24 may. 2016

Chicas de fraternidad en la bolera (Juego infernal) (Sorority Babes in the Slimeball Bowl-O-Rama)

Hay veces en las que uno quiere experimentar al máximo las posibilidades que ofrece el cine como arte. Adentrarse en obras que desafían al espectador, cargadas de múltiples significados y lecturas. Y hay veces en las que a uno simplemente le apetece echar unas risas con una película que sea puro cine basura. Adivinad a cuál de las dos opciones pertenece Chicas de fraternidad en la bolera (Juego infernal) (Sorority Babes in the Slimeball Bowl-O-Rama, David DeCoteau, 1987).

Unos universitarios se cuelan una noche en un centro comercial para robar un trofeo de la bolera como parte de una iniciación. Allí, despertarán a un pequeño demonio que al principio les ofrece deseos para luego transformar a algunos en demonios para que maten al resto. Por suerte, la ladrona punk Spider (Linnea Quigley) se encontraba por allí robando para ayudar a los pobres universitarios.

Gracias a su corta duración (llega a los 80 minutos gracias a la lentitud con la que desfilan los créditos finales) y a que no se toma ni un momento en serio a sí misma, esta película de largo título se pasa muy rápido. Si bien los primeros minutos son simple comedia universitaria sin demasiada gracia (aunque animada por los desnudos gratuitos de las scream queens Brinke Stevens y Michelle Bauer), la cinta se anima cuando el grupo llega al centro comercial y se tropiezan con Linnea Quigley (sorprendentemente, se pasa toda la película vestida), para luego completar la fiesta los endemoniados. Curiosamente Quigley y Hal Havins (que interpreta a uno de los universitarios) volverían a encontrarse en una situación parecida poco después en la muy superior La noche de los demonios (Night of the Demons, Kevin S. Tenney, 1988).

La comedia también ayuda a que no importe demasiado que la película no sea demasiado sangrienta, destacando Quigley en este sentido ya que tiene seguramente los "mejores" diálogos. Y poco más que unas risas encontraréis en esta película. No es imaginativa, ni original, ni nada. Es pura serie B, desvergonzada y orgullosa de serlo. Para pasar el rato.


2 comentarios:

Bisclavret dijo...

Es verdad que el argumento no es muy Christopernolianotranscendente, pero entra dentro de mi definición "cosas que mola que pasen los viernes".
La primera vez que la vi fue en noche de lobos y se me hizo dificil de volver a localizar porque creo que en noche de lobos la titularon "The imp"

Raúl Calvo dijo...

Sí, en Noche de Lobos (¡qué gran programa y qué maravillas nos descubrió!) la llamaron así porque fue su título alternativo en EUA, pero es más conocida (y así está editada en DVD/Blu-ray) con el título largo.

Publicar un comentario