23 ene. 2012

Manson


Manson es un documental dirigido por Neil Rawles, emitido ayer domingo por el canal 33 -canal autonómico catalán- dentro del espacio Grans Documentals, que cuenta, de nuevo, la historia de la secta La Familia de Charles Manson, cuyos miembros fueron los responsables del famoso asesinato de masas conocido simplemente como el caso Tate/LaBianca, entre cuyas víctimas se encontraba la actriz Sharon Tate, entonces casada con Roman Polanski y embarazada de 8 meses.

Lo que hace destacar este documental de otros dedicados a la figura de Charles Manson y sus crímenes es que está narrado por Linda Kasabian. Kasabian estuvo viviendo con La Familia cuatro semanas y fue la testigo estrella de la acusación: su declaración y colaboración contribuyó a meter en prisión a los responsables directos de los asesinatos y al instigador Charles Manson. Además de entrevistar a Kasabian, se entrevistan otros implicados como el fiscal del caso Vincent Bugliosi y la hermana de Sharon Tate, Debra.

Este documental tiene puntos positivos y negativos. Entre los negativos se encuentra el hecho de que se reconstruyen dramáticamente los eventos tal y como son narrados por los entrevistados. Estas reconstrucciones tienen un tremendo aire de telefilme y las interpretaciones no son muy buenas. La parte positiva es que ofrece unas interesantes declaraciones de los entrevistados, así como material de archivo. Si bien no hay nueva información para aquellos familiarizados con el caso, resulta interesante escuchar los eventos por boca de las personas que las vivieron.

El documental da pie a interesantes reflexiones. Manson fue un producto del sistema, es decir: tenía 32 años cuando fundó La Familia y 17 años de esos 32 los había pasado en la cárcel e instituciones de tutelaje. ¿Habría terminado provocando el mismo dolor si las instituciones hubiesen funcionado mejor? ¿O tal vez lo que le llevó a incitar una serie de asesinatos en masa formaba parte de él desde que nació?

Uno de los detalles que me llamó la atención fue que Manson acompañó al productor Terry Melcher a su casa, tras ofrecerle una muestra de la música que componía, después de que Danny Wilson, de los Beach Boys, los pusiera en contacto. Melcher luego se mudó y fue entonces que Polanski y Tate fueron a vivir a esa casa en la Tate sería asesinada junto a varios de sus amigos. Es posible que si Melcher no hubiese pasado de Manson o éste no le hubiese acompañado a casa, Tate seguiría viva. A Manson no le importaba quién vivía allí, lo que para él era significativo es que aquella casa había pasado a representar un mundo que lo rechazaba.

Para los que no conozcan esta terrible historia puede ser un documental interesante y revelador. Para los que ya estén familiarizados con el tema puede resultar interesante no tanto por lo que se cuenta sino por cómo se cuenta.

2 comentarios:

Roy D. Mustang dijo...

Interesante artículo. Esta misma tarde, si puedo, me dispondré a ver el documental.

Raül Calvo dijo...

Si no conoces mucho del caso espero que te resulte interesante.

Publicar un comentario