2 ene. 2012

Cuando el aburrimiento es bueno


Este 1 de enero, como cada 1 de enero, celebro no sólo el inicio de un nuevo año, también mi cumpleaños. Y entre los presentes que me han regalado este año se encontraba la 2ª temporada en Blu-ray de la serie Bored to Death de Jonathan Ames. Una fantástica comedia de la que me he dado cuenta no he hablado aquí. Así que voy hablaros de Bored to Death, una gran serie... que parece ser ha sido cancelada tras finalizar su tercera temporada en Estados Unidos <suspiro>.

La serie está protagonizada por Jonathan Ames (Jason Schwartzman), un escritor sin éxito que decide llevar una doble vida como detective privado sin licencia, contando con la experiencia de haber leído cientos de novelas de detectives. Junto a Jonathan nos encontramos a su jefe en la revista Edition George Christopher (Ted Danson) y al mejor amigo de Jonathan, Ray Hueston (Zach Galifianakis).


Cada temporada está formada por 8 episodios de aproximadamente 30 minutos (bueno, 24, 26 o 27 minutos normalmente), así que se pasa bastante rápido. Si te gusta este tipo de humor posmoderno que a mí me encanta, claro. Es decir, si os gustan las obras de David Foster Wallace y películas como Los Tenenbaums: Una familia de genios (The Royal Tenenbaums, Wes Anderson, 2001), las posibilidades de que os guste esta serie son altas.

Pero la experiencia me dice que no es un tipo de humor muy popular. Basado en lo neuróticos, extraños e inmaduros que podemos llegar a ser; situaciones incómodas y surrealistas y unos diálogos muy trabajados; que analiza pero no condena a sus personajes. Así como los clientes que recibe Jonathan nos recuerdan que siempre hay alguien que está peor o es más neurótico de lo que creemos que somos. Por otro lado, es un humor que se basa, de hecho, en la tristeza. La vida de Jonathan es un completo desastre: le deja la novia por su afición a empinar el codo y su carrera como escritor no avanza. Incapaz de arreglar su vida, Jonathan se crea una doble vida a través de la cual alimenta una fantasía adolescente y resuelve los problemas de los demás, ya que no puede con los suyos.

El reparto es brillante. Schwartzman, es un habitual de Wes Anderson, así que este tipo de estilo humorístico le es familiar y lo ejecuta sin dificultad. Galifianakis aporta la dosis justa de excentricidad y (ligera) demencia, más cerca de sus actuaciones como stand-up (su especial en Comedy Central es muy, muy divertido) que del papel que le ha dado fama en Resacón en Las Vegas (The Hangover, Todd Phillips, 2009). Sin embargo, Ted Danson es el que me ha sorprendido, ya que lo recordaba por su papel en la serie Cheers (1982-1993) y poco más, de modo que verlo aquí ha sido un poco como verlo de nuevo por primera vez.

La 1ª y 2ª temporada de la serie deberían ser fáciles de encontrar en cualquier gran superficie. Ya tenéis vuestro primer gran descubrimiento de este año. De nada.

4 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

¡pues felicidades atrasadas, hombre!
Esta serie llevo tiempo con ganas de verla, ya que el rollo de detectives privados me gusta mucho, tanto como el humor que describes, el cual no es muy popular. Ya sabes, la mayoría de la gente prefiere el chiste fácil, y si es soez, mejor.

Esta entrada ha sido el empujoncito que necesitaba para empezar a verla jeje

Raül Calvo dijo...

Gracias. Espero que la disfrutes y le digas a todo el mundo quién te la recomendó. Si te parece un truño, no. :D

Me gusta mucho esta serie, está destinada a convertirse en una serie de culto.

Einer dijo...

Pues lo mismo digo: Felicidades atrasadas. Yo también llevo tiempo queriendo ver esta serie más que nada porque me encanta Jason Schwartzman con el acentillo ese pijo que tiene, jaja.

Un saludo.

Raül Calvo dijo...

Schwartzman fue lo primero que me llamó la atención, ya que me encantó en las películas en que lo he visto, incluso pequeños papeles como el que tiene en CQ. Échale un vistazo y disfrútala como se merece.

Publicar un comentario