14 feb. 2012

¿Por qué amo el cine?


Porque no puedo resistirme a ver la octava maravilla del mundo.

Porque necesito saber dónde se esconde La Cosa.

Porque La Criatura de la Laguna Negra me dio miedo pero también algo de pena.

Porque el horror del Coronel Kurtz me fascina.

Porque me gusta viajar a una galaxia lejana, muy lejana.

Porque necesitamos un barco más grande.

Porque me sigue inquietando ver a Tippi Hedren esperando a que salgan los niños de la escuela.

Porque hay que alimentar a los Gremlins después de medianoche a pesar de lo que digan.

Porque Billy Wilder nos dijo que nadie era perfecto.

Porque Freddy viene a por ti.

Porque los Jets se van a enfrentar a los Sharks.

Porque el mejor amigo de un chico es su madre.

Porque Suzy Bannion partió de Nueva York para estudiar ballet en una academia de Freeborg.

Porque es un manicomio, ¡un manicomio!

Porque estoy un poco bi-furioso.

Porque no quiero provocar la ira del Hombre Alto.

Porque quiero saber qué le pasó a la última superviviente del Nostromo.

Porque Jack Skellington se encarga de la Navidad este año.

Porque un cenobita me va a destrozar el alma.

Porque puedo parar un robot diciendo Klaatu Barada Nikto.

Porque Bruce Campbell parece un dibujo animado.

Porque las malas noticias son que vuestras citas han llegado y están muertos.

Porque llega hasta 11.

Porque un orgasmo fingido nunca fue más divertido.

Porque me enamoré de Sandy y sus pantalones de cuero negro.

Porque me presentó a Annie Hall.

Porque ¿a quién vas a llamar?

Porque me enseñó el presente, pasado y futuro de Hill Valley.

Porque Belial acaba siendo el normal.

Porque Videódromo ha de morir.

Porque van a poner en marcha el Plan 9.

Porque Indy todavía sabe cómo divertir a una dama.

Porque hizo que muchas chicas me abrazaran.

Porque estuvo a mi lado cuando esas chicas me abandonaron.

Porque es surrealista y extraño.

Porque es realista y mundano.

Porque conduzco por desiertos post-apocalípticos aunque no sé conducir.

Porque el Nota está en la bolera.

Porque es imposible resumir en unas pocas líneas todo lo que me apasiona del cine.

Porque nunca hay que bajar al sótano, pero siempre lo hacen.

Porque no me canso de ver malas películas.

Porque es un arte que me emociona.

Porque cuando era pequeño me enseñó que la magia existe.

Porque no importa cuando tiempo esté escribiendo, me olvidaré de cientos de películas que debería nombrar.

Porque estos momentos desaparecerán como lágrimas en la lluvia.

Porque éste es el principio de una hermosa amistad.


(originado por sendos artículos en Badass Digest y Ain`t It Cool News)

15 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Maravillosa entrada, llena de referencias (molonas, por supuesto). Me quito el sombrero ante ella.

Dr. Gonzo dijo...

Una entrada muy bonita y toda una declaración de amor al cine. Los que amamos este arte sabemos a qué te refieres.

Por cierto, un pequeño comentario sobre tu primer "por qué", que imagino hace referencia a King Kong; a ver, el tipo este se presenta en Isla Calavera buscando la octava maravilla para su espectáculo, ¿y teniendo a su alcance putos dinosaurios va y se queda con un gorila? Un gorila más grande de lo normal, vale, pero un gorila a fin de cuentas. ¿No hubiese sido infinitamente más espectacular presentarse en Nueva York con un tiranosaurio o un triceratops? Siempre me he hecho esa pregunta.

matias eduardo dijo...

generalmente participo de forma anonima, pero esta entrada es impagable!

por cierto... no habia pensado la sugerencia de Dr.Gonzo... cual seria el nombre de la obra "teatral"? seguiriamos siendo parte de la matrix si no? :o

Einer dijo...

Bravo. Buenísimo. Según iba leyendo pensaba: "No se habrá olvidado de Spinal Tap, ¿no?" No, no te has olvidado. Genial.

Gonzo, lo original era llevar un gorila gigante a Nueva York, el profesor Challenger ya había llevado un dinosaurio a Londres 8 años antes. Estaba muy visto. ;D

Raül Calvo dijo...

Roy, ¡y la cantidad que se me han quedado fuera! Pero llega un momento en que tuve que parar.

Dr. Gonzo, porque King Kong le patea el culo a todos los dinosaurios que se le ponen por delante. Además, la conexión emocional es más fácil con King Kong ya que es como nosotros.

matias eduardo, pues gracias por tu comentario. Mmm... "Lagartos gigantes se comen la rubia", sería uno de los títulos empleados, cuanto más hortera y cutre, más gente se vería atraída. Y sí, seguimos formando parte de la matrix, no lo dudes.

Einer, gracias. Por cada una de las que me he acordado me he olvidado de veinte, a lo menos.

Javier Simpson dijo...

Muy bueno el post. Original y emocionante.
Enhorabuena, Raül.

Raül Calvo dijo...

Gracias!

daniel dijo...

Yo te aplaudo Raul... Me encantó la entrada, y esa ultima frase de verdad emociona.

Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Gracias. Otro abrazo.

cessione del quinto dijo...

Veo que nos sobran los motivos....tu entrada es preciosa, sobre todo lo de que no cansarse de ver pelìculas malas, tiene mucho sentido. Gracias.
sara m.

Raül Calvo dijo...

De nada, ha sido un placer.

PEPE CAHIERS dijo...

Una hermosa declaración al séptimo arte, que para algunos de nosotros es el primero. Firmo todos esos puntos donde haga falta.

Raül Calvo dijo...

Y los que faltan!

Bea Cepeda dijo...

¡Qué pasada! Jajajajaja Muy chulo!

Raül Calvo dijo...

Gracias.

Publicar un comentario