16 ene. 2013

Y menudo body es


Imagino que la mayoría conoce Jennifer's Body (Karyn Kusama, 2009), que emitieron hace poco por televisión. Yo no la había visto ni sabía de qué iba, hasta que por mi cumpleaños al empezar este año me la encontré entre los otros Blu-ray que me habían regalado. Me puse a verla sin ninguna idea preconcebida ni prejuicio, que normalmente es la mejor manera de ver una película.

Hay que tener en cuenta dos cosas para comprender mi apreciación de la película: una es que el Blu-ray te daba la opción de ver la versión estrenada en cines (la misma que pasan por televisión) o ver la versión extendida (la "unrated" americana) y yo vi directamente la extendida; la otra es que vi la película, como os podéis imaginar, en VO, factor que en este caso es MUY decisivo.

Durante los años 60, en plena beatlemanía, se cogió la costumbre en España de hacer versiones en castellano de las canciones de los Beatles. La única diferencia entre las versiones y las canciones originales era que se había alterado la letra para adaptarla al castellano. Escuchar estas versiones no es lo mismo que escuchar a los Beatles. Y no es que esta película tenga la misma calidad que una canción (de las buenas) de los Beatles, pero sí que el 90% de la diversión que proporciona este film lo hace a través de sus ingeniosos diálogos, algo que desaparece completamente con el doblaje. Son estos unos diálogos bastante divertidos que recuerdan el estilo ácido de los brillantes intercambios (de nuevo, solo en la VO) de los protagonistas de Escuela de jóvenes asesinos (Heathers, Michael Lehman, 1988). El único fallo que le encuentro es que algunas referencias están metidas con calzador, dando la impresión de que la guionista Diablo Cody está más preocupada por meter la referencia que por lo que realmente dirían sus personajes, pero solo sucede un par de veces.

Jennifer's Body cuenta la historia de dos amigas de la infancia: Needy (Amanda Seyfried) y Jennifer (Megan Fox). Tras una noche de fiesta, Jennifer regresa muy cambiada: se ha transformado en una criatura diabólica que se dedica a devorar chicos, literalmente. Needy intentará ponerle fin a los asesinatos al tiempo que intenta conservar su vida y la de su novio Chip (Johnny Simmons).

El tono del film mezcla terror y comedia, en un estilo que recuerda, además de a la mencionada Heathers, a las películas de terror de los 80, sans el gore y los desnudos, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta que proviene de un gran estudio, la Fox, aunque a través de una de sus ramas de "cine independiente" (dependiente del estudio). Esto hizo que me preguntara cómo habría sido esta película hecha con cuatro duros a través de algún estudio realmente independiente, que en lugar de dos estrellas emergentes como Amanda Seyfried y Megan Fox hubiera puesto a dos desconocidas al frente del film.

Y ya que estamos , hablemos brevemente del reparto. La protagonista es Amanda Seyfried, que interpreta una de esas típicas chicas feas hollywoodienses: es una chica guapa que lleva gafas. Seyfried es una actriz de talento, pero a mí siempre me ha parecido muy sosa. Por ejemplo, en la reciente Los miserables (Les Misérables, Tom Hooper, 2012) su Cosette queda totalmente eclipsada por la Éponine de Samantha Barks. Y aquí queda eclipsada por Megan Fox. Y no es que Fox sea una gran actriz, pero aquí recibe auténtica dirección cinematográfica por parte de la directora Karyn Kusama, por oposición a la manera de dirigir de Michael Bay que, según cuenta Fox en algunas entrevistas, su única dirección consistía en "ponte ahí y pon morritos". Por otro lado, Fox se esforzó en ponerse a la altura de los diálogos, de ahí que algunos de los momentos más divertidos los proporcione ella. El resto son habituales actores secundarios de probada solvencia como J. K. Simmons, e incluso hay un cameo del gran Lance Henriksen.

