26 feb. 2013

Un emocionado Cinéfago habla sobre El atlas de las nubes

 
Lo peor de El atlas de las nubes (Cloud Atlas, Andy Wachowski, Lana Wachowski, Tom Tykwer, 2012) es que de repente aparecen los títulos de crédito y te das cuenta de que ha terminado, de que has de abandonar el maravilloso mundo en el que te has visto sumergido durante casi tres horas y volver a la realidad.

Nada más llegar a casa, demasiado excitado para cenar, me puse a buscar la novela en que se basa el film y la compré vía Amazon. Cloud Atlas es un film que demanda repetidos visionados, para poder captar y disfrutar de todas las conexiones y detalles que convierten lo que aparentemente son seis historias en una sola. Hasta dentro de unos meses no se editará el film en Blu-ray en Estados Unidos (siendo de la Warner confío en que será de zona libre, hasta ahora todos lo han sido) y hay más películas que ver en el cine, por eso de forma inmediata he comprado la novela, además de para disfrutar del origen de esta película que me ha maravillado.Pero también quiero volver a verla por primera vez. Olvidarla un poco para poder experimentar la maravilla que sentí en el cine.

Un único visionado no creo que sea suficiente para poder apreciar y analizar el film adecuadamente. Combina diferentes géneros, es un film complejo pero no confuso, mismos actores interpretando diferentes personajes de diferentes razas y sexos. Principalmente es un film sobre el amor. Sin caer en los sentimentalismos de novela rosa barata que sufrimos en Aburrinanic o el melodrama barato salvaje y desolador propio de Alejandro González Iñarritu. Habla sobre el amor sin cinismo, de forma honesta. También habla sobre las consecuencias de nuestros actos, sin importar el lugar que ocupemos en el mundo. Sobre eterno retorno y muchas más cosas.

A lo largo de la película se expresa una filosofía de la vida que es la misma que yo tengo, así que me ha calado hondo y no encuentro una forma articulada de expresar lo mucho que me ha fascinado y encantado. Uno de los aspectos que toca es la absurdidad y la injusticia de los prejuicios raciales/sexuales/sociales; poco antes de ir a verla leía en El Periódico de Catalunya que hay voces que se alzan en contra de que Matt Bomer interprete el papel de Christian Grey en el cine (yo no lo sabía, pero resulta que este Grey es uno de los protagonistas de la trilogía de las sombras de Grey), a pesar de que los fans de estas novelas sí quieren que lo interprete, porque resulta que Bomer es gay. Argumentan personajes como Bret Easton Ellis que un homosexual no puede interpretar de forma convincente un personaje como Grey, que solo puede hacerlo alguien que en la vida real sienta pasión por las mujeres. A mí esto me parece estúpido, si hay actores heteros que hacen de homos, ¿por qué no lo contrario? Es como decir que un actor no interpretará de forma convincente el papel de un asesino porque no ha matado a nadie en la vida real. Como atestiguan décadas de Hollywood "armariado", actores gays como Rock Hudson podían interpretar papeles de hetero con toda convicción. Un actor de talento no debería tener problemas en hacer convincente un papel, independientemente de su orientación sexual.

Hablo de todo este asunto de Matt Bomer porque hay quién puede decir que un film como Cloud Atlas cuyo mensaje habla también sobre la bondad y ataca la hipocresía y el cinismo es ingenuo o innecesario. No estoy de acuerdo, más bien creo que es todo lo contrario. Es más necesario que nunca recordar que podemos ser mejores de lo que somos, con nosotros mismos y con los demás.

Cloud Atlas tiene un poderoso subtexto y un gran mensaje, pero también es gran cine y cuenta una/seis historia/s que mantienen al espectador pegado a la butaca, completamente absorbido (hablo de mí, espero que os pase lo mismo). Es gran entretenimiento. Y uso la palabra entretenimiento pero no en su sentido ligero. Es decir, mucha gente asocia entretenimiento con algo superficial, ligero, que te hace reír o te mantiene distraído y poco más. Pero para mí entretenimiento es también algo que me mantiene entretenido intelectualmente como puede hacerlo un film de Stanley Kubrick. Cloud Atlas entretiene en distintas capas, de forma a un tiempo emocional y cerebral. Un gran film de culto que creo que hasta dentro de unos años no podrá ser apreciado en su justa medida.

Y ya no se me ocurren más maneras distintas de decir que me ha parecido una maravilla, de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Acabaré con dos consejos: es una película larga, así que ve al lavabo antes de sentarte a verla en el cine; si no puedes verla en VO no te molestes: los diálogos, acentos e inflexiones vocales forman parte indivisible del disfrute de la película, especialmente cuando un mismo actor interpreta distintos personajes y su doblador no tiene la misma habilidad vocal y especialmente importante la VO es en el tramo que transcurre en un lejano y apocalíptico futuro donde los personajes utilizan una especie de argot futuro.
 
