25 abr. 2012

Nadie las tiene más grandes que Annette: Grease comparado


Entra dentro de lo posible que haya gente a la cual no le guste Grease (Randal Kleiser, 1978), gente sin alma o que está muerta por dentro. Um, sin ánimo de ofender, claro. Para el que esto escribe, Grease es una maravilla de principio a fin. Puede que Dios hiciera los árboles y sean todos muy bonitos, pero Hollywood nos regaló (porque el precio de la entrada o de cualquiera de las ediciones en DVD/Blu-ray será siempre muy poco en relación al valor del film) una obra maestra para nuestro eterno disfrute. Además, los árboles son aburridos.

El placer que uno experimenta viendo la película no lo proporciona un argumento absorbente, ya que la historia es bastante minimalista por decirlo suavemente, ni una dirección que te deja ojiplático, sino la música y el encanto de los personajes. La conjunción de una serie de elementos que funcionan con una magia irrepetible (sólo hay que ver la secuela para ver hasta que punto es irrepetible Grease).

Otro factor que ha contribuido a la popularidad del film es que visto hoy es una película muy políticamente incorrecta (casi parece porno al lado de High School Musical [Kenny Ortega, 2006]), con un espíritu punk si la ponemos en contexto con los tiempos que vivimos hoy día. Irónicamente, la popularidad de la película también ha hecho que las representaciones teatrales sean más "familiares", en contraste con la obra de teatro original.

Esta es Annette Funicello, a la cual se hace referencia en Grease en dos ocasiones: una en relación al tamaño de sus pechos y otra en la canción Look at Me, I'm Sandra Dee. Funicello fue una actriz que se hizo popular a través de la televisión participando en Walt Disney presents: Annette (1958) y en El mágico mundo de Disney (Disneyland) de 1958 a 1962, para alegría de pequeños y, especialmente, mayores. Durante los 60, Funicello paseó su apetitosa anatomía en diversas comedias playeras, normalmente junto a Frankie Avalon, el cual hace un cameo en Grease como el ángel de la guarda de Frenchy (Didi Conn), escena que es una referencia a Tammy, la muchacha salvaje (Tammy and the Bachelor, Joseph Pevney, 1957).

Además de cambiar el argumento, añadiendo la carrera de coches y cambiando el desarrollo de la obra, Grease fue suavizada en cuanto a contenido sexual y diálogos se refiere en orden de obtener una calificación que la hiciera apta para todos los públicos (en aquel entonces no existía el PG-13 en Estados Unidos y los films eran calificados ALL, PG o R). Por ejemplo, el momento en que John Travolta aparece frotándose el paquete con film transparente es una referencia a los diálogos sobre condones que había en la obra y que fueron eliminados. Para que os hagáis una idea: la obra de teatro original, estrenada en 1972, era una especie de Porky's (Bob Clark, 1982) musical.

Los cambios entre ambas se notan especialmente en las canciones. La obra original mantiene continuamente un tono de comedia grosera. Muestra de ello es la canción Mooning, en la cual uno de los personajes habla de su afición a enseñar el culo en público en forma de balada cincuentera.

El contraste entre película y obra de teatro queda perfectamente representado en las canciones. Las que fueron añadidas al film son baladas normales, siendo la excepción You're The One That I Want que reformula la canción del musical original All Choked Up. El ejemplo perfecto de este contraste es Alone at the Drive-In, que en la película fue sustituida por Sandy (y debido a la popularidad del film, ahora se usa también en las representaciones teatrales). Mientras que Sandy es una balada más o menos típica, Alone está más enfocada hacia la comedia, como podéis ver por la letra (que incluye una referencia a un "clásico" del terror) y el tipo de lenguaje que emplea (Danny Zuko fue interpretado por Barry Bostwick, al cual recordaréis por su papel en The Rocky Horror Picture Show [Jim Sharman, 1975]):

I'm all alone/Estoy solo
At the drive-in movie/En el autocine
It's a feelin' that ain't too groovy/Es un sentimiento que no mola nada
Watchin' werewolves without you.../Viendo hombres lobo sin ti
Gee, it's no fun/Caray, no es divertido
Drinkin' beer in the backseat/Bebiendo cerveza solo en el asiento de atrás
All alone just ain't too neat/Es que no está nada bien
At the passion pit wanting you./En el pozo de pasión deseándote.
And when the intermission elf moves the clock's hands/Y cuando el elfo del intermedio mueve las manecillas  del reloj
While he's eating everything sold at the stands,/Mientras se come todo lo que venden en las paradas,
When there's one minute to go/Cuando queda un minuto
'Till the lights go down low,/Para que se apaguen las luces,
I'll be holding the speaker knobs/Estaré sosteniendo los mandos de los altavoces (referencia a los pechos o los pezones de Sandy, como prefiráis)
Missing you so-o-o!/¡Echándote de menos!
Can't believe it,/No me lo puedo creer,
Unsteamed windows-I can see through./Ventanas sin entelar-puedo ver a través (referencia al hecho que el resto de ventanas de los coches están enteladas debido a las actividades de naturaleza física que se desarrollan dentro)
Might as well be in an igloo,/Es como si estuviera en un iglú,
'Cause the heater doesn't work.../Porque la calefacción no funciona...
As good as you.../Tan bien como tú...
(Baby, come back)/(Nena, vuelve)


De todos modos, el espíritu de la obra se mantiene intacto en su ánimo de mezclar parodia y nostalgia por una época en la cual sus autores (los del musical) eran jóvenes. Eso no quita que me gustaría ver el musical tal y como fue concebido originalmente, cosa imposible a día de hoy (a no ser que me vaya a vivir a Estados Unidos y al mismo tiempo me pueda trasladar mágicamente a 1972, cosa poco probable).

