8 mar. 2011

Y hablando de películas polémicas...



Por desgracia, sucesos como el que comentábamos ayer en referencia a Ángel Sala y la denuncia de la Fiscalía de Barcelona no es la primera vez que pasan ni tampoco la última. Pier Paolo Pasolini pasó por algo parecido cuando estrenó el clásico Saló o los 120 días de Sodoma (Salò o le 120 giornate di Sodoma, 1975). Sin embargo, si hay una película que se lleva la palma en cuanto a polémica y censura es Holocausto caníbal (Cannibal Holocaust, Ruggero Deodato, 1980).

La más conocida de las llamadas películas "mondo" e iniciadora del subgénero caníbal, Holocausto caníbal se precia de ser la película más prohibida de la historia. Os puedo resumir Holocausto caníbal en una palabra: aburrimiento. Es tremendamente aburrida. Está muy bien hecha y los efectos de maquillaje son muy convincentes, pero es aburrida.

Como muchos aficionados al cine de terror en los días previos a Internet, la había visto mencionada en diversos libros sobre el género y había oído hablar de ella precedida por su (mala) fama. Cuando finalmente la vi, en un pase de madrugada por televisión (!), me quedé algo decepcionado. No acababa de entender a que venía tanta polémica.

En una sala de reuniones un grupo de ejecutivos van a ver el material filmado por un equipo que estaba filmando un documental sobre una tribu del Amazonas, después de que una misión de rescate sólo encuentre la película que filmaron. Lo que ven en la película son las crueles actividades llevadas a cabo por los documentalistas y la venganza de los indígenas.

Actualmente la película sigue sin gustarme, pero ahora soy capaz de ver cosas y detalles de los que cuando la vi por primera vez con 13 o 14 años no supe darme cuenta. La intención original de Deodato era hacer una película criticando a los periodistas que se inventaban noticias para darle morbo a la actualidad y los directores de documentales que falseaban la realidad. Algo que se sigue dando hoy día. De ahí las escenas en la película en las cuales el equipo de filmación se dedica a escenificar violaciones y cometer diversas atrocidades que luego atribuyen a los indígenas o las caras de morboso placer ante algunas de las crueles escenas que se encuentran. La película también fue pionera en la manera como utiliza la forma de un falso documental para añadir realismo a la historia.

Los protagonistas resultan insufribles y no despiertan ninguna simpatía en el espectador, casi te alegras de que se los carguen al final (no es spoiler, la película empieza con el descubrimiento de sus cadáveres). Obviamente, ése era el efecto buscado por Deodato, evitar que se simpatizara con los protagonistas para que las mutilaciones y posteriores asesinatos no impresionaran en exceso al espectador. Esto hace que para mí la película resulte aburrida, ya que como no me implico emocionalmente la película no me afecta; es difícil que me impresione una película por la sangre o el gore del que hagan gala, si bien como aficionado a los efectos especiales puedo apreciar e interesarme en cómo los han hecho. Para que una película me impresione ha de tener algo más que escenas desagradables, he de conectar con ella a un nivel emocional o intelectual.

Lo que sí resulta interesante es la reacción posterior que hubo sobre la película. Deodato ideó una campaña publicitaria que jugaba a hacer pasar por reales los eventos descritos en la película, y dio instrucciones a los actores para que se mantuvieran ocultos o de vuelta a sus países mientras se estrenaba la película en Italia. Y funcionó, provocando que la gente fuera en manada a verla al cine. E incluso en un Interviú de la época se publicaron fotos de la película como si fueran de un reportaje real con el titular: ¡Periodistas devorados por caníbales! (esto lo sé de primera mano).

El problema fue que la campaña publicitaria funcionó demasiado bien. Las autoridades italianas se creyeron que efectivamente lo que sucedía en la película era real y llegaron a la conclusión de que Deodato había provocado la muerte de los actores. Retiraron la película de los cines y acusaron formalmente a Deodato, que entonces tuvo que explicarles que se lo había inventado todo. Localizó a los actores y los  presentó al tribunal, demostrando que estaban vivos y que todo era ficción.

