24 ene. 2018

Fin de año maldito (New Year's Evil)

 
Curioso slasher ochentero que fue producido con el inconfundible sello de calidad Golan-Globus. No es de los mejores de la época, pero tiene suficientes elementos bizarros para resultar entretenido, como era habitual con las producciones de Golan-Globus.

Fin de año maldito (New Year's Evil, Emmett Alston, 1980) es la historia de Diane Sullivan (Roz Kelly), una popular DJ que está haciendo un programa especial de radio celebrando la llegada del nuevo año. Durante el programa recibe una inquietante llamada en la que un hombre misterioso asegura que cometerá un asesinato cada vez que llegue el Año Nuevo en una distinta zona horaria (de Estados Unidos), asesinando a Diane en último lugar. Diane llama a la policía, pero esta parece impotente para detener al asesino. ¿Llegará Diane a ver el Año Nuevo?

Aquel que no conozca esta película ha de saber que Fin de año maldito no es uno de los mejores ejemplos del género. De hecho, es una película bastante mala. Pero, como decía en la intro, tiene suficientes toques propios delirantes para resultar en un visionado interesante. El primero de estos toques es la banda sonora post-punk New Wave, proporcionada por los grupos que participan en el programa de Diane. Gracias a la distancia temporal, le otorgan un sabor único a la película; especialmente disfrutable es el tema principal New Year's Evil.

Mención aparte merece el asesino, interpretado por Kip Niven, que aparece sin máscara al principio de la película. Luego, según la víctima, se va disfrazando cual Mortadelo psicópata. También resulta bastante torpe y algo gafe: uno de sus intentos de asesinato acaba con él perseguido por una banda de moteros.

Su asesino le aporta generosas dosis de comedia involuntaria a la película, muy necesaria ya que no ofrece mucho más. Es una lástima porque la idea es bastante buena, sería interesante verla mejor explotada en un remake. Tal y como es ahora, la recomiendo solo a los fans del género, ya que no tiene ni la calidad ni el interés de los clásicos de la época.


0 comentarios:

Publicar un comentario