4 mar. 2011

M.A.S.H. (MASH)



Como mucha gente de cierta edad, durante mucho tiempo el único M*A*S*H que conocí fue la serie de televisión que daban en TVE1, emitida en Estados Unidos desde 1972 hasta 1983. Desde aquella primera emisión no he vuelto a ver la serie, con la excepción de unos episodios de la primera temporada que le regalé a mi madre en DVD porque era su serie favorita, pero aún recuerdo claramente un episodio en el que los protagonistas se dedicaban a hacer una competición de bromas y que terminaba con Alan Alda cantando encima de una mesa con los pantalones bajados.

El estreno en 1992 de El juego de Hollywood (The Player) de Robert Altman hizo que me interesara por la carrera de este director, ya que era una película que me había gustado mucho. Fue así como descubrí su clásico M.A.S.H. (MASH, 1970), que sirvió de base para la serie de televisión.

MASH relata las vivencias en un campamento hospitalario durante la guerra de Corea (1950-1953). Aunque la película se centra en tres cirujanos: "Hawkeye" Pierce (Donald Sutherland), John McIntyre alias "Trampero" (Elliott Gould) y Duke Forrest (Tom Skerritt); el resultado final es un film coral.

La película se basa en una novela escrita bajo pseudónimo, Richard Hooker, que fue adaptada por Ring Lardner Jr. Tanto el guion como la novela se ambientaban en Corea, ya que el escritor que se escondía bajo ese nombre había sido un cirujano en una unidad hospitalaria semejante durante esa guerra y se suponía que contenía muchas vivencias autobiográficas. Pero Robert Altman hizo todo lo posible para que pareciera que la película tenía lugar en Vietnam. De hecho, la Twentieth Century Fox le obligó a poner una serie de rótulos al principio indicando que la película transcurría durante la guerra de Corea y no Vietnam. Esfuerzo inútil, ya que cualquiera que vea la película la identificará con Vietnam.

Altman se propuso hacer un alegato antibélico. Por ello, ignoró la novela original y prácticamente desechó el guion de Lardner, trabajando con los actores para que improvisaran sus diálogos con los chistes y las bromas más obscenas que pudiesen pensar, ya que no había nada más obsceno que la guerra que estaba teniendo lugar en Vietnam. Estas bromas se contrastaban con escenas que tenían lugar en los quirófanos cuando llegaban soldados heridos, ensangrentados y dolientes. Altman desarrolló también una manera de filmar casi documental, con diálogos solapados y cámara al hombro, jugando también con el lenguaje narrativo, ya que la película se desarrolla de forma libre, sin una trama o argumento, simplemente vemos como viven los personajes durante un periodo determinado de tiempo. El director también añadió toques satíricos y de humor negro; especialmente recordada es la escena en la que se organiza una última cena y suicidio a beneficio del capitán "Sin Dolor" Waldowski tras una fallida relación sexual. Escena para la cual el hijo de Altman, Mike, escribió las letras de una canción titulada Suicide Is Painless, con música de Johnny Mandel, que se convirtió en un éxito (recientemente Marilyn Manson hizo una versión) y como resultado el hijo de Altman ganó diez veces más dinero que su padre con la película.

Lardner se llevó un gran disgusto cuando vio MASH y comprobó que su guion había desaparecido de la película. Supongo que se le pasó el disgusto cuando le dieron el Oscar al mejor guion adaptado.

El resultado final fue una película anti-Vietnam y antibélica tremendamente divertida. Fue un grandioso éxito de taquilla, aunque a las autoridades militares no les gustó pero a los soldados sí, entre el gran público y la contracultura pacifista. La película funciona como comedia aún hoy, cuando también se ha de considerar como una de las primeras obras cinematográficas que marcarían la edad dorada del cine americano gracias a un grupo de directores, como Martin Scorsese, que cambiarían el cine americano y llevarían a cabo una revolución artística dentro de los grandes estudios que terminó o evolucionó (depende del punto de vista) cuando Steven Spielberg y George Lucas iniciaron la era de los blockbusters.