Esto no impide que disfrute con la película tal cual es. Está dentro de esa categoría de films que me gusta ver cuando estoy bajo de moral o aburrido: me dejo llevar por su magia y siempre me hace sentir bien.

12 comentarios:

Bea Cepeda dijo...

Yo también soy ultrafan de esta película. Me alegro tanto de que mi madre me la pusiera siendo yo muy muy pequeña... es de mis primeros recuerdos cinematográficos... ¡no habré yo bailado el you're the one that I want! Peliculón inolvidable.

Raül Calvo dijo...

Pues a partir de ahora ya sabes de quién están hablando cuando mencionan a Annette.

Javier Simpson dijo...

Estoy contigo, es un musical mágico y que uno queda con buen cuerpo cuando lo ve.
Recientemente lo más parecido que encuentro con Grease es Across the universe, con versiones de canciones de The Beatles. No llega a la altura de la peli protagonizada por Travolta y Olivia Newton-Jhon, pero, como ésta, da muy buen rollo.

Un saludo, Raül.
PD: Putada lo del Barça...

Raül Calvo dijo...

Javi, ¿no te parece que Across the universe se parece muy mucho a Hair? Across me gustó, pero no dejó de recordarme a Hair en muchas ocasiones. Aunque técnicamente Across es mejor.

Y no soy futbolero, así que me da igual lo del Barça, gane o pierda. ;D

Javier Simpson dijo...

Sí, señor; también es muy Hair. Tengo ese recuerdo. Por cierto, me apetece volver a ver la de Milos Forman, para mí un gran director.

Hasta pronto, Raül

Javier Simpson dijo...

Y es cierto, técnicamente Across es una pasada...

Dr. Gonzo dijo...

Yo hace muy poquito volví a verla en blu ray, y sí, es una joya de película, y eso que los musicales suelen repatearme.
Poco más se puede decir que no se haya dicho ya.

Eso sí, desconocía que estaba basada en una obra teatral. Sea como sea, lo que cuenta para mí es la película.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, cada vez que he comentado un musical dices lo mismo: te gustó pero normalmente te repatean los musicales! Ja ja Hombre, a mí hay westerns que no me gustan nada, pero no quiere decir que me repatee el género, simplemente esas películas en concreto.

Einer dijo...

Sí, Gonzo, te hemos pillado. Enseña tu colección de musicales. XD

Grease es la hostia. Es increíble el tema de la edad de los actores, muy Al salir de clase. Stockard Channing tenía 33 tacos y se había casado ya 3 veces, y la verdad es que cuando ves la película resulta un poco ridículo que estén interpretando a chavales de 19 años, pero aún así la peli es increíble.

Los créditos, por cierto, son buenísimos también, con la canción de Barry Gibb que estuvieron a punto de no incluir.

Una peli mítica.

Raül Calvo dijo...

Lo de las edades era algo bastante normal entonces, y es algo que se sigue haciendo. ¿O no os acordáis de la infinidad de pelis de terror protagonizadas por presuntos adolescentes que parecen padres de familia?

Dr. Gonzo dijo...

No, hacedme caso, los musicales no me gustan XD

Primero: el planteamiento me parece ridículo. Eso de ponerse a cantar sin venir a cuento me da bastante vergüenza ajena

segundo: Soy bastante tiquismiquis para la música, por lo tanto, en el 97% de los musicales que he visto no me gustan las canciones.

Además, el musical es como la ciencia ficción; no lo considero un género. Por ejemplo, Alien es ciencia ficción, sí, pero en realidad es una peli de terror. Blade Runner es policiaca. Distrito 9 es una película de acción. En fin, y suma y sigue.
Un musical puede ser cómico, dramático, o incluso con tintes terroríficos.
Bajo mi punto de vista, el musical y la ciencia ficción son recursos narrativos, no géneros.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo creo más bien que hay una concepción demasiado rígida de lo que son los géneros, por un lado, y, por otro, los géneros también se pueden mezclar. Alien es ciencia ficción porque la ambientación y la trama se desarrolla con elementos propios de la ciencia ficción. También es una película de terror porque contiene elementos terroríficos. Blade Runner es ciencia ficción porque trata temas y preocupaciones propias de la ciencia ficción (qué nos hace humanos, la robótica). Aunque tiene una ambientación y una lectura propia de la ciencia ficción, también tiene algún elemento sacado de la novela negra, no por ello deja de ser ciencia ficción. Distrito 9 contiene diversas escenas de acción, pero el centro es pura ciencia ficción (el humano que se vuelve alienígena y la utilización de los extraterrestres como alegoría de la pobreza y el racismo en Sudáfrica).

Diferente es el tono. El tono de una película, es decir que sea más cómica o dramática o seria o paródica, no depende del género sino de cómo se quiera contar la historia. No hay ningún género (western, acción, aventuras, terror, etc.) que sea solo cómico o dramático. Ni siquiera las comedias o los dramas, que para eso están las comedias dramáticas.

El musical es un género ya que tiene unos códigos propios, igual que la ciencia ficción (por supuesto, la ciencia ficción se encuentra bajo el paraguas del cine fantástico que también incluye el terror y la fantasía).

Publicar un comentario