Jennifer's Body me sorprendió porque estaba mucho mejor escrita y desarrollada de lo que me esperaba. Pensaba, a juzgar por la sosa carátula, que sería una típica película de terror adolescente pero es mucho más interesante que eso. No me malinterpretéis, no es que sea una grandiosa comedia de terror que revolucione el género, pero sí que resulta mucho mejor que la media. Lo cual se debe principalmente al guion de Diablo Cody, la cual escribió un film que iba más allá de la premisa "tía buena devorando chicos". A la hora de preparar este post le eché un vistazo al tráiler y la manera en que el film se había promocionado, que es básicamente como si fuera la típica película de terror adolescente, lo cual es una lástima. Posiblemente es en parte responsable de que no funcionara muy bien en taquilla: a los que no les gustan este tipo de películas seguramente no les interesó verla por el tráiler, a los que sí les gustan seguramente se quedarían decepcionados ya que no era la típica película para adolescentes.

Esta película me ha gustado y divertido bastante, tal vez porque no esperaba nada y recibí bastante, y la recomiendo a todos y todas aquellos que disfruten con unos buenos diálogos. También la recomiendo por hacer eso tan difícil que es mezclar comedia y terror. Si no vas a ver esta película en VO, no te molestes en verla.




7 comentarios:

Patricia dijo...

La vi el otro día en la tele y me gustó.

Dr. Gonzo dijo...

Yo nunca tuve interés en ésta película hasta hace un par de meses que de repente pensé "joder, no será tan mala como dicen..."
Y es que tengo comprobado que la mayoría de veces en la que todo el mundo coincide en que una película es mala, a mí me parece buena.

Pues eso, que la veré.

PD: La Seyfried me pone mil veces más que la Fox.

Raül Calvo dijo...

Patricia, pues si a pesar de verla con anuncios y "recortada" te gustó, espero que le puedas echar un vistazo a la versión extendida, puede resultar orgásmico! :D

Gonzo, supongo que mucha gente pensaría que es mala por las razones que indico en el post, aunque tampoco es que me haya preocupado en ver mucho lo que dicen de ella. Sólo leí una crítica tras hacer el post, era en una página americana y era positiva. En todo caso, lo que me deja un poco alucinado es que Seyfried te ponga más que la Fox, pero, en fin, para gustos, colores.

Javier Simpson dijo...

A mí me pareció una peli entretenida algo mejor que la media de este tipo de pelis, para mí claramente para adolescentes (aquí discrepo contigo), de esas que etiquetan como terror para adolescentes, pero con un tono de comedia que la hace más ligera. En la parte que concierne al terror me recuerda pelis como la de Rodríguez The faculty.
Un saludo, Raül.
PD: Megan Fox es tremenda. Actuar actúa lo justo. A mí me tiene un toque ligeramente perverso en la mirada, incluso frialdad, eso puede ser peligroso :-P De su físico nada más que decir, basta con mirarla.

Raül Calvo dijo...

Bueno, Javi, si te fijas en la manera en que está hecha sí que va más allá de la típica peli para adolescentes. Es decir, las pelis de terror adolescente típicas no son más que sustos encadenados, personajes tópicos y situaciones predecibles, pensadas para el consumo rápido sin ningún interés para el aficionado. Obviamente, al estar ambientada en un instituto toca temas y dramas adolescentes, pero lo hace de una forma madura, como Heathers, algo que se demuestra por la calidad de los diálogos (en VO), que es a lo que yo me refiero. De ahí que sea superior a una película como The Faculty que está claramente pensada para el público adolescente.

Einer dijo...

He visto la versión extendida en VO y me gustó pero tampoco me pareció nada del otro mundo. Heathers, por ejemplo, me parece una obra maestra al lado de esta. Lo que más me gustó de la peli fue precisamente Megan Fox que no me parece mala actriz en absoluto. Y Amanda Seyfried tampoco me apasiona pero vaya palo gratuito le has dado, ¿no? Es cierto que Samantha Barks está mejor, pero es cantante y ha hecho el papel casi un año. Yo creo que Amanda Seyfried está bastante bien en Los miserables.

Raül Calvo dijo...

Yo la disfruté más que por la película en sí, por los diálogos que me hicieron mucha gracia, pero está claro que está a años luz de Heathers, un film que es ácido sulfúrico. Ya digo que cuando se la dirige, Fox cumple con su papel y aquí se esforzó bastante consiguiendo momentos muy creíbles cuando la sacrifican o cuando está pasando por malos momentos el demonio. Lo de la Seyfried tampoco me ha parecido tan gratuito, ella también es cantante, y muy buena, y ha participado en musicales, pero es que a mí se me hace sosa. Cuestión de gustos.

Publicar un comentario