25 nov. 2015

Neon Maniacs

 
Película de culto más ochentera que unos calentadores, Neon Maniacs (Joseph Mangine, 1986) no ha perdido nada de su bizarro encanto. Aquellos que la descubran aquí no hace falta que me den las gracias, forma parte de mi misión en la vida.

Natalie (Leilani Sarelle, Roxy en Instinto Básico [Basic Instinct, Paul Verhoeven, 1992]) y su grupo de amigos han decidido salir de fiesta y pasar el rato de botellón en un parque. Además de ser tan adolescentes como el reparto de Grease (Randal Kleiser, 1978), son bastantes insoportables. Pero, tranquilos, no habrá que aguantarlos mucho ya que rápidamente son exterminados por un extraño grupo de mutantes asesinos (ver tráiler). Natalie queda comprensiblemente traumatizada, pero nadie la cree, aunque la policía investiga las desapariciones. Nadie, excepto Paula (Donna Locke), una "chavala" (si los de 17 los interpretan veintañeros, ya os podéis imaginar las edades de los personajes que representa que tienen 13 o 14 años) obsesionada con el cine de terror y ciencia ficción que descubre el lugar en el que se ocultan estas extrañas criaturas. Además, Natalie recibirá también el apoyo de Steven (Alan Hayes, luego Clyde Hayes), el cual está bastante interesado en conocer a Natalie en el sentido bíblico del término.

Esta es una de esas película que se nota que fue hecha por frikis para frikis. Solo hay que echarle un vistazo a las películas en las que trabajaron tanto el director Joseph Mangine como el guionista Mark Patrick Carducci. Es una lástima que problemas con el presupuesto impidieran rodar diversas escenas y la película no resulte tan espectacular como podría haber sido. Pero para haber sido hecha con cuatro duros, lo cierto es que tiene un look cuidado (Mangine trabajó principalmente como director de fotografía) y los maquillajes de los maníacos de neón están muy logrados.

Paula, la "niña" de la película sirve también como homenaje y guiño a los aficionados al género, un poco como Tommy lo era en Viernes 13. Último capítulo (Friday the 13th: The Final Chapter, Joseph Zito, 1984). Y hablando de Viernes 13. Último capítulo, Clyde Hayes es una de las víctimas de Jason en esa película. Y más Viernes 13: una de las amigas supervivientes de Natalie, Lorraine, está interpretada por Marta Kober, que fue Sandra en la segunda parte de la franquicia (vamos, que ya llevaba unos años haciendo de "adolescente").

Como ya he dicho, problemas con el presupuesto impidieron que el equipo pudiera rodar diversas escenas importantes, pero eso no quiere decir que la película carezca de momentos memorables. El que se lleva la palma, sin duda, es la masacre en la batalla de las bandas. Los mutantes irrumpen en una batalla entre la banda del prota, power pop a lo Rick Springfield o Tommy Tutone, y una banda rival del instituto, unos Twisted Sister de saldo. Se supone que los protas tenían que preparar a la gente, pero obviamente no lo hacen bien por fortuna para el espectador que disfruta de una entretenida masacre.

La edición en Blu-ray está agotada, solo se encuentra a precios desorbitados, pero resulta fácil de encontrar en DVD. Al fin y al cabo, teniendo en cuenta la época y el presupuesto, no es que de para una imagen en alta definición espectacular. Si podéis, os sugiero que le deis una oportunidad, ya no las hacen así.


3 comentarios:

Bisclavret dijo...

Visionando esta película uno se da cuenta de que tiene todos los ingredientes necesarios para no existir, así que el que haya encontrado su camino a la vida es un motivo de celebración, es la confirmación de que la magia existe, sólo que tal vez no tenga la forma que nosotros esperabamos.
¿Entonces cuentan como mutantes los monstruos? Eso es fantástico, puestos a mutar lo mejor es hacerlo de forma temática, tu el indio yo el arquero, samurais y trogloditas (Esto parece la intro de dragones y mazmorras) Ya sólo el simple título ataja a trav es de todas las reglas de la realidad Neon Maniacs... grande, grande, es imposible no disfrutarla.

victor dijo...

Ya la he localizado en youtube,,,,,,,este finde me la veo.Promete risas y bizarradas varias.
un saludo

Raúl Calvo dijo...

Bisclavret, pues claro que esta película prueba que la magia existe. O que se acerca el Apocalipsis como decían los Cazafantasmas. Yo los llamo mutantes, pero lo cierto es que, y es otra de las razones por las que esta peli mola, en ningún momento se explica qué son los neon maniacs ni de dónde vienen ni adónde van.

Víctor, ten cuidado porque muchas veces las pelis en youtube están cortadas y/o censuradas, a no ser que sea algún canal oficial como el de Paramount. Un saludo.

Publicar un comentario