24 ene. 2012

Zorras (Foxes)


Antes de entrar en materia, aclarar unas diferencias entre el inglés y el castellano. El término inglés "bitch" literalmente significa "perra" y en ocasiones se traduce al castellano como "zorra" cuando se usa de forma despectiva, aunque el significado de "bitch" en ese sentido sería más bien "arpía". Por otro lado, "fox" en inglés significa literalmente "zorro/a" pero usado como adjetivo aplicado a una persona no significa lo mismo que "zorra" usado en castellano. "Fox", o "foxy", es usado para decir que una mujer es joven, bella y poseedora de un tremendo sex-appeal; al contrario que el término castellano, en inglés esta palabra tiene un sentido plenamente positivo y nada despectivo. Así que cuando la película califica a sus protagonistas de zorras, lo hace en el sentido positivo del inglés, no en el misógino doblemoralista sentido castellano.

Zorras (Foxes, 1980) no es una buena película, es una película de Adrian Lyne. Pretende ser una mirada seria a la adolescencia y a lo que viven los jóvenes de hoy (en 1980), pero la película parece ser tan madura como las adolescentes que representa: aunque apenas pasa nada todo es UN GRAN DRAMA, de modo que cuando realmente pasa algo dramático queda representado al mismo nivel que otros banales incidentes previos. Me es difícil de creer que nadie mayor de 15 años se pueda tomar esta película en serio.

Las protagonistas son cuatro tópicos personajes adolescentes: la-chica-responsable-e-inteligente-que-llegará-lejos Jeanie (Jodie Foster), la-chica-que-vive-al-límite-todo-son-drogas-y-sexo-pero-en-el-fondo-es-una-buena-chica-y-no-lo-haría-si-no-fuera-por-su-estricto-padre Annie (Cherie Curie), la-chica-que-hace-ver-que-es-muy-madura-pero-en-el-fondo-sólo-es-una-niña Deirdre (Kandice Stroh) y la-chica-tímida-que-todavía-es-virgen-pero-que-descubre-el-amor Madge (Marilyn Kagan). Estas cuatro chicas sufren en el instituto y su casa, deseando ser independientes y dejar un mundo que no les entiende. O mejor dicho: UN MUNDO QUE NO LES ENTIENDE.

Naturalmente, las protagonistas se portan como las típicas adolescentes, pero lo peor es que los adultos también se portan como unos adolescentes. Pero el principal problema es que la película se toma demasiado en serio a si misma, casi puedo ver al director Adrian Lyne y al guionista -es un decir- Gerald Ayres dándose palmadas en la espalda al conseguir hacer un DRAMA REAL sobre LA JUVENTUD DE HOY.

Lo que significa que antes de que puedas decir ¡Drew Barrymore! se representa a las jóvenes envueltas en un mundo de drogas, alcohol y sexo... O eso nos quiere hacer creer. Lo cierto es que su adolescencia es bastante normal, el desenfreno se reduce a ir de fiesta después de un concierto un sábado (¿quién no ha hecho eso?) y una fiesta en la que se empieza a colar gente y se sale de madre (un poco). Nada demasiado dramático. La única que realmente parece estar realmente metida en problemas de drogas es Annie, sobre la cual la película rápidamente aplica su lección moral. Porque, está claro, este es un film moralista que castiga o recompensa a sus personajes según su actitud más o menos "moral". Curiosamente, sobre el hecho de que el novio de Madge, Jay (Randy Quaid), tenga 30 años y doble en edad a la quinceañera no se dice nada, hasta parece que se premia al final.

La película sí tiene dos cosas a su favor: Jodie Foster y Cherie Currie. Ambas ofrecen unas buenas interpretaciones, especialmente destaca la cantante de las Runaways que no era actriz profesional, Foster había demostrado ya que le sobraba el talento antes de protagonizar esta película. El resto del reparto ofrece interpretaciones mediocres, en el mejor de los casos. De todos modos, dos buenas interpretaciones no salvan un dramón aburridísimo sin trama en el que las cosas van pasando hasta que se juzga que la película ya es lo suficientemente larga para ponerle punto y final.

En cierto modo, Zorras me hizo pensar en El valle de los placeres (Beyond the Valley of the Dolls, Russ Meyer, 1970): todo aquello de lo que se burló Meyer en su película, Lyne se lo toma en serio y crea un film que pretende ser dramático y profundo pero que tiene el mismo contenido artístico que un episodio de Física o Química.

8 comentarios:

Mario dijo...

Yo soy uno de los pocos que no considera a Adrian Lyne un mal director, se que tampoco es de los mejores pero me gustan películas suyas, una propuesta indecente, atracción fatal y nueve semanas y media. Así que estás hablando con un mártir de alguna forma. Comparto lo que dices de Foster, me parece que tuvo una carrera impresionnate y luego desapareció, se esfumó para dejar de ser talentosa y paso a ser muy medida. Quizás consiguió el éxito, la fama y el dinero y perdió la magia. Ésta cinta parece muy olvidable por las figuras sin matices y flaqueando por su obvia moralina. Paso entonces. Un abrazo.

Raül Calvo dijo...

Yo he intentado que me gustara Adrian Lyne, pero no ha habido manera. Aunque reconozco que La escalera de Jacob tenía su gracia.

Roy D. Mustang dijo...

No suelo decir esto, pero... ¡Qué mala pinta que tiene! (A no ser que uno no se la tome en serio, y se la vea para echarse unas risas).

Einer dijo...

A mí ni siquiera La escalera de Jacob me gustó, pero es que además su cine me resulta un poco repetitivo. La verdad, prefiero ver algo de Russ Meyer.

Javier Simpson dijo...

O sea, una de Lyne con moralina y serio. Para echarse a temblar, Raül. Es curioso que siendo como parece ser quiera verla. No me entiendo ni yo mismo.

Un saludo. Buena reseña.

Raül Calvo dijo...

Roy, sí que tiene mala pinta, pero apuntas bien al decir que uno se puede echar unas risas viéndola por lo ridícula y melodramática.

Einer, La escalera de Jacob tenía su gracia... eso no quiere decir que me parezca buena, claro. Lyne es bastante cansino porque se toma muy en serio a si mismo. Meyer era un genio y nunca aburría.

Javi, por favor, no te cortes y échale un vistazo, a lo mejor sí que te gusta si aguantas despierto hasta el final.

Javier Simpson dijo...

Lo que ocurre es que no la encuentro y si la compro puede que me resulte cara. A ver. Seguiré intentándolo

Raül Calvo dijo...

Si tienes Imagenio seguro que la echan por el canal de la Metro.

Publicar un comentario