10 mar. 2011

Sherlock Holmes tras la pista de Jack el Destripador


Sherlock Holmes fue llevado a la pantalla por primera vez en 1903 en la película Sherlock Holmes Baffled. Desde entonces han tenido que pasar más de cien años para que el personaje fuera llevado a la pantalla de forma fiel. Me refiero a la película Sherlock Holmes (2009) de Guy Ritchie, donde por primera vez vemos un Sherlock Holmes que es tal y como aparece en las novelas y relatos de Arthur Conan Doyle. También la excelente serie de la BBC Sherlock (2010) hace una gran recreación del personaje actualizándolo situando a Sherlock Holmes y al doctor Watson en el Londres contemporáneo.

Por un lado tenemos la típica imagen de Sherlock Holmes con la gorra y la capa a cuadros, fumando en pipa, que fue cogida de una ilustración y, a base de repetirla en diversas películas, se convirtió en la imagen asociada con el detective. Por otro lado, la interpretación de Basil Rathbone, que hizo por primera vez de Sherlock Holmes en 1939 en El perro de los Baskerville (The Hound of the Baskervilles, Sidney Landfield), se convirtió en canónica. El resultado ha sido que la mayoría que no conoce los trabajos literarios de Conan Doyle tenía una imagen estereotipada del personaje que no acababa de encajar con la realidad literaria.

Es por eso que personalmente me parecieron más interesantes los pastiches y las aventuras apócrifas protagonizadas por Sherlock Holmes como El secreto de la pirámide (Young Sherlock Holmes, Barry Levinson, 1985), La vida privada de Sherlock Holmes (The Private Life of Sherlock Holmes, Billy Wilder, 1970) y, por supuesto, la película que nos ocupa: Asesinato por decreto (Murder by Decree, Bob Clark, 1979). Lo interesante de la película de Bob Clark es que pone a Sherlock Holmes (interpretado por Christopher Plummer) tras la pista de uno de los asesinos en serie más famosos de la historia: Jack, el Destripador. Aunque no fue el primer enfrentamiento entre Sherlock Holmes y Jack el Destripador, Estudio de terror (A Study in Terror, James Hill, 1965) fue el primero, sí es el más logrado e interesante.

El misterio en torno a la identidad de Jack el Destripador ha alimentado también gran cantidad de películas, novelas y cómics. En Gotham: Luz de Gas, el guionista Brian Augustyn y el dibujante Mike Mignola enfrentan a un Batman victoriano con el Destripador. También destaca el enfrentamiento entre H.G. Wells (Malcolm McDowell) y Jack, el Destripador (David Warner) en Los pasajeros del tiempo (Time After Time, Nicholas Meyer, 1979). En El regreso de Jack (Jack's Back, Rowdy Herrington, 1988), James Spader es atormentado por unas visiones en las cuales un asesino en serie reproduce los asesinatos de Jack el Destripador cien años más tarde en Los Ángeles. Tampoco podemos olvidar la meticulosa y casi obsesiva recreación histórica que llevaron a cabo Alan Moore y Eddie Campbell en From Hell, luego llevado a la pantalla en Desde el infierno (From Hell, The Hughes Brothers, 2001), película que si bien prácticamente no guarda ninguna relación con la novela gráfica que adapta (la novela se explica desde el punto de vista del Destripador, no hay suspense en descubrir quién es) no dejaba de ser entretenida.

Tanto la novela gráfica escrita por Alan Moore, como Asesinato por decreto y la interesante miniserie Jack el destripador (Jack the Ripper, David Wickes, 1988) protagonizada por Michael Caine, se basan todas en la famosa teoría que aparece por primera vez en The Ripper File de Elwyn Jones y John Lloyd y que, si bien no es la única ni la definitiva, es la que tiene más adeptos.

Asesinato por decreto realiza una concienzuda tarea en reconstruir los crímenes reales y llevar a cabo una acertada recreación histórica, con la cual mezcla personajes ficticios como Sherlock Holmes. De hecho, me sorprendió lo cuidado que está el aspecto histórico, teniendo en cuenta que la película no deja de ser una interesante cinta de intriga que juega con la idea de mezclar el detective más famoso de la literatura con uno de los asesinos en serie más famosos de la historia.

