5 jul. 2018

Tarnation aka Cabin of the Damned

Siempre he tenido debilidad por aquellas películas hechas con poco dinero pero mucha imaginación y ambición. La sangrienta Tarnation (Daniel Armstrong, 2017) es un ejemplo perfecto, ofreciendo al espectador 83 minutos de psicotrónico delirio.

Hay días en que simplemente todo sale mal. Oscar (Daisy Masterman) está teniendo uno de esos días: la banda en la que canta la despide y su novio la abandona llevándose al gato. Entonces su amiga Rain (Danae Swinburne) la convence para que se sume a la escapada de fin de semana que prepara en una cabaña remota. Oscar, obviamente, no sabe que por los alrededores de esa cabaña acecha un unicornio demoníaco. Pero pronto lo descubrirá y su escapada de fin de semana se convierte en una larga lucha contra los demonios.

El bajo presupuesto se nota en aspectos como los efectos especiales, pero, a pesar de sus carencias, Tarnation resulta muy entretenida por la forma en que celebra el género sin tener miedo a ir demasiado lejos ni resultar demasiado absurda. Resulta evidente la alargada sombra de Posesión infernal (The Evil Dead, Sam Raimi, 1981), algo que la película no esconde con diversas referencias, pero el film evoluciona hacia su propia clase de locura, con muchos momentos inesperados e hilarantes.

Además de la sangre y las criaturas absurdas, como el unicornio satánico, para mí Tarnation también destaca por su lado cómico. Me hizo reír mucho y a menudo, a pesar de que a veces el acento australiano resulte difícil de entender.

Por todo ello, cuando me encuentro una película realizada de forma independiente, con un presupuesto ínfimo, pero que resulta tremendamente divertida y, como ya he dicho, entretenida, no puedo más que recomendarla. Si os apetece ver una película referencial, sangrienta, absurda y demente, Tarnation es una muy buena opción. Editada en Blu-ray en Alemania con el título Cabin of the Damned.


0 comentarios:

Publicar un comentario