30 ene. 2010

El Más Allá (...E tu vivrai nel terrore! L'aldilà aka The Beyond)


El Más Allá (...E tu vivrai nel terrore! L'aldilà aka The Beyond, 1981) es uno de los títulos clásicos de Lucio Fulci repleto de escenas de gore salvaje, grandes dosis de estilo visual y un argumento algo ilógico, en otras palabras: Fulci en plena forma. Es una de mis favoritas, junto con otro clásico de Fulci: Miedo en la ciudad de los muertos vivientes (Paura nella città dei morti viventi, 1980) con la que comparte actriz protagonista (Catriona MacColl) y argumento con influencias lovecraftianas.

Nueva Orleans, principios de siglo. Un pintor es emparedado en un hotel acusado de brujería. Décadas más tarde el hotel es heredado por Liza Merrill (MacColl) que pretende arreglarlo un poco para reabrirlo. Lo que no sabe es que el sótano del hotel es una compuerta a una de las siete puertas del infierno, lo que os podréis imaginar causa no pocos problemas: muertes y extraños fenómenos que retrasan considerablemente las obras. Con la ayuda del doctor John McCabe (David Warbeck, otro veterano de Fulci), Liza se enfrentará a un montón de zombis en el clímax sanguinolento habitual de Fulci.

Como hemos ya mencionado, la película contiene algunos fallos (los edificios en Nueva Orleans no tienen sótano ya que se encuentran por debajo del nivel del mar) y es algo ilógica. Pero en el caso de una película Fulci eso es una ventaja más que un inconveniente. La atmósfera, los sonidos, lo brutal de muchas escenas hace que uno se encuentre completamente hipnotizado por el film, dejando de lado sus inconsistencias.

En ocasiones se ha considerado El Más Allá como una copia de El Resplandor (The Shining, 1980, dir. Stanley Kubrick) lo cual es completamente falso e injusto. El Resplandor trata sobre un hotel en el que habita una entidad maligna (o el hotel es una entidad maligna), que posee al personaje que interpreta Jack Nicholson y lo vuelve loco. El Más Allá entra dentro del horror tal y como lo entendían los escritores de Weird Tales y el círculo de Lovecraft, que llenaban sus relatos de libros prohibidos y puertas a otros mundos.

Como curiosidad os diré que Sam Raimi utilizó un brevísimo fragmento de El Más Allá en su película Spiderman en la secuencia en que se representa la transformación de Peter Parker en Spiderman.

4 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Acabo de verme esta película, y ha sido una de: veamos si Raül la ha comentado en su blog, tan surtido de reseñas, jeje.

La verdad es que es una película ante la que me he sentido en más de un momento en plan: "¿? ¿Pero qué estoy viendo?" A los pocos minutos de metraje, simplemente me dejé llevar ante lo que veía, y joder...

Me resulta difícil explicar detalladamente lo que me ha parecido este film, tan lleno de escenas metidas porque sí para deleite del público y, a fin de cuentas, porque Lucio es Lucio; como la de los zombies que apenas se mueven; el disparo a la cabeza a una niña mientras que a un zombie no le dispara a la cabeza ni de coña, desesperando al espectador; el que aparezcan en el hotel después de la escena del hospital porque... porque... porque yo qué sé; el que un tipo sea devorado por tarántulas y luego no se sepa nada de él; la muerte (totalmente de risa) de un tío asesinado por unos cristales...

En fin, el caso es que estas películas sin aparente sentido, como "Eraserhead", de Lynch, tienen un "algo" que me encantan. Logran transmitirme mediante su falta de lógica unas sensaciones que otras películas no consiguen. Y, por supuesto, las de Lucio Fulci, en concreto ésta, no son ninguna excepción.

Raül Calvo dijo...

A mí eso es lo que me gusta: es totalmente surrealista. Junto a Miedo en la ciudad de los muertos vivientes y Aquella casa al lado del cementerio forman una especie de trilogía de horror artístico. Hace poco Arrow Films sacó una estupenda edición en Blu-ray que vale mucho la pena. Por cierto, el actor David Warbeck cuenta en el audiocomentario que no le hacía ninguna gracia disparar a los extras a la cabeza, aunque fuera con balas de fogueo, y por eso insistía en no hacerlo, de ahí pq el doctor no dispara a los muertos en la cabeza directamente, originalmente sí que debía hacerlo.

Y si no has visto todavía Miedo en la ciudad de los muertos vivientes, ¡hazlo ya!

Roy D. Mustang dijo...

De esa trilogía que mencionas es la única que me falta por ver. A ver con qué me sorprende, je, je...

Raül Calvo dijo...

Arrow Films también sacó una fantástica edición en Blu-ray de Miedo..., que creo es la mejor de las tres.

Publicar un comentario