20 ene. 2012

Autopista al infierno (Highway to Hell)


Una de las historias más famosas protagonizadas por Orfeo narra cómo éste viaja al Hades para recuperar a su amada Eurídice, muerta envenenada por una mordedura de serpiente. Inspirándose en este mito y añadiéndole diversos elementos procedentes de la mitología, la literatura y la cultura pop; el guionista Brian Helgeland creó una divertida e infernal road movie que se ha convertido en un clásico de culto.

Charlie Sykes (Chad Lowe) y Rachel Clark (Kristy Swanson) son una pareja de adolescentes que se ha fugado cada uno de su respectiva casa para casarse en Las Vegas. Mientras circulan por una perdida carretera secundaria, la pareja se topa con un misterioso ser, el sargento Bedlam alias Hellcop (C. J. Graham), el cual secuestra a Rachel. Charlie descubre entonces gracias a Sam (Richard Farnsworth), propietario de una gasolinera cuya novia también fue secuestrada por el Hellcop, que su novia ha sido arrastrada al infierno y tiene 24 horas para encontrarla y traerla de vuelta antes de que se quede atrapada para siempre.

Autopista al infierno (Highway to Hell, Ate de Jong, 1991) puede que se estrenara a principios de los 90 pero tiene todo el regusto de películas de mediados de los 80 como Regreso al futuro (Back to the Future, Robert Zemeckis, 1985) o Mi proyecto científico (My Science Project, Jonathan R. Betuel, 1985). En otras palabras: pura diversión. La película no para un momento en su recorrido por el infierno, convertido aquí en una autopista por un desierto eterno, mientras seguimos al angustiado Charlie persiguiendo al Hellcop para rescatar a Rachel.

Durante su viaje por el infierno Charlie se topa con diversos y curiosos personajes. Esto propicia, por ejemplo, que la roquera Lita Ford interprete a una sexy autoestopista y la aparición de todo el clan Stiller: Jerry Stiller es un policía condenado a quedarse en una cafetería en la cual nunca le sirven café ni donuts por más que suplique, Anne Meare (su esposa) es Medea convertida en camarera, Amy Stiller es Cleopatra, jugando a las cartas con Atila el Huno interpretado por Ben Stiller en una divertida escena, a la cual hay que añadir a Gilbert Gottfried haciendo de Hitler.

La película esta llena de divertidos gags entre persecuciones. La mencionada partida de cartas entre Cleopatra, Atila el Huno y Hitler (que admito me hizo reír bastante gritando "¡yo no soy Hitler, esto es un error, me llamo Bob!") tiene lugar en un local llamado nada menos que Hoffa's, cuyas bailarinas en topless son mortales: cualquiera que las toque estalla en llamas. Uno de los que me hizo más gracia es un momento en el cual Charlie llega a una porción de carretera que se está reparando. Las reparaciones las lleva a cabo la Compañía de Pavimentación Buenas Intenciones, y el material con el que se hace la carretera es, obviamente, gente que tenía muy buenas intenciones y que se intenta justificar antes de que las desmembren y conviertan en pavimento: "claro que hice que se bebiera la lejía, ¿cómo si no iba a aprender la niña que eso era malo?", "yo creía que quería ser desenchufado", etc. Hacía alrededor de 15 años que no la veía y no recordaba que fuera tan divertida, la verdad.

El acierto es que todos estos detalles enriquecen la película en lugar de pararla y nunca se deja de lado la acción. En este aspecto, el Hellcop es realmente fantástico como antagonista no sólo por lo formidable e implacable que es, también el gran look creado para él con esposas que son manos, una pistola que sería la envidia del Juez Dredd y escrituras bíblicas grabadas en la piel. Eso sí, el reducido presupuesto hace que los efectos especiales no sean ninguna maravilla, aunque cumplen su función de sobras. Me gustó especialmente el Cancerbero (el perro de tres cabezas que vigila las puertas del Hades) hecho con stop-motion.