Desde entonces, Holocausto caníbal ha sido precedida por la leyenda de que todo lo que sucede es real. Incluso hoy día me he encontrado aficionados convencidos de que los sucesos que se ven en la película son reales. Claro que si la leyenda se mantiene y es una película tan censurada y prohibida es porque los efectos están muy bien conseguidos y resultan muy convincentes. Lo irónico es que Holocausto caníbal es una película con un fuerte mensaje moralizador y ataca la hipocresía de los "salvajes del primer mundo".

Bueno, si que hay unas muertes reales en la película: la de los animales. Todos los animales que mueren en la película fueron realmente matados y luego comidos. Al parecer esto fue así cuando, para filmar una escena en la que se comen unos sesos de mono (como en Indiana Jones y el templo maldito (Indiana Jones and the Temple of Doom, Steven Spielberg, 1984)) se prepararon unos muñecos simulando a los monos y los sesos. Pero como los sesos de mono son un manjar exquisito para la tribu con la que estaban filmando la película, los indígenas pidieron que se hiciera la escena con monos de verdad y así comérselos. E hicieron lo mismo con los demás animales que se matan en la película. En la actualidad, Deodato se arrepiente de  que lo hicieran así y preferiría haber seguido adelante con los muñecos.

En resumen, la fama de Holocausto caníbal es mucho más impresionante que la película en sí. No me parece una película especialmente remarcable y, a no ser que tengáis mucha curiosidad por verla, existen títulos mucho más impresionantes y efectivos en cuanto a gore ya que incorporan cosas como argumento y personajes interesantes. Pero tampoco puedo negar que tiene cierta importancia histórica.

10 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Pues oye, a mi no me resultó nada aburrida, aunque si es cierto que las escenas en las que matan animales se me atragantan bastante.

Cannibal Ferox es otra que me gusta bastante.

Yo también conocí la película por un colega que tenia la firme convicción de que todo lo que se veia era real. Recuerdo que, cada vez que me describia el famoso cartel (ese en el que vemos a una indigena empalada), mas curiosidad y ganas tenia de verla.

Sobre la polémica ocasionada con esta película, ademas de hacerme cierta gracia, admito que me parece bastante mas lógica que la mariconada que están haciendo con A serbian Film. Al menos, en este caso, creian que los asesinatos eran reales, de modo que tenian motivos para investigar el asunto.
Con A serbian film no hay justificación; la película ha impactado mas de la cuenta a unos cuantos tios con algo de poder y, a sabiendas (he aquí el problema) de que todo es ficticio, han decidido montar todo este numérito patético.

Muy buena entrada, como siempre Raül.
Un saludo

Raül Calvo dijo...

Y lo peor es que ni siquiera han tenido el valor de ir tras el director, sino denunciar Sala por exhibirla, cuando además se ha exhibido en otros festivales en la península y en Portugal la han premiado.

El caso de Holocausto caníbal (dejando de lado gustos personales) resulta también medianamente divertido por (sin ofender a nadie) la estupidez de creer que alguien iba a matar a un montón de gente para hacer una película y luego proyectarla comercialmente. Creo que en el caso de esta película entra directamente en el terreno de las leyendas urbanas, como lo de Ricky Martin y Sorpresa, sorpresa, que fue denunciado por el defensor del menor que se lo creyó todo.

Einer dijo...

Yo descubrí la peli por un colega (el malote de clase) que llegó diciendo que había visto una peli snuff de la tremenda colección snuff de su padre que incluía también Canibal Ferox. Ahora me descojono al recordarlo pero en su momento cuando llegaba en plan: "He visto Holocausto Caníbal, ¿quién quiere tocarme?", yo pensaba: "Joder, tengo que ver Holocausto Canibal".
Cuando por fin la vi me gustó. Al igual que a Gonzo no me aburrió lo más mínimo. Lo que sí me jode son las escenas de los animales, especialmente la de la tortuga que siempre me ha impactado mucho.

Lo de Ricky Martin siempre me ha llamado la atención. ¿Cómo es posible que de repente todo el mundo hubiera visto el supuesto vídeo? Es que fue de un día para otro. El mayor misterio de la TV.

