágenes en pantalla porque como estoy acostumbrado a la VO NO ME PARO A LEER LOS SUBTÍTULOS, se ve todo integrado en la imagen. Si tu vieras todas las películas en VO durante un tiempo te acostumbrarías igual y no te pararías a leer ni se te centraría la vista en los subtítulos. Así, cuando veo una película puedo juzgar adecuadamente aspectos como la fotografía, el editaje y demás, además de la interpretación de los actores. Porque ya me dirás como juzgas el trabajo de un actor sin saber cómo transmite emociones. Es como si quisieras escribir la crítica de una novela de la que sólo te lees las páginas pares y no las impares. Para entenderla has de leer todas las páginas.

Luis Cifer dijo...

Totalmente de acuerdo en lo de la VO, hay que ver las películas con las voces originales. los dobladores hacen (casi siempre) un gran trabajo, pero no es lo mismo. Imagínate doblar la voz de Paco Rabal o Fernando Fernan Gómez (por citar sólo 2 grandes actores españoles con voces reconocibles por todos) al sueco, se pierde mucho del carisma de los personajes.

ATTICUS dijo...

1º de ante mano perdon por mis comentarios,esta pelicula me parecio una "cagada" monumental,por que yo si que creo que que los experimentos los hacen los cientificos y Ferran adria en su "gran cocina" del cual soy fan y aprendiz.
Outlander se deja ver,es entretenida,a algunos les gustara mas que a otros y ya esta.
Por cierto Raul te doy la razon en lo que dices del doblaje y lo que trasmite el actor,mira que hay buenos dobladores en España,pero nada que
ver como cuando los labios expresan lo que dicen
e interpretan los actores,es la pura esencia,no hay nada mas que decir.

Dr. Gonzo dijo...

Yo opino igual que Javier. Existen muchos más elementos a tener en cuenta a la hora de meterte en una película, no todo es cuestión de doblaje o no doblaje.
¿HAY que ver las películas en VOS? me parece una postura algo radical, porque como dije antes, yo disfruto el cine como el que más, y no tengo necesidad de ver una película en inglés para disfrutarla más o menos. La película es la misma ya sea en vos o doblada, y el criterio y cultura cinematográfica de una persona que prefiere el doblaje no es inferior al de que la ve subtitulada, ya que la película, no nos engañemos, es exactamente la misma (joer, yo me vi el exorcista de ambas formas y no recuerdo haber descubierto diálogos ocultos ni escenas nuevas por el hecho de verla en VOS) Que si, que el detalle de las voces es distinto, vale, pero el resto es igual. Argumento, ambientación, gestos, fotografía, tiroteos, secuencias de sustos, efectos especiales, etc. Eso no tiene nada que ver con el doblaje y contribuye de igual manera al disfrute de la película.

Muchas veces también me parece un incordio el tener que estar leyendo dos horas, lo admito. Y no es por pereza, me gusta mucho leer, pero es que hay subtítulos que vaya telita.
Ayer mismo estuve viendo el documental Heart of Darkness (ese que trata sobre la realización de Apocalypse Now) y no exagero si digo que sólo pude leer el 70% de los subtítulos, los cuales a veces eran imposibles de leer porque las imágenes eran demasiado claras y no se distinguían las letras. Seamos sinceros, para los que no sabemos inglés, ver una película así es un COÑAZO.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, claro que hay un montón de elementos a la hora de juzgar una película. Y el trabajo de los actores es uno de los principales y un factor principal para juzgar el trabajo de los actores es la voz, donde se transmite la emoción. Yo no digo que por obligación tengas que ver las películas en VO, pero sí que la versión doblada de una película es una versión manipulada y tu opinión puede verse afectada en casos en los que un mal doblaje estropea una película. Como decía, es como si sólo lees las páginas pares de un libro. Tampoco digo que el criterio de una persona que ve las pelis dobladas sea inferior pero sí que ha de ser consciente de lo que he explicado antes. La película no es exactamente la misma, cambian muchos matices, incluso en El Exorcista. Porque hay películas en VO que mezclan idiomas mientras que la versión doblada es toda en castellano, por ejemplo. Y como digo, te parece un coñazo porque no estás acostumbrado. Yo veo todas las películas en VO, no sólo las que hablan inglés, y estoy tan acostumbrado que no me paro a leer los subtítulos, los veo al mismo ritmo que la película.

Tienes libertad para ver las pelis como te dé la gana, pero no digas que una peli doblada es igual que una en VO porque no lo es. Es una versión manipulada inferior. Si te gusta ver las pelis así, me parece perfecto, no por eso voy a considerarte de menos ni nada por el estilo. Pero no intentes justificarlo diciendo que es lo mismo y que da igual porque no es así. Y si no, prueba a ver películas españolas dobladas al inglés.

Raül Calvo dijo...

Luis Cifer, me alegra ver que coincidimos.