Dejando el mensaje de la película aparte, hay que destacar que MASH plantó las semillas para un estilo de comedia que luego floreció en la clásica Desmadre a la americana (Animal House, John Landis, 1978). Películas en las cuales está presente un fuerte espíritu anárquico y rebelde, en las cuales vemos como un grupo de personajes lleva a cabo una serie de bromas o trastadas cómicas cuyo objetivo son figuras autoritarias, represivas, conservadoras e hipócritas. Protagonizadas siempre por personajes que resultan simpáticos al espectador, personajes con los que te gustaría irte de fiesta. Sin embargo, las películas posteriores al éxito de Animal House se poblarían de adolescentes idiotas cuyas acciones son simplemente una celebración de la estupidez y la inmadurez, e irían progresivamente perdiendo calidad al recurrir en exceso al humor fácil.

Resumiendo, MASH es un clásico tanto por su contenido antibélico, su seminal estilo y porque te ríes mucho viéndola.

9 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Siempre pensé que la película se basaba en la serie, y no al revés.

Creo que MASH hace buena pareja con Los Violentos de Kelly.

Raül Calvo dijo...

Sí que la hace, de hecho iba a indicarlo en el post como otra película que transcurre durante una guerra pasada, la segunda guerra mundial en su caso, pero hace referencias a la de Vietnam.

Javi dijo...

Muy bueno el post, Raül. Es una peli bastante divertida, aunque se le haya echado un poco el tiempo encima, a mi modo de ver. Ahora las comedias son mucho más descaradas y no hay esa ingenuidad de antes, y que todavía conservaba Mash (aunque ya apuntando irreverencias más propias de esta época actual que de los 70 y años atrás).
Estoy con Gonzo, y contigo, que tiene bastante de Los violentos de Kelly. A mí, de todas formas, me gusta más la de Clint Eastwood... es más cínica aún. Un saludo... y por cierto: me encantó Repo man.

Raül Calvo dijo...

Hombre, Javi, a mi ingenua no me parece, ten en cuenta que para la época era muy atrevida. De hecho fue la primera en atreverse a usar la palabra "fuck" en un diálogo. Y en el tiempo que ha pasado desde entonces han salido comedias más atrevidas, claro, pq la sociedad ha ido evolucionando.

Y muchos argumentos actuales son más antiguos que los de MASH. Pero es un detalle interesante, discernir si las comedias ahora son más atrevidas o menos. Pq MASH realmente atacaba los tabúes de la época, como la religión, y muchas actuales puede que sean más explícitas pero no tienen el mismo punto de atacar lo establecido y van más por la simple carcajada. Creo que les falta acidez.

¿Qué te parece?

PD: te encantó Repo Men con Jude Law, Repo Man de Alex Cox con Emilio Estevez o Repo! The Genetic Opera? ;D

Javi dijo...

Es cierto. Lo de ahora es más descaro que otra cosa; pero la acidez y la sutileza, con sus momentos un tanto psicodélicos (de aquellas estábamos en plena revolución hippy... pasotismo y un sentido del humor muy al estilo de El Nota - El gran Lebowsky-) que podrían entrar incluso dentro de un humor medio surrealista, no aparecen en el cine de hoy por casi ningún lado. Más bien quería decir que hay un aspecto tierno, no inocente (esa tampoco era la palabra), entrañable, de buen rollo...

La peli que vi es Repo! The genetic Opera... cojonuda! Una sorpresa.

Javi dijo...

La acidez no es incompatible, creo yo, con la ternura... ahí quería ir yo a llegar. MASH tiene acidez, ironía y tal, pero hay ternura en las relaciones de los personajes, buen rollo, camaradería... a pesar de sus comedidas excentricidades. El papel que interpreta Donald Sutherland es significativo en ese aspecto.

Raül Calvo dijo...

Eso sí, ahí tienes razón. De hecho lo que quería indicar en el post es que una de las razones por las que películas como MASH y Animal House se han convertido en clásicos es porque crean unos personajes con los que el espectador puede conectar.

ATTICUS dijo...

Nunca fui muy fan de esta pelicula ni de la serie,si que estaba llena de sarcasmo hacia la guerra y eso
podia que fuera divertido pero a mi me aburria,recuerdo ver la serie
como dices en la TVE no podia aguantarla entera ningun capitulo.
Pero reconozco que tenian un buen guion

Raül Calvo dijo...

Bueno, supongo entonces que no eres de su club de fans! ;D

Publicar un comentario