7 feb. 2013

Hitchcock

 
Puede que parezca una obviedad, pero me gustaría dejar algo muy claro antes de empezar: esto es una PELÍCULA. No es un documental ni una serie de entrevistas. Es FICCIÓN. Aunque se base en hechos reales y cuente algunas cosas que realmente sucedieron se trata de una ficción. Por eso, al final de los títulos de crédito se advierte de que aunque se basa en hechos reales, diálogos y sucesos se han inventado para su dramatización. Así que, por favor, no citéis esta película como fuente de información, si queréis saber cómo fue y qué sucedió realmente durante el rodaje de Psicosis (Psycho, Alfred Hitchcock, 1960) podéis recurrir a varios documentales y libros, no os baséis en esta película. Todo lo que diré a continuación sobre Hitchcock lo hago en referencia al personaje que aparece en esta película, no al Hitchcock real.

Hitchcock (Sacha Gervasi, 2012) cuenta cómo se rodó Psicosis, pero lo hace centrándose en las crisis personales y emocionales que provocó este proyecto en Alfred Hitchcock (Anthony Hopkins) y su esposa Alma Reville (Helen Mirren). Como drama no resulta nada del otro mundo, pero cuenta con una serie de beneficios que la hacen muy disfrutable. Principalmente, un estupendo reparto cuyas interpretaciones hacen que nos interesemos en una historia de la que ya conocemos todos los detalles, además de bordar los aspectos cómicos del film. Es una película muy divertida, por desgracia uno de los momentos más divertidos se pierde en la traducción y solo lo captarán aquellos que sepan inglés (supongo que por eso le debería resultar extraño a mucha gente en el cine al que fui que tres o cuatro personas nos riéramos a carcajadas en una frase traducida en los subtítulos simplemente como "puedes llamarme Hitch").

Los otros aspectos que más me interesaron del film fueron principalmente dos temas: el retrato que hace del proceso creativo y los problemas con los estudios y la censura. Gervasi, en la dirección, y John J. McLaughlin, en el guion, nos presentan un Hitchcock que a medida que va construyendo su obra empieza a tener una relación imaginaria con Ed Gein, el psicópata que inspirara Psicosis y otros clásicos del terror. Es como si Hitchcock trazara un paralelo entre el arte monstruoso y demencial de Gein con el suyo propio. Una psicótica musa con la que Hitchcock mantiene imaginarias conversaciones y comparte terribles paisajes oníricos. Otro aspecto que se explota del personaje es el voyeurismo, algo que creo compartimos todos los fanáticos del cine. Al fin y al cabo, nos pasamos horas observando y espiando lo que sucede a través de una gran ventana.

Es curioso como el otro tema que me llamó la atención sigue siendo actual. La actitud de rechazo de los estudios hacia todo lo que es nuevo, diferente o rompedor continua igual. En una escena le recriminan a Hitchcock que cada vez que quiere hacer algo diferente se convierte en un fracaso de taquilla, a la vez que el director recrimina a los ejecutivos que quieran ofrecer la misma basura una y otra vez al público. Ambos aspectos son, hasta cierto punto, ciertos. Muchas veces que se le presenta al gran público una película diferente de lo que se esperan, la película fracasa; los ejecutivos de los grandes estudios no son amigos de los riesgos así que prefieren financiar productos inofensivos que no impliquen demasiados riesgos que muchas veces también son fracasos precisamente por ser más de lo mismo.

Nadie interpretaba mejor a Alfred Hitchcock que Alfred Hitchcock. Me refiero, por supuesto, al personaje creado por el director para presentar tráilers únicos de sus películas y como presentador en televisión de historias de suspense. Hopkins hace una gran imitación de este personaje, aunque en ocasiones se le va la voz y asoma el Hopkins de toda la vida. Helen Mirren, de nuevo, ofrece una fantástica interpretación como Alma, seguramente beneficiada por el hecho de que no es tan conocida y goza de mayor libertad a la hora de crear el personaje. El resto de secundarios está bastante bien, incluso Scarlett Johansson, aunque James D'Arcy interpreta un Anthony Perkins que es un pelín demasiado Norman Bates.

En resumen, un film interesante, entretenido y divertido que al final te deja con ganas de volver a ver Psicosis, por lo menos en mi caso. Muy recomendable para fetichistas del cine.


10 comentarios:

Einer dijo...

No me acaba de atraer. Llevo aquí un rato eligiendo qué voy a ver hoy de las que tengo pendientes y creo que la que más me apetece es Rompe Ralph. También tengo en cuenta que ni Hitchcock ni Psicosis están entre las cosas que me hacen babear con sólo oír su nombre así que prefiero gastarme la pasta del cine en otra peli.

Raül Calvo dijo...

Si te apetece más Rompe Ralph, ve a ver Rompe Ralph. No hay nada peor que ver una peli sin ganas.

León dijo...

Se disfruta, pero más por la historia que sirve de base que por la película en si misma, que queda bastante descafeinada. A mi las intromisiones de Gein me pareció que sobraban.

Raül Calvo dijo...

Pues a mí ese viaje por el interior del proceso creativo y la identificación con Gein me parecieron de lo más interesantes.

Alec Holland dijo...

Estuve a un tris de ir a verla, pero tengo la impresión que es una película que gana gracias a tener actorazos, con una historia poco atrayente, o por lo menos no demasiado destacable. Me decanté por The Master, que me dejó casi en shock. Los tête à tête entre Phoenix y Seymour Hoffman son antológicos. Consigue una tensión increíble con el diálogo entre sus dos personajes, sin añadidos. Puro cine.

Raül Calvo dijo...

Alec, el argumento de Hitchcock va más allá de simplemente cómo se hizo Psicosis, ya digo que tiene aspectos muy interesantes. Claro, al lado de The Master pierde, pero es que The Master es ya otra liga.

Patricia dijo...

Hitchcock me pareció demasiado simpático. Es entretenida, pero tenía números para ser un peliculón (con ese reparto!!!! ) y no lo consigue. Lo mejor Helen Mirren.

Raül Calvo dijo...

Creo que el problema es hacer una película sobre cómo se hizo una película que todo el mundo conoce. La única manera de hacerla interesante es profundizar en los problemas creativos, donde hay una mayor invención así que tal vez habría sido mejor hacerlo sobre una peli inventada. De todos modos, me lo acabé pasando bien aunque no sea una gran película.

manipulador de alimentos dijo...

Una buena historia, bien contada, con un Hitchcock amable que muestra ante la pantalla todas sus neuras y debilidades de la mano de Alma, su comprensiva esposa. Buenas interpretaciones para una película que hace pasar un buen rato. Un saludo!

Raül Calvo dijo...

Como simple película, simple comedia, está bastante bien, desde luego. Saludos.

Publicar un comentario