Atticus, yo creo que es esencial experimentar en el cine con la manera en que se cuenta una historia, especial con una que forma parte del tapiz de la cultura popular y ha sido recontada en numerosas ocasiones como la de Beowulf.

Bea Cepeda dijo...

Soy tan fan del texto original de Beowulf que no puedo con las películas que se inspiran o cuentan la misma historia!!!!

Javier Simpson dijo...

Raül si le mandas a Gonzo ver películas españolas dobladas al inglés es normal que le parezcan muy diferentes ya que él, como yo, como muchos otros, no tenemos el nivel de inglés suficiente como para poder disfrutarla del mismo modo.
En serio, Raül, para mí exageras un poco. Yo entiendo que tú le des mucha importancia a eso, y es importante, pero no hasta el punto de decir que si ves una película en VOS estás viendo algo diferente a la que verías doblada, como si vieras otra película; es tu intención decir eso y el sentido que le das, y creo que no es así. Para valorar ese aspecto habría que tener en cuenta, además, de qué peli se trata y el doblaje que se hace de ella. Por eso es relativo: en algunas importa mucho, en otras no tanto. Hablar generalizando en este caso creo que es un error.
Yo veo más cine doblado, lo reconozco, y debería ver más en VO, aunque también vea bastante de ese modo; la diferencia que puede haber no suele ser tan trascendente (y digo suele) según el prisma en el que yo lo percibo. Tal vez el que no esté acostumbrado a verlo tan sólo en VO influya (forma parte de mi cultura: - verlas dobladas-), sin embargo tengo visto pelis de las dos formas (como Gonzo), la misma peli, clásicas y recientes, y las diferencias, por lo general, a mi no me parecieron tan grandes. Eso sí, hay matices que cambian en las expresiones y tonalidades de los diálogos, aunque no hasta el punto de decir que vemos una peli distinta si lo hacemos doblada. Por supuesto hay casos dramáticos en los que el doblaje es patético y cambia mucho, pero no suele ser así. Mi experiencia es que aquí las pelis están muy bien dobladas.
No te meto todo este rollo para decirte que estás equivocado porque no es así, pero entiende lo que queremos expresar los que no llevamos tan lejos y le damos esa importancia capital a ver las pelis en VO. Es cuestión de cultura y de percepciones. De todas formas es cierto que debería ver muchas más pelis subtituladas y acostumbrarme a hacerlo, pero con la posibilidad de hacerlo también dobladas dependiendo del tipo de peli que sea.
PD: Como dije antes: yo también veo bastante cine en VOS y a veces lo que comentas es algo que me resulta casi casi imposible de conseguir: leer subtítulos y ver la cara (y sus expresiones, los labios incluso que reflejan muy bien las emociones y que son los que se mueven cuando se habla) de los intérpretes, sobre todo cuando es en pantalla muy grande (de cine sobre todo, como es lógico) en donde la separación entre las letras y una figura que esté de pie actuando es muy grande. No sé como haces tú para conseguirlo ver todo bien, letra y expresiones, o detalles de la escena. Es como decir que lees un libro y puedes leer por donde vas y 5 renglones más adelante… tal vez algunos no tengamos esa capacidad, eso es cierto, y no lo digo irónicamente, Raül, o puede ser, como ya comentamos antes la falta de costumbre (con tu idea seguramente tendría que ver prácticamente todas las pelis en VO)

Raül Calvo dijo...

Bea, desde El dragón del lago de fuego a El guerrero nº13, y todo lo que ha habido entre medio y después, diría que te has ahorrado ver un buen número de películas, :D

Javi, sólo lo decía para comprender hasta que punto cambia una película cuando está doblada. Yo he visto alguna película española doblada al inglés y es increíble el cambio, cuando desaparecen acentos e inflexiones de voz y se cambia todo por el mismo monotono. También entiendo que si viviéramos en Portugal o Estados Unidos no se hablaría de esto, porque son países donde no se doblan las películas. Pero eso no significa que porque aquí se doblen sea algo normal. Mi experiencia es que las películas de género (comedias, terror, etc.) se doblan muy mal, sólo se tiene algo de cuidado en las películas "serias". Y no creo tener ninguna habilidad especial, te aseguro que si sólo ves películas en VO durante bastante tiempo no tendrás problema para seguir los subtítulos. Lo sé porque a mí me pasaba lo mismo al principio. En conclusión, yo no pretendo obligar a nadie a ver nada de ninguna forma, sólo que se sea consciente de que si ves la película doblada, la ves manipulada por personas que no tuvieron nada que ver con la película.

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

No, si manipuladas ya sé que están, el caso es saber en qué grado y si eso influye mucho o poco en su idiosincrasia.
Yo no tengo problemas con los subtítulos, con seguirlos, con leer (soy aficionado a la literatura y leo lo mío), tengo, a veces, alguna dificultad en seguir los subtítulos y la escena como si la estuviera viendo sin subtítulos.
Un saludo. Interesante debate, aunque esté feo que lo diga yo ;-P
Y en el fondo sigo dándote la razón, aunque con matices.

