19 ene. 2010

Rock 'n' Roll High School


Rock 'n' Roll High School es de esas películas en que la cosa está clara: si no te gusta, eres idiota.

RNRHS surgió a finales de los setenta de la productora de Roger Corman. Originalmente Corman quería hacer un film juvenil, una comedia que le diese pingües beneficios y como parecía que la música disco era muy popular pensó hacer algo como Disco High School.

Por fortuna, Corman puso el proyecto en manos de Allan Arkush y Joe Dante. Arkush inmediatamente le dijo a Corman que si quería hacer algo que triunfase no podía usar música disco porque la gente odiaría la película. Y razón no le faltaba, hacia 1977, el breve romance que Estados Unidos tuvo con la música disco llegaba a su fin y muy pronto, poco después del estreno de Fiebre del Sábado Noche de hecho, empezaría a generarse una fuerte ola de odio que llegaría al extremo de la destrucción ritual en un estadio de fútbol americano de un montón de LPs de música disco.

Dante se fue a preparar su propio clásico de culto (Piraña) y Arkush y tres guionista más (Richard Whitley, Russ Dvonch y Joseph McBride) se pusieron a trabajar sobre la historia que Arkush y Dante habían escrito. Arkush introdujo a los Ramones como la banda que aparecería en la película e hizo una gran selección con la banda sonora que incluye grandes bandas como Brownsville Station, Velvet Underground, Alice Cooper y a los Ramones, por supuesto.

La trama de RNRHS gira en torno a Riff Randall (P.J. Soles), fan número uno de los Ramones, que sueña con que la mejor banda de punk rock de la historia cante sus canciones. Sin embargo, la nueva directora del instituto, la señorita Evelyn Togar (Mary Woronov, medio malvada medio loca como suele ser habitual), tiene otros planes. Planes que se resumen en convertirse en una tirana y hacer una cruzada contra el rock and roll. En un inesperado giro de los acontecimientos, ambas iniciarán una guerra en el instituto.

RNRHS siempre tendrá un rincón en mi celulóico corazón. Por un lado, la banda sonora de esta película fue el primer disco que me compré. Por otro, estuve perdidamente enamorado de P.J. Soles. De hecho, encuentro a las chicas del periodo que va de 1973 a 1984 completamente irresistibles. Para muestra, un botón:


La verdad es que me preocupaba volver a ver esta película por miedo que la nostalgia la hubiera "engrandecido" y me decepcionase volver a verla ahora. Sin embargo, me descubrí riendo y disfrutando otra vez de la película. No sólo eso, cuando explican en un documental que el vestuario que lleva P.J. Soles en la película es todo suyo, tantas ganas tenía de participar en ella que trabajó por menos de lo habitual, me volví a enamorar de ella.

La música, los gags, el humor absurdo, los actores... RNRHS está cargada de elementos que hacen que simplemente disfrutes y goces viéndola. Es de esas películas que acabas de ver con una sonrisa en la cara diciendo: ¡qué guay! vamos a f*ll*r.

También sirve para ver como han cambiado los tiempos. Mientras que los protagonistas de High School Musical ni siquiera se besan, los de RNRHS no hacen más que buscar maneras de enrollarse, fumar sustancias ilegales y, básicamente, pasarlo bien.



0 comentarios:

Publicar un comentario