Una gran película, una maravilla, directa a mi lista de películas favoritas. Absolutamente fantástica.


14 comentarios:

Alec Holland dijo...

Confio en tu criterio Raül, pero ¿por qué se ha ensañado tanto la crítica con ella? ¿Estamos ante un nuevo Blade Runner que dará que hablar con el tiempo o tampoco es para tanto?

En lo referente al comentario de Bret Easton Ellis, no se lo tengas muy en cuenta, hace tiempo, mucho, que no es mediático, igual es su forma de hacerse oír, siendo políticamente incorrecto. Neil Patrick Harris, que salió del armario hace unos años, interpreta de forma convincente a un mujeriego en Como conocí a vuestra madre y a nadie le chirría. Debo decir en defensa de Easton Ellis que Lunar Park me pareció una gran novela. Spike Lee y Mel Gibson también son unos bocazas y eso no impide que hagan buenos films (aunque ya hace bastante del último de Lee).

Raül Calvo dijo...

Creo que sí es un nuevo Blade Runner, ya que en Estados Unidos ha sido un fracaso de taquilla. No sé por qué la crítica se ha ensañado porque no he leído ninguna crítica escrita aquí sobre ella, solo un par de artículos en Badass Digest y se deshacían en elogios hacia ella. Desde luego es un film que será mejor apreciado con el tiempo porque se habrá digerido mejor.

A mí Easton Ellis también me gusta como escritor y Lunar Park también me gustó mucho. Yo no creo que te tenga que influir cómo es personalmente alguien o estar de acuerdo en todo lo que dice para poder disfrutar de un libro/canción/película que haya hecho. El hecho de que Ellis actúe como un niño pequeño pidiendo atención o que Mel Gibson sea de derechas no me impide disfrutar de lo que producen. No tengo prejuicios en ese sentido.

Patricia dijo...

No pienso perdérmela. Está claro que es de mi gusto :)

Raül Calvo dijo...

Recuerda verla en VO y, simplemente, dejarte llevar. Espero que resulte en una gran experiencia.

Txemo de Giles dijo...

Totalmente de acuerdo!!Me habeis leido el pensamiento o yo a vosotros?je,je,je Voy por mi tercer visionado(VOSE)YA,YA SE QUE NO ES LO MISMO,PERO NO SE INGLÉS!!!Por desgracia sigue habiendo mucho ciego,de conveniencia o no,para que un producto,como este,no tan correcto politicamente hablando,sea del agrado de los americanos y cerrajones de/mentes,gente con ganas de dar la nota y tontos vestidos de limpio los hay en todas partes,por desgracia.Tres horas que se pasan gozando y tienes ganas de seguir gozando otras tres y mas....
Visitad mi blog,si os apetece?
http://fantasticfilm-neutron.blogspot.com.es/
Saludos hermanos!!!

Raül Calvo dijo...

Seguramente te lo he leído yo a ti. Es un don que tengo. Y claro que visitaré tu blog.

Javier Simpson dijo...

A mí me defraudó mucho, Raül. Me pareció pesadísima y con unas conexiones complicadas de seguir. Una peli demasiado pretenciosa para mi gusto, aburrida en general, aunque con algunas escenas magníficamente narradas, emocionantes, y unas ambientaciones (partes del futuro en Neo Seúl) que fascinan. Me dio la impresión de querer abrazar más de lo que podía y de hablar de grandes temas, como el amor y las consecuencias de los actos de alguien, de una manera demasiado trascendente, pero que no resulta y se queda ahí en una especie de nebulosa molesta. Creo que su dispersión y la confusión que nos traslada (el no tener bien atados los cabos y dejar demasiado en el aire – o en las nubes :-D -) va en su contra… y esos maquillajes de los personajes que se repiten al cabo del tiempo.
Un saludo, Raül. Siento no haber coincidido contigo en esta peli que si sé que es así no voy a ver al cine :-P
Ciao

Raül Calvo dijo...

Pues sí que estamos en polos opuestos, :D No me resultó nada confusa (claro, te habla un fan de David Foster Wallace) ni dispersa. Me pareció que ligaba todo a la perfección, no creo que quedara nada en el aire. Y para nada aburrida. Si la viste doblada te diría que le dieras otras oportunidad en VOS, si la viste en VOS te digo que la vuelvas a ver de aquí un par de años. Lo que tú dices ahora me lo dijo mucha gente en su momento de Blade Runner y al cabo del tiempo todo el mundo parecía fascinado por la peli. Puede que sea lo mismo.

Einer dijo...

La veré mañana así que ya te contaré. Respecto a lo de Boomer, según lo leía he pensado en Neil Patrick Harris como comenta Alec. Menuda chorrada. Mientras se trate de un buen actor qué más dará.

Raül Calvo dijo...

Si te gusta la mitad que a mí te lo pasarás muy bien. Recuerda, si es posible mírala en versión original, en el segmento apocalíptico es bastante relevante. Ya me dirás. Por cierto, ¿encontraste el libro It? Hoy miré en su página y vi que estaba agotado, imagino que de segunda mano saldrá por un ojo de la cara.