Javier Simpson dijo...

En cuanto a la comparación que hiciste de que viendo una película doblada es como si estuvieras leyendo un libro, pero sólo las páginas pares, saltándote las impares, decirte que yo no soy de esa opinión. Lo compararía más bien a leer un libro traducido sin más de cualquier idioma al nuestro, nada de saltarse páginas porque eso es trascendental y se perdería gran parte del argumento (y no creo que ocurra así en las pelis dobladas). Ya en la misma traducción hay manipulación, o ¿acaso en las traducciones que se hacen se cogen y traducen todos los giros, frases hechas, sentidos, etc que plasmó el autor en su libro? Creo que no, ni mucho menos.
PD: cuando dije en el anterior post que sí podía tener dificultades para leer y ver bien toda la imagen (detalles incluidos) me estaba refiriendo a cuando la veo en el cine, donde los espacios son mucho mayores entre las partes que componen la escena, no así en la tele u ordenador, así es más fácil apreciar todo mejor cuando se trata de pelis en VOS.

Dr. Gonzo dijo...

El problema al que me refería con los subtítulos no es el de no poder seguir la imagen y el texto, eso puede hacerlo cualquiera. El problema es lo que me pasó con The heart of darkness, que la mayoría del texto era imposible de leer porque no había contraste. Eso ya no tiene nada que ver con estar acostumbrado o no a leer subtítulos, es una cuestión mucho más simple: letras blancas sobre fondos blancos o casi blancos. Ya me dirás.

Sobre lo de que ver una película doblada es como leer sólo las páginas pares de un libro, me parece una exageración tremenda. Pongo de ejemplo, otra vez, el Exorcista. La he visto en de las dos formas, y ambas veces me pareció exactamente la misma película (que lo es, vamos). Cuando la vi doblada aquello era El exorcista, no La vida de Brian ni El condón asesino.
Me es imposible comprenderlo. Vale que se prefiera la VOS, hasta ahí estamos, pero decir que es como ver una película totalmente diferente o decir que es como leer sólo las páginas pares de un libro por el simple hecho de escuchar a los actores hablar en su idioma (repito, hay otros muchísimos detalles a tener en cuenta que no varían con el doblaje ¿qué hacemos con esos? ¿sólo cuenta la voz de los actores?) me parece exagerado y extremista.

Raül Calvo dijo...

Javi, la comparación del libro era simplemente decir que para juzgar una película has de contemplar todos sus elementos. De la misma manera que lees un libro entero para juzgarlo, necesitas todos los elementos que configuran una película para poder juzgarla en detalle. La manipulación a la que me refiero no está sólo en los diálogos que obviamente han de cambiar para que casen con los movimientos que hace la boca de los actores, pero sobretodo a la interpretación de los actores que es una parte importante para que te guste o no la película. A la hora de traducir un libro se puede ser más fiel a lo que escribe el autor. Lo irónico es que una mala traducción es fácilmente detectable porque se mantiene demasiado rígida y fiel a las estructuras sintácticas de una lengua que no es la nuestra. Por desgracia, sólo puedo leer en castellano, catalán o inglés, así que en libros escritos en otros idiomas tengo que cruzar los dedos y confiar en que el traductor no sea malo! :D

Dr. Gonzo, en ese caso se trata de un problema de la empresa encargada de los subtítulos. Normalmente, cuando hay un fondo blanco, se rodea con un aura negra las letras para que no pase eso. En cuanto a que la película doblada no es la misma que en VO, en el caso de El Exorcista, el diseño de sonido se ve alterado, y algunos efectos de audio bastante sutiles (susurros y cosas así) desaparecen en el doblaje o se mezclan de manera que pierde su sutileza, de ahí que sea una película más efectiva en VO que doblada. Porque con el doblaje no sólo se cambia las voces de los actores, también se ve afectado el diseño del sonido. Recuerdo que le dejé El exorcismo de Emily Rose a una amiga que la vio doblada porque suele ver las películas así. Luego le aconsejé que la viera en VO porque le impresionaría más, y, aunque se mostró escéptica al principio, lo hizo y efectivamente: la película en VO la impresionó más porque el sonido tenía una cualidad visceral que desparecía en el doblaje. Y a lo que me refería con la comparación del libro, como ya le expliqué a Javi, es que para juzgar un libro te lo lees entero, todas las páginas. Para juzgar una película es lo mismo: se han de considerar TODOS los elementos, y la interpretación de los actores es un elemento importante. No es el único, no juzgaré una película sólo por el sonido de la voz de los actores, pero sí un elemento importante. Y para juzgar una obra de arte, repito, has de tener en cuenta todos sus elementos.

Publicar un comentario