En definitiva, esta película es una pequeña y entretenida maravilla. Sin embargo, malas noticias, aunque es un film que pide a gritos una edición especial en DVD/Blu-ray no ha sido editada en ninguno de estos formatos. Las únicas versiones que se encuentran son DVD-R, grabaciones de la versión en VHS. Por suerte, yo todavía conservo mis cintas de vídeo y me funciona el reproductor VHS (por suerte también mi vídeo es estéreo y Autopista al infierno fue emitida por TV2 en dual, así que pude escuchar la VO y no el pésimo doblaje). Esto es así ya que la compañía que la financió y estrenó, Hemdale, cerró a mediados de los 90. Los derechos de sus películas pasaron a la Orion que también cerró. De ahí pasaron a la MGM, que ha pasado unos momentos duros pero parece haberlos superado (de ahí que vuelva a estar en marcha la nueva entrega de James Bond). Espero que en el futuro podamos disfrutar de una edición como Dios (o el Diablo, en este caso) manda.

11 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Hace mucho tiempo vi esta película por TV, y tan sólo recuerdo que me puso de los nervios (no tendría más de 10 años). La verdad es que es una auténtica jodienda que muchas películas no se reediten y, sin embargo, otras (que casi todo el mundo tiene) tengan tropecientas mil ediciones distintas.

Veremos si en esta década se empiezan a sacar películas de este tipo en blu-ray, dando el salto masivo del DVD al nuevo formato de una vez...

Raül Calvo dijo...

Sí, espero que arreglen los enredos de derechos y alguien edite esta peli.

Javier Simpson dijo...

No sé. No suena mal y seguro que es divertida, como dices. Si recuerda algo a pelis como Regreso al futuro posiblmente le de una oportunidad. Me asusta la referencia a Juez Dredd que haces, no obstante; supongo que será sólo por la semejanza con la pistola del otro.

Un saludo, Raül

Raül Calvo dijo...

Javi, cuando hablo del Juez Dredd lo hago exclusivamente del soberbio cómic original británico, no de la malísima versión cinematográfica. Nunca se me ocurriría recomendar una peli usando ese bodrio fílmico como referencia. Pero, de todos modos, sólo era por el pistolón, claro.

Anónimo dijo...

http://www.horrortheque.com/

Einer dijo...

Lo de las ediciones es que clama al cielo. Como dice Roy, de algunas no paran de salir reediciones y de otras te las ves y te las deseas para encontrarlas.

Esta yo no la he visto pero la conocía de oídas y no la asociaba para nada con lo que has comentado. Y me ha sonado muy interesante.

El VHS lo tengo ya olvidado porque todas las que tenía han salido en DVD o Blu-Ray afortunadamente. Bueno, toda mi colección de Álvaro Vitali no ha salido, así que las guardo por seguridad. Mucho Russ Meyer veo yo en esa cinta.

Raül Calvo dijo...

Hay mucho Russ Meyer pq ahí tengo grabada La noche Russ Meyer que le dedicaron en el Canal+. Reconozco también que muchas cintas de vídeo las guardo como recuerdo o por razones nostálgicas, pero de vez en cuando me gusta echarle un vistazo a las cintas para ver si encuentro alguna peli olvidada, como es el caso de esta divertida Autopista al infierno. Por cierto, si te fijas en la letra de All along the Watchtower te darás cuenta de que tiene bastante que ver con lo que sucede en Watchmen (la última estrofa, de hecho, parece describir lo que sucede en la pantalla en ese momento).

Einer dijo...

No me refería a la letra, es simplemente que la canción me saca de la peli por algún motivo. Es como si no fuera el tipo de música que esperaba para esa película, pero es una sensación totalmente personal.

Raül Calvo dijo...

Ok.

Canal AluCine dijo...

Sale en Blu-ray en España en abril.

Raúl Calvo dijo...

Me compré la edición que sacó Kino Lorber en Estados Unidos, con comentarios del director (es de zona A). Espero que más gente la descubra si se edita aquí.

Publicar un comentario