9 feb. 2012

Que no cunda el pánico: Quatermass está aquí


A la noticia de la próxima edición en Blu-ray de Rolling Thunder (John Flynn, 1977) y del díptico demónico de Lamberto Bava, le podemos añadir que desde hace unos meses está disponible una fantástica edición en Blu-ray del clásico ¿Qué sucedió entonces? (Quatermass and the Pit, Roy Ward Baker, 1967), mi favorita de las películas y series protagonizadas por el profesor Bernard Quatermass.

Quatermass nace de la fértil imaginación del clásico guionista Nigel Kneale, que lo convierte en el protagonista de la serie The Quatermass Experiment en 1953, interpretado por Reginald Tate y de la cual en el 2005 se hizo un remake. La serie narra como un experimento con cohetes tiene un giro inesperado cuando el astronauta superviviente empieza a transformarse en... algo raro. El éxito de la serie facilitó que se hiciera una segunda, Quatermas II, en 1955, esta vez John Robinson sería el profesor Quatermass. Ese mismo año la Hammer estrena El experimento del Dr. Quatermass (The Quatermass Xperiment, Val Guest), adaptación cinematográfica de la primera serie, en la cual Quatermass sería interpretado por Brian Donlevy. En 1957 llegaría la versión cinematográfica de la segunda serie: Quatermass 2 (Val Guest), en la cual el profesor descubre una terrible conspiración alienígena que planea dominar la Tierra. En 1958 se emitió la tercera serie, Quatermass and the Pit, con André Morell en el papel de Quatermass, y en 1979 se emitiría la última serie original protagonizada por el personaje: Quatermass, con John Mills interpretando al profesor. Esta cuarta serie no tuvo adaptación cinematográfica pero fuera de Inglaterra se estrenó en cines una versión condensada con el título The Quatermass Conclusion (Piers Haggard).

A estas series y películas se han de añadir seriales radiofónicos y en la prensa, así como novelizaciones protagonizadas por el personaje. Un personaje muy influyente en la ciencia-ficción, en series como Doctor Who, y a quién John Carpenter homenajeó utilizando el pseudónimo Martin Quatermass cuando escribió el guion de El príncipe de las tinieblas (Prince of Darkness, 1987).

Entre la emisión de la serie original y el estreno de ¿Qué sucedió entonces? pasaron nueve años. Este periodo tan largo, si lo comparamos con las adaptaciones de las dos series previas, se debe a la insatisfacción de Kneale con las películas que se habían hecho hasta el momento, especialmente por la elección de Brian Donlevy como el Quatermass cinematográfico. Aquí no le falta razón a Kneale, Donlevy parece un fanático enfebrecido en lugar de alguien simplemente apasionado por su trabajo y la ciencia. El Quatermass de Andrew Keir es más equilibrado y se hace más simpático al espectador, además de demostrar una sana pasión por la ciencia y por realizar nuevos descubrimientos en lugar de parecer un maníaco. Teniendo en cuenta la excelente interpretación de Keir, me sorprendió saber que el actor no había sido la primera opción de los productores y del director, sino la segunda, cosa que no le hizo mucha gracia a Keir. A pesar de ello, como digo, su interpretación es muy buena.

La historia de ¿Qué sucedió entonces? arranca cuando se descubre, mientras se hacen obras de remodelación en una parada de metro, un extraño objeto que primero se toma por un proyectil perdido de la IIª Guerra Mundial. Muy pronto se descubre que el objeto es algo mucho más extraño y misterioso, por lo cual se llama al profesor Quatermass para que intente averiguar qué es ese misterioso objeto. Quatermass pronto descubre que se trata de una nave espacial, que se estrelló hace miles de años, y cuya presencia ha afectado y aterrado a los buenos ciudadanos de Londres desde hace siglos. Los restos de la nave parece que no están muertos del todo, así que Quatermass debe encontrar una manera de acabar con los extraterrestres antes de que estos acaben con Londres y, luego, el mundo.

Lifeforce - Fuerza vital (Lifeforce, Tobe Hooper, 1985), la novela de Stephen King Tommyknockers o la serie de televisión Expediente X (The X Files, 1993-2002) son sólo algunos de los ejemplos de la influencia de esta película dentro del género. Y es normal, porque es un film redondo de principio a fin. Empezando por la primera parte de la historia, en la que se investiga el descubrimiento hecho en el metro de Londres, y se enlaza con los diferentes fenómenos paranormales y leyendas que se originan en ese punto geográfico, y pasando luego a la segunda parte con la posesión mental de los tranquilos londinenses por parte de las entidades extraterrestres en teoría muertas y las escenas de caos y pánico.

Uno de los indicadores de lo bien hecha que está la película es que, a pesar de las veces que el argumento del film ha sido copiado, homenajeado, imitado o tratado, sigue resultando fresca e interesante al espectador. O al menos para este espectador que escribe. Kneale desarrolla de forma impecable el argumento, dando nuevas sorpresas y giros al espectador, mientras que Ward Baker hace gala de su mano experta como director de la Hammer a la hora de orquestrar eventos terroríficos y de índole fantástica.

En otras palabras, un clasicazo de la ciencia ficción de agárrate y no te menees.

8 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo "¿Que sucedió entonces?" y las pesadillas que me provocaba de pequeño con aquellos extraterrestres en forma de langosta que tanto inquietaban. Por cierto "Lifeforce" me entusiasma, aunque tenga que conformarme con una copia de VHS. Buen blog, me hago seguidor y le pongo en mi lista de blogs.

Raül Calvo dijo...

A mí también me impresionó esta peli de pequeño. De Lifeforce existe una edición americana en DVD, la compré hace tiempo y no sé si estará ya agotada. Recientemente la MGM proyectó una copia en HD en su canal, así que es posible que una edición en Blu-ray aparezca en el futuro. Y bienvenido a este blog.

Dr. Gonzo dijo...

Pues ni idea de la existencia de esta serie de películas. Apuntadas quedan, porque el argumento me atrae bastante.
Una pena que el dvd esté descatalogado en España.

Raül Calvo dijo...

Me alegro de descubrirte las aventuras del buen doctor. Yo las descubrí cuando estas pelis todavía las daban por la tele a una hora razonable. Recuerdo que la primera la vi una tarde en casa de mi abuela, ya que tocaba visita aquel día, y me quedé atrapado (y liberado del salvaje aburrimiento que puede representar ir de visita familiar para un niño pequeño). Mientras mi familia charlaba de cosas aburridas, yo estaba hipnotizado solo en una habitación viendo como un hombre se transformaba en cosa.

Roy D. Mustang dijo...

Esta es la única película de Quatermass que me queda por ver. Supongo que la veré pronto, ya que tengo intención de comentar las dos primeras y, si me gusta y lo creo conveniente, la tercera. La verdad es que tu opinión sobre ella me anima bastante a verla de una vez.

Raül Calvo dijo...

Acuérdate de que hay una cuarta serie televisiva. Está todo editado en DVD, pero espero que saquen también ediciones en Blu del resto.

Javier Simpson dijo...

Me apunto a la admiración general por Lifeforce, fuerza vital. Otra de las buenas de Hooper. Mathilda May está que se sale en esta peli en todos los sentidos.

De Quatermass tengo la primera y aún no la vi. Ahora acabo de encontrar la tercera, de la que comentas, y supongo que veré las dos juntas. La segunda no la encuentro.

Un saludo. Buena entrada, Raül.

Raül Calvo dijo...

¿Cómo se puede tener una película y no verla? Yo soy incapaz de hacer nada sin haber visto lo que tengo pendiente, ja ja.

Publicar un comentario