3 dic. 2012

Audrey II regresa para devorarnos a todos


26 años después de que se estrenara, gracias a la magia del Blu-ray, ya podemos ver la genial La tienda de los horrores (Little Shop of Horrors, Frank Oz, 1986) tal y como se concibió originalmente. Y he de decir que la espera ha valido la pena.

Como todos los fans de esta película ya saben, el final original seguía fielmente el de la obra musical en que se basaba. Sin embargo, tras un pase previo, este final tuvo que ser eliminado cuando los espectadores reaccionaron negativamente y cambiarlo por un final feliz. Este final feliz es el que todos hemos visto, siendo un misterio cómo era exactamente el final original.

A mediados de los 90, cuando se editó la edición especial en DVD (no en España, donde se editó una horrible edición que prácticamente te obligaba a pagar 10 euros por algo con la misma calidad que si te la hubieras bajado de Internet) venía incluido este final en la sección de escenas eliminadas. La esperanza de poder editar la versión original de la película hizo que se retirara de las tiendas esta edición, sustituida por otra igual sans el final original. Pero el mal ya estaba hecho, al cabo de poco afloró por Internet el final original, aunque incompleto, en blanco y negro y con los efectos de sonido sin añadir. Como fan de la película vi este final, aunque teniendo en cuenta la calidad y la posibilidad de que fuera editado como Cthulhu manda, decidí no verlo entero, solo vi los primeros minutos. De lo cual me alegro mucho y recomiendo a todos aquellos que no vean el final original suelto por Internet y se esperen a verlo con la película para que sea una auténtica sorpresa.

Ver La tienda de los horrores tal y como originalmente había sido concebida ha sido una gran experiencia. Warner se ha dejado los cuartos restaurando todo el metraje (algo más de 20 minutos), añadiendo los efectos de sonido y todo lo que faltaba. Ahora la película concluye con un salvaje y espectacular homenaje a la serie B y las pelis de Godzilla, concluye con un tono de humor más negro que el petróleo acorde con el de toda la película, concluye con un fantástico trabajo de efectos especiales hechos en vivo que ya forma parte de un glorioso pasado. Ahora, la película es perfecta (aunque sigo prefiriendo algunas canciones de la obra musical original por encima de las de la película, especialmente Ya Never Know que creo es mucho mejor que Some Fun Now).

La edición en Blu-ray que tengo es la americana: zona libre, todo subtitulado (aunque se pierde en la traducción el "cabrón" de la canción Mean Green Mother from Outer Space) en castellano y español de América (excepto los comentarios, como es costumbre con las películas editadas por Warner). Incluye todos los extras de la edición especial en DVD y le añade dos: el audiocomentario de Frank Oz sobre el final original y un breve documental sobre la restauración del final de la película (en el cual se repite alguna información que aparece en el audiocomentario sobre el final, así que los que no sepan inglés no se pierden nada). Además es una de estas ediciones en forma de libro, con textos que ofrecen alguna información extra y trivia sobre la película junto a una carta de Frank Oz a los fans. También se incluye la versión estrenada en cines, pero dudo que la vuela a ver tras casi llegar al orgasmo con la versión original del film.


2 comentarios:

Mario Salazar dijo...

La vi por tv, la pasaban bastante y es una buena película, entre terror y satírica, el actor por esa época salía mucho, lo recuerdo también de encogí a los niños. Yo si no soy tan fan como tú, con bonus y extras pero debe ser interesante echarle una ojeada a ese final original. Un saludo.

Raül Calvo dijo...

A mí me encantan los buenos extras porque en ocasiones te ayudan a entender el proceso de creación de la película y en algunos casos cómo se hizo una peli resulta tan interesante como la peli en sí! Saludos.

Publicar un comentario