4 oct. 2011

Furia ciega (Drive Angry)


San Valentín sangriento (My Bloody Valentine, George Mihalka, 1981) es un clásico slasher, uno de mis favoritos, un gran ejemplo de lo mejor que podía dar de sí el género (como ya sabrás si has clicado en el título y leído el comentario que hice). Cuando se supo que se iba a hacer un remake me temí lo peor, ya que pensé que adaptarían la historia a los gustos actuales, cambiando los protagonistas por un montón de adolescentes. Sin embrago, me sorprendió el remake en el sentido de que no es tan malo como me esperaba que fuera, me pareció bastante divertido y agradablemente sangriento aunque no sea una película precisamente memorable.

Debido a ello, cuando se supo del nuevo proyecto de los responsables del remake, Patrick Lussier y Todd Farmer, me interesé bastante ya que parecía incidir en la vena absurda que asomaba en su versión de San Valentín sangriento. Y no me equivoqué: Furia ciega (Drive Angry, Patrick Lussier, 2011) es absurda, en el buen sentido, y también tremendamente divertida, exagerada y cargada de acción.

La película entra dentro de esta moda de recuperar el estilo y el tipo de argumentos que hicieron grande la exploitation en los 70 pero con los medios disponibles en la actualidad. Es algo que he decidido bautizar New Wave Exploitation.

La exploitation y las películas grindhouse, tal y como se entendían originalmente, desaparecieron a finales de los 70 con el estreno de Tiburón (Jaws, Steven Spielberg, 1975) y La guerra de las galaxias (Star Wars, George Lucas, 1977). Es decir, cuando los grandes estudios empezaron a hacer películas de serie B pero con los medios millonarios que tenían a su disposición. Al mismo tiempo, los distribuidores independientes empezaron a desaparecer, quedando unas pocas compañías independientes. Por supuesto, se siguieron haciendo películas independientes y de bajo presupuesto, pero tenían un aspecto más profesional, estaban mejor hechas técnicamente; en otras palabras: eran buenas películas hechas con poco dinero. Mientras que muchas de las películas exploitation de los 70 tenían un aspecto en ocasiones casi amateur, siendo la suma de la locura y lo absurdo de sus argumentos, junto a la sordidez (en ocasiones) de su acabado y el hecho de no saber cómo de lejos iban a ir, así como otros factores inherentes a la época, lo que hacían estas películas memorables.

Pero el siglo XXI ha traído consigo una recuperación de este estilo de cine setentero, no sólo a través de remakes, sino también en películas como las que ya sabéis de Quentin Tarantino y Robert Rodríguez, la motera Hell Ride (Larry Bishop, 2008) o la presente Furia ciega.

La intención de Lussier y Farmer era hacer su pequeño homenaje a las road movies de los 70 añadiéndole un toque satánico, como en la aquí comentada Carrera con el diablo (Race with the Devil, Jack Starrett, 1975). Para ello, crean la historia de John Milton (Nicolas Cage), que se ha escapado del infierno para salvar la vida de su nieta, la cual el líder de una secta satánica, Jonah King (Billy Burke), tiene intención de sacrificar. Milton será ayudado de forma reluctante por Piper (Amber Heard) mientras es perseguido por el Contable (William Fichtner), que quiere llevarse de vuelta a Milton al infierno.

Desde el principio, la película deja clara sus intenciones con una escena tan exagerada como divertida, en lo que será el tono que marcará el film. La ironía y el tongue-in-cheek dan a entender que lo que pretenden sus (ir)responsables es crear puro entretenimiento y nos recuerdan que no nos hemos de tomar la película demasiado en serio, lo que contribuye a hacer de este un film memorable y no otra olvidable y tópica película de acción.

El reparto está estupendo, todos comprometidos a hacer de este un viaje inolvidable. Para empezar, Nicolas Cage, lo amas o lo odias, borda el papel de Milton creando un personaje bastante contenido sin exagerar la "cageización". Amber Heard es introducida como Piper cantando Fuck The Pain Away de Peaches, y tras esta prometedora introducción no decepciona, siendo bella y badass al mismo tiempo sin parecer falsa o artificial. William Fichtner se lo pasa de lo lindo haciendo del Contable y Billy Burke como el líder satánico resulta una divertida mezcla entre Jim Jones y una estrella de rock. Finalmente mencionar la aparición del gran Tom Atkins, en un papel corto pero jugoso.

Disfruté como un enano viendo esta película. Tanto, que lamenté que Lussier y Farmer no fuesen los encargados de hacer la película del Motorista Fantasma o de la secuela que se ha de estrenar dentro de poco. El argumento de Furia ciega parece una mezcla entre las historias originales del Motorista Fantasma aparecidas en los 70 y las nuevas historias que escribió Garth Ennis en el fantástico Ghost Rider: Autopista al infierno. Recomiendo esta película para todos aquellos que gusten de la pura diversión à la exploitation y busquen algo alejado del realismo y la seriedad. Y, por favor, vedla en VO, ya que los diferentes acentos y la manera única que tienen de hablar en el sur de Estados Unidos, así como las estupendas interpretaciones, desaparecen con el doblaje.

