17 jun. 2011

Contaminación - Alien invade la Tierra (Contamination - Alien arriva sulla terra aka Contamination aka Alien Contamination aka Contamination: Alien on Earth)


Tras el éxito de la fantástica Star Crash, choque de galaxias (Starcrash, 1978), el siguiente proyecto de Luigi Cozzi también surge del intento de unos productores por aprovechar el éxito comercial de una película de Hollywood. Pero si a Cozzi le encargaron una copia de La guerra de las galaxias (Star Wars, George Lucas, 1977) y él acabó haciendo algo propio y diferente con Starcrash; con Contaminación - Alien invade la tierra (Contamination - Alien arriva sulla terra, 1980) sucedió lo mismo: le pidieron una copia de Alien - El octavo pasajero (Alien, Ridley Scott, 1979) que el acabó derivando hacia su terreno.

De hecho, la única directriz que le dieron los productores es que querían una película donde a la gente le explotase el torso y salieran extraterrestres, ya que estaban convencidos de que ésas eran las razones por las que Alien se había convertido en un éxito de taquilla. Con esas directrices, Cozzi concibió una historia, que luego transformaría en guion junto a Erich Tomek, que incorpora los torsos que explotan pero en una trama que poco tiene que ver con Alien. De modo que si pensáis que esto no es más que una copia del clásico de Ridley Scott, me temo que os equivocáis a pesar de que los productores originalmente tenían esa intención y que el título obviamente juega con ello.

La historia arranca cuando se descubre un barco flotando a la deriva cerca de Nueva York. El equipo que sube a investigar descubre a la tripulación mutilada de forma horrible y unos extraños huevos que al reventar lanzan una sustancia que al contactar con un humano provoca que el pobre no tarde en, literalmente, explotar. La coronel Stella Holmes (Louise Marleau) al frente de la investigación descubre que el comandante Ian Hubbard (Ian McCulloch) describió unos huevos semejantes a los que se han empezado a encontrar por la Tierra en una misión a Marte, aunque entonces se consideró su historia poco más que una alucinación propia de una persona al borde del colapso. Los dos, acompañados del teniente de policía Tony Aris (Marino Masé), empezaran a investigar el origen de los huevos marcianos en la Tierra.

Del misterio de los huevos marcianos pasamos al thriller y la acción que surge cuando los tres protagonistas se embarcan en su investigación, momento en el cual la película recuerda a una versión marciana de las aventuras de James Bond. Así, a pesar de algunas escenas tremendamente gore al principio de la película, en las cuales se ven los efectos de las esporas marcianas, el desarrollo de la historia encaja más dentro del thriller de ciencia ficción que el cine de terror. Aunque en la parte final vuelve a cambiar y se centra en la ciencia ficción, una vez se descubre el origen de los huevos marcianos.

Cozzi suple las carencias del presupuesto con diversión y una historia que no deja de girar y ofrecer sorpresas. Igual que con Starcrash, va adornando la acción de elementos clásicos de la ciencia ficción de los 50 y 60, culminando en un maravilloso monstruo que justifica de sobras el visionado de la película. El guion está plagado además de las fantásticas fantasías del  cine exploitation italiano como un Marte con los polos congelados como los de la Tierra. Por fortuna, hay suficientes tiroteos, bichos y sangre como para que esos detalles resulten entrañables dentro del delirio y no impiden disfrutar de la película.

La edición en DVD de Blue Underground incluye, aparte de documentales y una entrevista a Cozzi, la versión en cómic que escribió el propio Cozzi cuando se estrenó la película. Además de ser un gran y entretenido extra, permite disfrutar de las ideas originales de Cozzi, ya que tuvo que cambiar algunas escenas ya fuera por razones de presupuesto o por actrices poco inclinadas al desnudo, y sirve de genial complemento a la película.

7 comentarios:

Javi dijo...

Recuerdo otra película que aprovechando el tirón de Alien hizo su versión, es Alien 2 sobre la tierra, y algunos, entre ellos un pardillo como yo que en el año 80 era poco menos que un niño y que le había flipado Alien, cayó en la trampa creyendo que era la segunda parte de Alien producto de Hollywood (algo así como la "oficial", o de la misma productora), y para nada, era un película cutre y sin ningún encanto (porque también las hay cutres, pero con atractivo), al menos eso es lo que recuerdo.
De la que comentas no creo que me atreva con ella, pero estuvo interesante tu comentario.

Raül Calvo dijo...

Pues mira, Javi, muy pronto pensaba hacer un comentario sobre el Alien 2 que mencionas. Pero ya digo que esta está bastante bien y no tiene nada que ver con Alien (o con algo como Alien 2).

Javi dijo...

Ostras Raül, de esa Alien 2 guardo muy mal recuerdo. No sé...

Dr. Gonzo dijo...

A mi si que me ha llamado la atención. No la conocía, pero voy a remover internet, a ver si doy con ella.

Hablando de secuelas no oficiales, ¿habeis visto la de Terminator?

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, no la he visto, pero si es italiana seguro que le hecho un vistazo: ¿tienes título o director?

Javi, creo que si es lo suficientemente mala o de serie b divertida me gustaría darle cierta exposición, no es nada seguro tampoco, tengo otras pendientes. El tiempo dira!

Dr. Gonzo dijo...

Raül, si que es italiana... y de Bruno Mattei.
Aquí te dejo su ficha de filmaffinity
http://www.filmaffinity.com/es/film508745.html

Raül Calvo dijo...

Ok, siendo del director de Apocalipsis caníbal seguro que resulta interesante. ¿Qué os pareció mi cuento en Ojete Films?

Publicar un comentario