El reparto de la película es de lujo. A Plummer hay que sumarle James Mason como el doctor Watson, David Hemmings como el inspector Foxborough, Donald Sutherland como John Lee y Geneviève Bujold como Annie Crook.

Clark consigue crear suspense a pesar de contar hechos conocidos, principalmente por como filma los asesinatos usando cámara subjetiva y colocando una lente que deforma ligeramente la imagen. Destacaría sobretodo un plano al principio del ojo del Destripador antes de atacar donde vemos que tiene la pupila completamente negra. También se construye de forma efectiva la intriga de la investigación, donde se podría decir que se sustituye el inspector Abberline que históricamente se encargó del caso por Sherlock Holmes. El interés del espectador aumenta a medida que se va intuyendo una complicada conspiración.

Mezclando realidad y ficción, personajes históricos con literarios, Clark nos deja una entretenida e interesante película de suspense que nos mantendrá durante hora y media bastante intrigados. El estilo entre clásico y moderno de Clark se adecua a este pastiche, así como la recreación histórica nos mete de lleno en la trama. Lo consigue a pesar de que, en mi caso, estaba bastante familiarizado con la historia y las teorías del Destripador, ya que al ser una película de ficción se puede permitir una serie de licencias que otras interpretaciones más acuradas no pueden, o no deberían, permitirse.

Por supuesto, la película es perfectamente disfrutable aunque no os interesen ni Sherlock Holmes ni Jack el Destripador como una buena película de suspense.

9 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Habia escuchado muchas veces el título de esta película, pero no sabia que iba de Sherlock Holmes y Jack el Destripador.

Holmes es un personaje que nunca me ha gustado demasiado, hasta que vi la película de Guy Ritchie. Incluso me compré varios libros.

El tema de Jack el Destripador, en cambio, es uno de los casos de la crónica negra de la historia que mas me apasiona.

Tendré que busacar esta película, a ver que tal.

Einer dijo...

Justo ayer terminé de leer From Hell y me pareció buenísimo. De Sherlock Holmes nunca he leído nada y tengo pendientes muchas pelis, así que me apunto esta también, que no la conocía.
No has comentado nada de El moderno Sherlock Holmes (Sherlock Jr.) que es muy buena. ;D

Raül Calvo dijo...

La película está editada en dvd en Inglaterra con audio y subtítulos en castellano.

Dr. Gonzo, si no has visto la miniserie del 88 con Michael Caine sobre Jack el destripador, te la recomiendo que es muy interesante.

Einer, la verdad es que no he visto El moderno Sherlock Holmes y ya no sé si dormiré esta noche por ello.
Por cierto, ¿te pasó como a mi, que tardé más en leer las notas explicativas de Moore en From Hell que la novela gráfica en sí?

Einer dijo...

Pues sí, me pasó igual. De hecho, técnicamente aún no he terminado From Hell porque tengo el segundo epílogo a medias, que me puse a leerlo porque pensaba que en media hora me lo acababa y de eso nada. Es más largo de lo que parece.
También se puede optar por no leer las notas pero es que hay pasajes que si no no se entienden, como el del callejón cuando William Gull mira por la ventana y ve la televisión y a Marilyn Monroe.

Raül Calvo dijo...

Sí, las explicaciones son de agradecer, aunque prácticamente van viñeta a viñeta.

ATTICUS dijo...

Yo siempre me ha apasionado mucho la ambientacion de este personaje y todo lo que rodea a este personaje y La mejor pelicula realizada de Sherlock Holmes sin la menor duda es esta que comentas,
yo la tengo como oro en paño,
porque me encanta.

Raül Calvo dijo...

Por una vez coincidimos! :D

Anónimo dijo...

Aunque son dos personajes de los cuales uno fue real y el otro ficticio si es dable entender la frustracion de Scotland Yard de que nunca pudieron atrapar a Jack the riper. Se ha escrito tanto de el y su leyenda por lo moustroso que fue su actuar perdurara por siempre.

Raül Calvo dijo...

Ciertamente, Anónimo, es un misterio eterno.

Publicar un comentario