Raül Calvo dijo...

Esto de las pelis snuff siempre me hizo mucha gracia. Como si, en caso de que existieran, ver una fuera motivo de orgullo. Aunque para eso está la serie Faces of Death.

Por cierto, el director de Holocausto Caníbal, Ruggero Deodato, y el de Cannibal Ferox, Umberto Lenzi, estaban peleados pq Deodato decía que Lenzi le había copiado y que además él por lo menos se iba a la selva con auténticos indígenas mientras que Lenzi se improvisaba una selva donde fuera.

PD: Creo que el título americano de Cannibal Ferox es mucho mejor: Make Them Die Slowly (Hacedles morir lentamente).

Javi dijo...

En su momento hubo gente que se creyó que lo que mostraba la peli era cierto, y eso ayudó a la promoción del film y a crear la polémica. Un caso similar ocurrió con El proyecto de la Bruja de Blair (se decía que había partes que eran reales y que aquello formaba parte de la cultura local)o con la tontería de La cuarta fase: en esta nos tratan de engañar miserablemente y la peli promocionó, en su momento, que lo que está grabado con cámara corresponde a sesiones reales de la doctora protagonista del film (Milla Jovovich)con gente abducida, cuando en realidad no es cierto...

Dr. Gonzo dijo...

Sobre cine snuff (error llamarlo cine, por cierto) podríamos estar hablando durante dias.

Incluso se podria decir que hay videos snuff al alcance de cualquiera. ¿habeis visto esas grabaciones en las que terroristas islámicos o narcos mejicanos decapitan a un sujeto? U otro video que circula por la red en el cual unos terroristas (bosnios creo que eran) degollan a un grupo de soldados? Incluso ese tristemente famoso video en el que 3 rusos torturan y asesinan a un hombre.
No son imagenes confusas, movidas y borrosas. Lo que enseñan se ve claramente, incluso con algún primer plano. Vamos, que el que quiera puede recrearse con las imagenes.
¿Hasta que punto no podemos catalogar ese tipo de videos como auténticas snuff?

Raül Calvo dijo...

Javi, a mi es un tipo de promoción que me hace gracia si está bien hecha. Casos como el de Milla Jovovich que es un rostro bien conocido puede que cante mucho, pero el hecho de que todavía hoy día haya gente que se lo crea me fascina, de la misma manera que me fascina el hecho que todavía haya gente que se crea leyendas urbanas como que si bebes baileys y coca cola te mueres.

Dr. Gonzo, lo del snuff demuestra hasta que punto la gente puede ser morbosa (por eso existe el Faces of Death que mencioné antes). La diferencia entre los snuff y los vídeos que mencionas de terroristas estaría en que las snuff buscarían un beneficio económico y los de los terroristas son reivindicaciones ideológicas, aunque ambas igualmente injustificables. Y los vídeos de terroristas suelen ser reales, aunque ya han aparecido fakes de algunos vídeos de ejecuciones. La verdad es que nunca he visto ninguno de los vídeos de ejecución de prisioneros ya que cuando algún informativo los ha anunciado he cambiado de canal y nunca me he molestado en buscarlos por internet. Hay cosas que cuando son reales prefiero no verlas. Básicamente porque prefiero mantener mi sensibilidad intacta, no quiero acabar como esos quemados que ya lo han visto todo y nada les impresiona. Es como la mirada de una veterana actriz porno, una mirada muy vieja y apagada.

Javi dijo...

Leches, y no os da yuyu mirar esos videos snuff o cómo cualquier otra cosa le quieras llamar?

Raül Calvo dijo...

Javi, los vídeos snuff son una leyenda urbana, no existen. En caso de que existieran yo me negaría a verlos o buscarlos. Y si se sabe de la existencia de alguno se ha de denunciar a la policía, porque se trata de un crimen.

Javi dijo...

Por lo que pone Gonzo, y lo que yo interpreto, él sí parece que vio videos de terroristas o narcos degollando a gente (perdona si meto la pata, Gonzo, pero parece que dices eso con las preguntas que haces). Yo no daría visto eso.
PD: después te leo lo de Grindhouse.

Publicar un comentario