14 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

A mi me encantó. Como bien dices, no es una película que haya que tomarse en serio, sólo dejarse llevar por las burradas y fantasmadas que ejecutan los diversos personajes.
Como ya dije en la entrada de Death Wish, siento especial predilección por los justicieros, y chulos y carismáticos, mejor.
Eso si, podían haber disimulado un poco a la hora de plagiar descaradamente la escena del polvo-tiroteo de Shoot em Up.

Por cierto, el remake de san valentín sangriento me pareció de lo peorcito, al mismo nivel que cualquier truño de Destino Final. Precisamente, por saber que esta película era del mismo director, estuve a punto de no verla.

Raül Calvo dijo...

Dr. Gonzo, entonces supongo que los justicieros de mi anterior post no serían de tu agrado :D. Lo de la escena del polvo-tiroteo creo que es más coincidencia que plagio, que estas cosas también pasan. De todas maneras, me resultó bastante divertida al ver a Nicolas Cage completamente inmóvil y la mujer retorciéndose encima de él como si fuera el mayor polvo de la historia. El remake de San valentín sangriento ya digo que no es una buena película, pero eso no quita que me pareciera bastante divertida.

Dr. Gonzo dijo...

Pues oye Raül, se me ha pasado por completo tu entrada anterior! No la había visto hasta que lo has mencionado jaja

Einer dijo...

Como ya sabéis soy conocido por mi animadversión a Nicolas Cage, sí obstante, la veré si lleva peluca. Lleva peluca, ¿verdad?
En cuanto a San Valentín sangriento (la del 81) me resulta especialmente aburrida así que del remake he pasado totalmente.

Javier Simpson dijo...

Suena un poco a peli estilo cómic tipo El cuervo o algo así (PD: después de leer todo el post y apuntar la peli El motorista fantasma, entiendo por donde pueden ir los tiros. Ghost rider no aburre, pero tampoco es como para entusiasmarse)
Si la etiquetas de memorable siendo un remake y de un género que homenajea la exploitation sementera habrá que dejarla en la recámara. Un día de esos aburridos tal vez la vea…
Buena entrada, Raül.

Raül Calvo dijo...

Einer, Nicolas Cage es un genio de la interpretación y en el futuro será recordado como otros genios de la altura de R2-D2 o la cerdita Peggy. ¿Y qué quieres decir con lo de la peluca? ¿Acaso insinúas algo respecto a la bella melena de este actor? En cuanto San Valentín sangriento (81), imagino que has visto la versión censurada, que es la única disponible en Europa. Échale un vistazo a la no censurada y hablamos.

Javi, Furia ciega no es un remake de nada, es una película completamente original. No sé que te ha hecho pensar eso, pero no, no es un remake.

Javier Simpson dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Simpson dijo...

Disculpas, no le leí con la suficiente atención. Creí entender que era un remake de San Valentín sangriento. Un problema de estar leyendo mientras piensas en otra cosa ;-/

Javier Simpson dijo...

Está divertida. Rock ´n roll, muchas tortas y disparos; de todas formas va a menos y el último tramo se vuelve un pelo más aburrido.
La violencia y el sentido del humor me recordaron a Robert Rodríguez y pelis tipo Abierto hasta el amanecer (aquí comparten además género fantástico), Planet terror o Machete.

Einer dijo...

Me encanta lo que apunta Javi de la exploitation sementera. Creo que se me ha pasado ese subgénero pero suena muy bien. XD

Javier Simpson dijo...

No fue mi intención, pero ya veo que queda gracioso ;-D

Raül Calvo dijo...

Javi, supongo que entre posts la debes de haber visto. Espero que fuera en VO, pero ya imagino que no. Anyway, errores los tenemos todos, por lo menos tipográficos.

Javier Simpson dijo...

Joer pues sí, la vi doblada. Suelo ver el cine doblado por costumbre y ya sé que no debería ;-/
De todas formas de vez en cuando veo cine subtitulado, pero éste suele ser de autor o clásico más bien, o independiente incluso. Media: cada 10 dobladas 1 VOS (una barbaridad!!)
Saludos.

Raül Calvo dijo...

Pues precisamente son película como ésta las que se han de ver en VO, porque dobladas pierden mucho ya que recrean un acento y una manera de hablar única de esa zona. Imagina ver una película ambientada en Andalucía o Galicia en la cual todo el mundo hablara como lo hacen en Castilla o Madrid.

Publicar un comentario