23 dic. 2014

La semana del asesino


Cuando originalmente escribí este artículo fue para quejarme de que esta pequeña joya no estuviera editada en DVD/Blu-ray. Me alegra decir que, dos años después de escribir el artículo, la película finalmente se ha editado y se puede encontrar una estupenda edición en Blu-ray en España y ya no hay que depender de ediciones de importación con malos doblajes. Aquí el resto del artículo tal y como fue escrito:

Este clásico dirigido por Eloy de la Iglesia en 1973 acaba de ser editado en Blu-ray en Alemania. Hay varias ediciones en Estados Unidos y Reino Unido en DVD. Pero no hay ninguna edición española, por lo menos en el momento de escribir esto. ¿Cómo es posible?

Una noche, Marcos (Vicente Parra) lleva a su joven novia Paula (Emma Cohen) de vuelta a casa. Como se les ha hecho tarde, deciden coger un taxi. Marcos y el taxista (Goyo Lebrero) se pelean y, cuando el taxista intenta aprovecharse de Paula, Marcos lo golpea en la cabeza con una piedra. Al principio, Marcos y Paula piensan que está simplemente inconsciente, pero al día siguiente descubren que Marcos mató al taxista de la pedrada. Se ponen en marcha así una serie de circunstancias que convertirán a Marcos en un asesino en serie, matando a una o dos personas cada día de una sangrienta semana. Al mismo tiempo, Marcos inicia una extraña amistad con Néstor (Eusebio Poncela), un joven que se ha quedado solo en casa.

Espero que se solucione pronto el hecho de que todavía no haya una buena edición de esta película, ya que el pésimo doblaje inglés elimina una de las características que hacen que esta película me guste tanto: el humor negro. La semana del asesino es un film muy divertido si uno siente aprecio por este tipo de humor, con varias escenas que me hacen soltar una buena carcajada. Por ejemplo, el momento en el que un empleado de la fábrica donde trabaja Marcos se deleita en explicarle la truculenta manera en que murió la madre de Marcos. Este sentido del humor negrísimo contrasta con la malsana y asfixiante atmósfera que se crea en casa de este asesino casual, donde en mitad de una ola de calor los cadáveres se van acumulando creando una atmósfera agobiante y pestilente.

Aunque el final es una obvia concesión a la censura de la dictadura franquista, en aquel momento empezaba la larga agonía de un régimen que no dejó de ejecutar prisioneros políticos hasta el último momento, la película ha conservado su fuerza e impacto hasta el día de hoy. En parte por el talento de Eloy de la Iglesia, en parte también por la gran interpretación de Vicente Parra, que refleja el descenso hacia la locura de Marcos a la perfección. El resto de actores son, en su mayor parte, bastante convincentes, destacando Eusebio Poncela con su ambiguo Néstor.

Imagino que todos o la mayoría conoce este clásico que mezcla comedia negra, terror y drama, pero, en caso contrario, os la recomiendo sin reservas. Es toda una joya y, para que veáis que no mentía en lo malo del doblaje, he aquí el tráiler inglés de la película.


5 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Me la recomendaron hace años en un foro. No me acuerdo de gran cosa porque la vi hace mucho, pero me encantó. La tengo que revisar, y sí, ojalá se edite correctamente, a ser posible en España, porque manda huevos que para comprar una película patria haya que recurrir a ediciones extranjeras.

Y acabo de darme cuenta de que ésta fue una de las primeras películas que reseñé en mi blog :D
http://motivosparalevantarse.blogspot.com.es/2010/07/el-otro-cine-espanol-2-parte-la-semana.html

Raúl Calvo dijo...

Creo que es una película que gana con el tiempo y está bien verla junto a la anterior película de Eloy de la Iglesia El techo de cristal, ya que tienen alguna cosa en común.

Block dijo...

Nadie oyó gritar también se puede unir a estas dos joyas!!!!

Block dijo...

Nadie oyó gritar también se puede unir a estas dos joyas!!!!

Raúl Calvo dijo...

Desde luego, Eloy de la Iglesia es un director lleno de joyas.

Publicar un comentario