9 jul. 2013

Las dos caras de Las tres caras del miedo

La reciente edición en Blu-ray de Las tres caras del miedo (I tre volti della paura, 1963) de Mario Bava por parte de Arrow Films viene acompañada de la versión americana que Bava realizó de este clásico, retitulada Black Sabbath. Una versión desconocida en Europa y que presenta varios cambios y añadidos, una curiosa versión alternativa que, aunque es inferior a la versión europea, no deja de resultar interesante ya que nos presenta dos visiones distintas de cómo se interpretaba el cine de terror en Estados Unidos y en Europa.

Para aquellos que desconozcan este film, Las tres caras del miedo es una película antológica, nos presenta tres historias que son tres maneras distintas de mostrar el miedo. El film fue financiado tras el gran éxito que Mario Bava había cosechado en Estados Unidos con la clásica La máscara del demonio (La maschera del demonio, 1960) (allí se llamó Black Sunday, de ahí que Las tres caras del miedo pasara a llamarse Black Sabbath en Estados Unidos). La primera historia, El teléfono, trata sobre una prostituta amenazada de muerte por su antiguo chulo a través del teléfono; la segunda historia, El Wurdalak, es un relato gótico de vampiros; la tercera historia, La gota de agua, es un relato de terror sobrenatural.

No voy a hacer una lista de las diferencias entre ambas películas, porque para eso ya tenéis el Blu-ray, donde se detallan todas y cada una de las diferencias entre la versión original europea y la versión americana. Lo que quiero hacer es comentar Black Sabbath para evidenciar lo que hace que sea un film inferior a Las tres caras del miedo.

El teléfono es aquí reconvertido de proto-giallo a historia de fantasmas. Esta es la más floja de las tres historias del filme, y los cambios hechos en la versión americana no hacen más que debilitarla más. El hecho que se elimine la relación lésbica entre las protagonistas (para aplacar la censura americana) no es un cambio que realmente afecte a la capacidad para generar más o menos suspense. Lo que sí afecta es que, aparte de que como historia de fantasmas no tiene ningún sentido, al mostrar el exterior del piso de la protagonista (que ya no es una prostituta) se pierde la atmósfera claustrofóbica de la versión original.

La gota de agua, que en la versión europea es la última historia, viene a continuación. No es muy diferente de la que aparece en Las tres caras del miedo, pero al cambiar el orden de las historias cambia el impacto general del film. Las tres caras del miedo está estructurado de manera que va subiendo de intensidad a medida que avanza, así que acaba con la historia más intensa de las tres. Black Sabbath está más desequilibrado y la sensación final no es tan impactante.

El Wurdalak cierra Black Sabbath. Esta historia se mantiene bastante igual a la original, sin embargo sufre diversos cambios debido a la censura americana. Gran parte de los beneficios que se obtenían con estas películas en Estados Unidos era a través de las sesiones dobles y matinales a las que asistían principalmente adolescentes y niños, de ahí que fuera importante que las películas fueran clasificadas PG, para todos los públicos (en aquel entonces todavía no existía el PG-13, para mayores de 13 años, que domina la cartelera americana actual). En conclusión, pierde algo de impacto debido a los recortes para hacerla apta para todos los públicos.

Aunque sea un film inferior, no carece de interés ya que podemos ver las intros que hizo Boris Karloff para cada historia y algunas escenas paralelas. Pero en realidad, lo único que Black Sabbath tiene a su favor es poder disfrutar de la interpretación de Karloff, que se dobló a si mismo en la versión americana (y el fantástico póster). Un gran añadido que hace esta edición en Blu-ray más atractiva.




6 comentarios:

Roswell dijo...

No olvidemos que esta película dio nombre a uno de los grupos más emblemáticos de la Historia del Rock. ;)

En cuanto a la peli, no está mal como curiosidad, sobre todo por el primer segmento y lo que supone (como ya has dicho) en cuanto a proto-giallo.


¡Saludox!

Dr. Gonzo dijo...

La única versión que conozco es la europea, que por cierto se ha editado recientemente en España y no tardaré en hacerme con ella.
Me quedo con la versión que conozco, porque bastante chasco me llevé ya con el montaje americano de El Resplandor, que bajo mi punto de vista no aporta absolutamente nada, salvo quitarle ritmo a una película que ya es redonda.
Como curiosidad está bien, pero sin duda me quedo con la versión Europea.

Por cierto, la última historia me dio un acojone tremendo...

Raül Calvo dijo...

Roswell, es verdad, si no fuera por esta peli a lo mejor en lugar de Black Sabbath se hubieran llamado Los amiguitos de Ozzy o Los alegres muchachos o algo así! A mí me gusta más el último relato, La gota de agua.

Dr. Gonzo, como viene "de regalo" en el Blu-ray a mí ya me está bien. Así puedes ver las intros que hizo Karloff para cada historia. No estoy de acuerdo en lo que dices de la versión original de El Resplandor, creo que aporta una información necesaria para conocer a los personajes, de otro modo son más caricaturescos. Por ejemplo, al saber que Jack tuvo problemas con la bebida en el pasado, la escena en que de repente se ve el bar lleno tiene un impacto diferente que en la recortada europea, donde Jack no tiene problemas de alcohol.

Einer dijo...

Gran peli. Pensaba pillar la edición de Arrow cuando bajara un poco de precio pero no sabía que traía las dos versiones. Estupenda noticia.

Mi segmento favorito, el último, La gota de agua, aunque el de El Wurdalak tiene también lo suyo. Y en realidad, el primero también es interesante por ciertos aspectos aunque sea el más flojo de los tres.

Siempre he pensado que el orden de los capítulos era intencionado para que fuera de menos a más y no sé si alterar el orden es una buena decisión. Aún así tengo interés en ver la versión americana más que nada por ver las diferencias.

Roy D. Mustang dijo...

Las tres caras del miedo es una película de terror que me encanta. Junto con La máscara del demonio, mi favorita de Mario Bava, el maestro del terror italiano.

Caray, Raül, menuda alegría me das. ¡No sabía que esta peli tan magnífica hubiera salido a la venta en Blu-ray! Las tres caras del miedo es una de esas pelis que ya tenía en DVD, pero supongo que vale la pena hacerse también con la versión en Blu-ray. Supongo que el ver una peli de Bava en HD es como ver una de Brian DePalma, con todos esos colores que parece que se salen de la pantalla por lo impactantes que resultan.

La verdad es que no sé si me veré la versión USA, porque, por lo que comentas, es bastante mediocre en comparación a la original.

Curioso. No sabía que Boris Karloff hizo una introducción para cada historia. Creía que al margen de las tres historias sólo se limitó a aparecer al principio del film como maestro de ceremonias y en la desternillante escena final.

Raül Calvo dijo...

Einer, mi segmento favorito también es La gota de agua. Y sí, el orden es importante. Por cierto, los extras en la edición de Arrow están repartidos entre los discos, ya que en el Blu-ray van incluidas las dos versiones. Es un poco engorroso, pero de nada sirve lamentarse.

Roy, pues sí, el estilo Bava en HD es realmente impactante. La versión americana está incluida en el Blu-ray y te da la oportunidad de ver tomas eliminadas y alternativas, así que como curiosidad vale la pena.

Publicar un comentario