Y claro que es una chorrada, pero así son algunos.

Alec Holland dijo...

Hola Raül, ayer vi Cloud Atlas y, aunque reconozco el mérito de narrar una película a partir de una historia tan ambiciosa y que está muy bien montada de forma que puedes seguir las múltiples historias interconectadas sin perderte mucho, creo que no es un título como para darle el peso de obra maestra. Obviamente, esto va por gustos y comprendo perfectamente que te encantara. Hay momentos muy buenos (me gustó especialmente el del siglo XIX en el barco, bastante el del músico y parte del futurista), pero hay elementos que hacen que pierda fuerza, como son la trama de Jim Broadbent en nuestro presente, que aún entendiendo que forma parte del todo, es quizá una parte que se podría quitar y la película no se resentiría demasiado; la historia de Halle Berry en los setenta parece rodada con más desgana que las otras; y, lo que más me chirrió, lo poco creíble que está la Berry en comparación del resto del elenco.

La historia del futuro la hemos visto muchas veces, distopía con gente guapa controlada en la superficie, resistencia en el subsuelo, aunque reconozco que hasta que se lleva el comandante a Somni la historia era muy interesante. El futuro apocalíptico de Tom Hanks me ha recordado (y no sé si está buscado), a un Waterworld sin agua, con gotas de Mad Max.

Entiendo que está película es un todo. Que no hay que dividir la partes sino considerar una temática que conduce todas las historias a un punto, sin embargo creo que no es todo lo redonda que podría haber sido y, repito, reconociéndole muchos aciertos. Eso sí, creo que hay que verla porque cada uno la percibirá de forma diferente. Es una película valiente que se sale de los cauces del cine políticamente correcto que se acaba llevando las estatuillas en los oscar, ya sólo por eso la recomendaría.

Raül Calvo dijo...

Alec, yo creo que el título de "obra maestra" se lo gana un film con el tiempo (y personalmente creo que se usa muy a la ligera últimamente). Sí creo que Cloud Atlas es un film que hay que ver más de una vez y que con el tiempo será más valorado que ahora. Lo creo porque a mí me encantó y lo disfruté mucho, por tanto no es una opinión objetiva, pero cuando una película me entusiasma (y cada cual tiene las suyas) tiendo a dejarme llevar por las emociones.

Parte de la gracia del film es la manera en que abarca distintos géneros manteniendo la filosofía de fondo (y con filosofía me refiero al tema). La parte de los 70 sigue el estilo de los 70, y me gustó por eso, pero el mantenerse en ese estilo hace que parezca más apagada que el resto. También me pareció interesante el contraste entre la comedia ligera de la parte de presente con las partes más serias y dramáticas.

Yo no sé tú, pero a mí todas las historias post-apocalípticas se me hacen iguales en su decorado. Lo único que varían son los personajes, pero más o menos son todas bastante semejantes en el aspecto visual. Es diferente en su parte temática, obviamente, y el tono y tipo de historia que explican. Todo esto es porque está claro que no sólo Mad Max, sino incluso otras del estilo como A boy and his dog, fueron utilizadas como modelo en Cloud Atlas, aunque eso quizá surja también de la novela, que todavía no he podido leer. Lo mismo se aplica a la parte distópica, ya que desde 1984 de George Orwell todas tienen un modelo bastante parecido. Esto es como el blues, que no es tanto la originalidad de la melodía sino la habilidad a la hora de tocar los instrumentos.

Para mí ni los oscars, ni los goyas, ni los leones, ni ninguno de estos premios tiene ningún tipo de valor o significado. Más aún sabiendo la forma arbitraria en que se votan estas cosas y que son premios, incluidos los razzies, cargados de prejuicios y miopía. Son ajenos al cine como arte, desde mi punto de vista.

Tiex dijo...

Me alegro que exista gente que haya disfrutado tanto como yo de esta película. Estoy contento de haberla visto, porque creo que será una película que se pondrá en su sitio con el tiempo.

He leído críticas de la película, la cuales, se nota que no han entendido una mierda del mensaje que quiere transmitir y tampoco han entendido la película en si. Quiero pensar que es porque transmite un mensaje que muchos no están preparados a escuchar aún.

Yo aún sigo pensando en ella y escuchando su BSO, porque conectó conmigo como ninguna otra en mucho tiempo. Sin duda la guardo como una de mis películas favoritas, desde que la vi y tengo unas ganas inmensas de volver a hacerlo, pero esperaré a que salga en Blu-Ray.

Raül Calvo dijo...

Para el Blu-ray ya falta menos: saldrá en mayo en Estados Unidos. Yo también creo que es una película en la cual mucha gente se ha quedado en solo con la superficie y para poder apreciarla mejor tendrá que pasar un tiempo.

Publicar un comentario