2 dic. 2014

Blood Glacier aka The Station (Blutgletscher)

 
Blood Glacier aka The Station (Blutgletscher, Marvin Kren, 2013) es una producción alemana que quiere ser un retorno al cine de monstruos de la vieja escuela, utilizando animatrónicos y marionetas para crear a las criaturas que atacan a los protagonistas en lugar de CGI.

Una estación dedicada a estudiar las consecuencias ecológicas del deshielo de una zona de glaciares en los Alpes austríacos descubre una extraña formación glaciar que contiene un organismo capaz de crear peligrosas mutaciones. Mutaciones que ponen en peligro la vida de todo aquel que se encuentra en la zona y, si no se actúa a tiempo, de toda la humanidad.

Esta película es una recreación de las típicas películas de monstruos "naturales" que pudimos disfrutar durante los 70. Películas con cierto mensaje ecológico que contrastaban con el "miedo nuclear" de las películas de monstruos de los 50. En estas cintas más ecológicas, las criaturas son creadas por la inconsciencia del hombre, que contamina y destruye la Naturaleza provocando que esta se vengue. En el caso de Blood Glacier, un organismo que se dedica a crear mutantes combinando el ADN de distintos animales que vuelve a la vida a causa del deshielo consecuencia del efecto invernadero.

Estos mutantes son las estrellas de Blood Glacier, y son creados de forma práctica (excepto unos mosquitos) mediante animatrónicos y marionetas, enfatizando el aire nostálgico que tiene la película. Pero, aunque se aprecia el esfuerzo, en algunas escenas los efectos no son muy convincentes. Los que sí son convincentes son los actores y actrices que dan vida a las sufridas víctimas de estos mutantes. En especial destaca Gerhard Liebmann como Janek, el MacReady de la función, el único que parece actuar con dos dedos de frente.

Hacia el final, el film pierde algo de gas y no resulta tan interesante como en el inicio, pero a pesar de todo Blood Glacier es una película que le hará pasar un buen rato a los aficionados al género, especialmente a los nostálgicos.


2 comentarios:

Bisclavret dijo...

Creo que esta película es más la intención que lo que logra al final, tiene buenas maneras pero no acierta a ser lo que pretende ser, no digo que decepcione pero si que deja cvon una sensacion de quedarse a medio camino. Especialmente porque es imposible no ponerte aver esta película pensando "voy a resaborear La cosa" y claro, eso crea anticipación y la anticipación es mala. Pero no es mal entremes mientras llega Harbinger down

Raúl Calvo dijo...

Es verdad que, como ya señalo en el post, hacia el final acaba un poco a medio gas, pero tiene un punto resultón. La verdad es que tampoco pensé mucho en La cosa, porque de Cosa solo hay una!

Publicar un comentario