10 dic. 2012

La endemoniada


Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad o buen gusto tal vez prefiera abstenerse de ver o saber nada de La endemoniada (Amando de Ossorio, 1975). El resto de depravados y depravadas que se preparen para un espectáculo inolvidable (que supongo familiar, por varios motivos, para los aficionad@s al cine de terror).

Como habréis podido deducir por su título (y atestiguar todos los que la han visto), La endemoniada fue el intento cañí de aprovechar el éxito de El exorcista (The Exorcist, William Friedkin, 1973). Incluso se aprovecha del hecho que la niña "endemoniada" Marián Salgado fue la actriz que le puso voz a Linda Blair en la versión doblada al castellano. Sin embargo, el director Amando de Ossorio le añade suficiente locura de cosecha propia como para que la película acabe resultando tremendamente entretenida y divertida.

En este caso, la niña acaba resultando poseída por Madre Gautière (Tota Alba), la líder de una secta satánica gitana, como venganza por ser detenida cuando quería simplemente sacrificar un bebé a Satán. Esto lo vemos en una escena genial en que después de ser pronunciada muerta, vemos el espíritu de la Gautière salir de su cuerpo y entrar en el de la niña Susana (Salgado).

La película resulta especialmente divertida en los momentos que más obviamente copia la película de Friedkin pero dándole un toque propio original. Por ejemplo, si en el El Exorcista a Linda Blair la cabeza le da vueltas, en La endemoniada es todo el torso superior de la niña el que da vueltas (en un efecto óptico que mezclado con la realización de la escena resulta divertidísimo). Otro gran momento es cuando someten a la niña a un examen médico y ella se dedica a soltar insultos y portarse mal. La aportación propia aquí es que, cuando la enfermera va a ponerle un sedante, la niña le echa un escupitajo en la cara y vemos entonces como, en lugar de seguir con la frialdad profesional del film americano, a la enfermera se le cambia la cara y con un gesto cargado de mala leche le clava la aguja a la niña, con obvia satisfacción por el daño que le ha hecho.


Luego tenemos los aspectos originales del film. Aquí el cura, el padre Juan (Julián Mateos), no pasa por ninguna crisis de fe ni nada parecido, ya que no existían entre los curas españoles de la época: eran todos dechados de fe y templanza, pero se le añade una subtrama alrededor de un antiguo amor que tuvo que abandonar para dedicarse a la fe. Esto se introduce de manera soberbia: mientras el padre Juan está tranquilamente sentado en un banco, la endemoniada se le acerca y cuestiona su virilidad y hombría de manera algo grosera, propia de una poseída. Se produce entonces un flashback y la película de repente se transforma en una especie de melodrama. Esta subtrama se sigue a lo largo de la película, cuando se descubre que este antiguo amor trabaja en una casa de mujeres de estas que fuman, te hablan de tú y te cogen de la mano. Eso sí, la fe del padre Juan es inquebrantable, no importa cuantos ligueros le pongan por delante.

Otra escena que me llamó la atención es cuando se descubre el cadáver de un bebé (que ha sido sacrificado en honor al padre Satán) en un campo de juegos: los niños en lugar de apartarse horrorizados se acercan llenos de curiosidad, solo falta uno con un palo que le vaya dando golpes. Y luego tenemos los crímenes de la endemoniada, que se dedica a matar gente con no poca alegría. A uno de los hombres que se carga lo castra (en una escena algo perturbadora al ser interpretada por una niña) y le envía el pene a la novia dentro de una caja como un regalo. Y la novia lo reconoce nada más verlo.

En definitiva, mientras Friedkin adopta en su film un tono de terror realista, Ossorio opta por el pulp más desmelenado. El resultado es un film que resulta entretenido de principio a fin, lleno de momentos impagables. Si queréis ver una película realmente buena de Ossorio, os recomiendo Las garras de Lorelei (1976) o la saga de los templarios (1, 2, 3, 4), pero si queréis divertidos viendo una película delirante, esta es vuestra película. He aquí un fragmento del film, pésimamente doblado al inglés.

10 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Si me gustó El Anticristo (la de Alberto de Martino), que es mala a rabiar, supongo que ésta no me disgustará tampoco.

Raül Calvo dijo...

Es mejor que algunas secuelas oficiales de El exorcista, eso te lo garantizo.

Javier Simpson dijo...

Me la apunto. Lo pulp a veces está muy divertido. Pero parece que poco tiene que ver con la peli de Friedkin (y no me refiero en este caso a calidad).

Un saludo

Raül Calvo dijo...

Javier, otra cosa no, pero esta peli es muy (inintencionadamente) divertida. Viéndola te das cuenta de lo que copiaron de El exorcista, no tanto el argumento como imágenes y momentos clave (tenían que disimular un poco para que no fuera tan obvio ;D). Saludos.

Mario Salazar dijo...

No conocía al director pero tengo mi lista de cintas guerreras, gore, irreverentes, pulp... y ahora añado esta, veré algunas de él, quizá algunas de la de los templarios. Siempre me ha gustado las caratulas de las novelitas pulp, de chico iba a un mercado y me quedaba observándolas, mujeres guapas desnudas, cadáveres, cadenas, sangre, colores chillones, etc. El exorcista es muy buena, pero la que me hacia temblar era la profecía, no podía con la canción de fondo. Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Mario, a mí es un director que me gusta bastante, pero si quieres una buena película suya mira la de los templarios (la segunda entrega y la cuarta son las mejores) o Las garras de Lorelei, porque esta no es buena, solo que te diviertes mucho a costa de la peli.

Einer dijo...

Jo, qué risas mientras lo leía. Debe ser descojonante. Acabo de verme las cuatro de los templarios y pensaba buscar Las garras de Lorelei. Aprovecharé para ver esta también. ¿Alguna edición en condiciones?

Raül Calvo dijo...

De La endemoniada, no. Esta editada dentro de recopilatorios de pelis grindhouse con una calidad "alternativa". De Las garras de Lorelei sí que hay una edición bastante buena (y es una peli que vale más la pena, a mí me gusta mucho) a cargo de BCI.

Félix Álvarez dijo...

Yo la vi ayer, tras los comentarios de un amigo investigador de este cine. Me gustó y no la puedo comparar con el resto de la obra ossoriana, ya que solo conozco su tetralogía templaria.

Yo he dejado unas anotaciones sobre la película en http://delouredo.blogspot.com.es/2015/12/la-endemoniada.html donde remito a esta página.

Buena noche :-)

Raúl Calvo dijo...

Pues si buscas más sobre Ossorio, te recomiendo Las garras de Lorelei, que como peli de terror está bastante bien.

Publicar un comentario